Revista Música

Damas progresivas II: Jefferson Airplane / Starship - Parte II

Publicado el 31 marzo 2012 por Bitacorock

Una voz de contralto para el éxito

Nacida en el estado de Illinois en octubre de 1939, Grace Barnett Wing ya había vivido y estudiado en Chicago, Los Angeles, San Francisco, Palo Alto, Nueva York y Coral Gables (Florida) antes de cumplir sus 20 años. Modelo, cantante, multiinstrumentista y compositora, en 1965 había formado la banda psicodélica The Great Society junto a su marido, Jerry Slick, y el hermano de éste, Darby.

Damas progresivas II: Jefferson Airplane / Starship - Parte II
The Great Society y Jefferson Airplane ya eran viejos compinches a mediados del ’66, pero era este último el que, en palabras de Grace Slick, estaba organizado de manera profesional y gozaba de amplia popularidad. No suena extraño, pues, que ante la falta de su primera voz femenina, Paul Kantner visualizara en Slick al reemplazo perfecto. Tampoco parece sorprendente el "sí" rotundo de Slick para emigrar a las filas de Airplane al mismísimo día siguiente del último show ofrecido en el Fillmore por su antecesora Anderson.

La vinculación de Grace Slick a Jefferson Airplane plantó el mojón más trascendente en el historial de la banda. Además de componer canciones que invariablemente se convertirían en hitos duraderos y de aportar una espléndida voz de contralto que armonizaba de maravillas con la de Balin, la sagaz Grace se llevó consigo el cariz psicodélico de su ex-banda, detalle que habría de girar 180 grados el hasta entonces típico sonido folk de Airplane. Tampoco vaciló en ofrecer su mano segura en la producción de los futuros discos y, de hecho, conferirle a la banda ese carisma particular de contar con una figura femenina bajo el reflector principal, recurso poco explotado en el rock de la época.

1967 comenzaría a toda máquina cuando el empresario Bill Graham adicionó una nueva línea en su CV: de ahora en más sería el flamante -aunque fugaz- manager de Jefferson. La propia banda también amplió su CV cuando decidió cruzar la Unión de punta a punta para ofrecer sus primeros shows en la Costa Este.

Muy pronto, sin embargo, el nombre Jefferson Airplane viajaría de boca en boca por todo el mundo.
El confort de la almohada surrealista

Con 15 días de trabajo y un presupuesto de 8.000 dólares, el grupo grabó y lanzó a la calle el álbum que se convertiría en su propia catapulta y lo haría acreedor al primer eslabón de su generosa cadena de discos de oro. Con la ayuda espiritual (así consta en la tapa) del amigo Jerry Garcia, de Grateful Dead, "Surrealistic Pillow" apareció en febrero de 1967 y, para muchos, fue y es la obra cumbre de la banda, listada por la "Rolling Stone" entre los 500 mejores discos de todos los tiempos. Dos cortes del álbum, provenientes de las épocas de The Great Society y que pronto emigraron al simple, "White rabbit" (de Grace Slick) y "Somebody to love" (de Darby Slick), escalaron bien alto en los charts estadounidenses.

Damas progresivas II: Jefferson Airplane / Starship - Parte II

El novedoso folk-rock psicodélico de la banda, fuertemente imbuido en el contenido realista de la lírica, que discurría con suma recurrencia por la alienación, el materialismo, el consumismo y la dependencia en la sociedad estadounidense por medio de disfrazadas alusiones a las drogas -hábilmente dispuestas para eludir la censura- provocó una estampida en pleno flower power e hizo de Jefferson Airplane uno de sus más notables referentes.

Damas progresivas II: Jefferson Airplane / Starship - Parte II
No pasaría mucho para el espaldarazado definitivo de la banda y la hora señalada llegó en junio del ’67 con el Monterey Pop Festival, cuya filmación recorrió el mundo entero y aún hoy puede verse en DVD y oírse en CD. Jimi Hendrix Experience, The Who, Ravi Shankar, Otis Redding, Grateful Dead, Janis Joplin, The Mama’s & The Papa’s, Jefferson Airplane, Simon & Garfunkel y The Byrds, entre las principales atracciones -los Beach Boys ausentes con aviso- se dieron cita en Monterey (California) a lo largo de tres días consecutivos e inauguraron un prolongado rosario de mega-recitales rockeros que alcanzarían su cúspide dos años más tarde en Woodstock, el concierto que, para muchos, cambió la historia del rock.

La amplia exposición internacional que cosechó Airplane, gracias a la grabación y filmación de sus dos temas interpretados en Monterey se vio reforzada a nivel nacional con sus asiduas presentaciones, como era típico de la época, en los ultra-populares shows televisivos de Johnny Carson en la NBC y de Ed Sullivan en la CBS, además de muchos otros.

.
Cambiando de almohada

Cada vez más inmersa en la búsqueda de un sonido heavy, la banda encaró una dirección musical diferente, ya bien notoria en su tercer álbum, "After Bathing at Baxter’s", editado a fines de 1967. Las canciones pop de su antecesor -aunque una rápida audición del mismo decanta ondas psicodélicas por sí solas- se transformaron en cinco "suites" de 8 minutos de duración promedio, una de las cuales hace gala de un prolongado instrumental ("Spare Chaynge") para lucimiento de sus autores Casady, Dryden y Kaukonen. El aporte autoral de Slick se reduce a un solo tema, "rejoyce", homenaje que la cantante rinde con su voz y su piano a la novela "Ulises" de James Joyce. La curiosa manía de Slick de titular nombres propios con minúscula no terminaría con esta canción, como ya veremos más adelante.

Damas progresivas II: Jefferson Airplane / Starship - Parte II
Los dos simples extraídos del nuevo álbum, "The ballad of You and Me and Pooneil" y "Watch her ride" (ambos de Kantner) posicionaron muy lejos de sus antecesores y a la larga desalentarían futuras ediciones de Airplane en dicho formato. "After Bathing at Baxter’s" también establecía definitivamente la supremacía del dúo Slick-Kantner en la conducción global de la banda, en detrimento del inspirador Balin y sus composiciones pop.

Esta y otras desavenencias comenzaron a circular generosamente en el sexteto y alrededores, al punto de provocar la expulsión del manager Graham. Sin embargo, 1968 aclaró diáfano para Jefferson Airplane, que por primera vez cruzaba el Atlántico, entre agosto y septiembre de ese año, en el marco de una extensa gira europea.

Momento más que propicio para el lanzamiento del nuevo álbum "Crown of Creation" (septiembre del ’68), nombre tomado prestado de uno de sus cortes: "Por lealtad a su especie / No pueden tolerar nuestras mentes / Y por lealtad a nuestra especie / No podemos tolerar sus obstrucciones", canta Slick, también con letra prestada. Otra novedad es "Triad", tema de David Cros­by, entonces cantante de los Byrds y posteriormente miembro del legendario Crosby, Stills, Nash & Young.

Era hora, también, de un producto en vivo, circunstancia que la RCA aprovechó para editar "Bless It’s Pointed Little Head"en febrero del ’69, álbum que recoge actuaciones de Airplane en los Fillmore East (Nueva York) y West (San Francisco) a finales del año anterior.
De modo que con cuatro álbumes de estudio y uno en vivo en menos de cuatro años, la banda hacía buen acopio de productos que, en poco más, verían la luz gigante del festival rockero más célebre de todos los tiempos.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista