Revista Cine

El azul no es siempre el color más calido

Publicado el 04 septiembre 2013 por Fimin

04 de Septiembre del 2013 | etiquetas: Festival de Cannes, Entrevistas

Twittear el-azul-no-es-siempre-el-color-mas-calido

El nuevo póster para "La vida de Adele" ha venido acompañado de las recientes declaraciones del dúo protagonista sobre la ardua tarea que supuso trabajar para Kechiche. Las dos lo describen como un genio, pero terriblemente torturado, y a la pregunta de si piensan volver a trabajar para él, son tajantes: Nunca. 

También coinciden en que la famosa escena de sexo es demasiado larga y que las dos se avergonzaron en su premiere en Cannes al estar toda su familia en la misma sala. Ni las palabras de Keniche confortando a Adele Exarchopoulo pidiendo que imaginara que no era ella, sirvieron para que no pudiera evitar cerrar los ojos. Una vez más, la polémica rodea a la película, y a pesar de ello nadie duda, ni dudará, en seguir calificándola como la obra maestra de uno de los genios del cine contemporáneo de nuestro tiempo. Nosotros solo podemos pensar en el momento de su estreno en España. 

Extractos de la entrevista: 

"Nos advirtió que teníamos que confiar en él, tener una confianza ciega, y dar muchísimo de nosotras mismas. Estaba haciendo una película sobre la pasión, así que quería que hubiera escenas de sexo, pero sin coreografía, como escenas de sexo especiales. Nos dijo que no quería ocultar la sexualidad del personaje porque es una parte importante en todas las relaciones. Pero una vez estábamos rodando, me di cuenta de que realmente quería que se lo dieramos todo. Mucha gente ni siquiera se atreve a a pedir las cosas que nos pidió, y son más respetuosos - te calmas durante las escenas de sexo, las coreografían, lo cual desexualiza el acto".  Seydoux

"Keniche siempre estaba buscando algo, porque realmente no sabía muy bien lo que quería. Pasamos semanas rodando escenas. Incluso cruzar la calle era difícil. En la primera escena donde nuestros caminos se cruzan y es amor a primera vista, tan solo dura treinta segundos, pero nos pasamos todo un día entero rodando, unas 100 tomas. Al final me acuerdo que estaba mareada y no podía ni sentarme. Y al final, Keniche se enfureció porque había andado hacia Adele y me había reído un poco, porque habíamos estado caminando y haciéndonos esa mirada todo el día. Así que era, muy, muy gracioso. Y Keniche se puso como un loco y cogió este pequeño monitor en el que estaba viendo la escena y lo tiró a la calle chillando: "No puedo trabajar en estas condiciones"."  Seydoux

El azul no es siempre el color más calido


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas