Revista Diario

El dedo en la sien

Por Lizardo

Leo línea en una novela donde personaje femenino discurre por la calle y ensordecida ante bullicio se lleva manos a las orejas prosiguiendo así su camino. Un peatón que va en sentido contrario se cruza con ella -el autor no explicita si tropiezan- e ipso facto la mira con odio y se lleva un dedo a la sien.


El autor afirma que dicho ademán en el idioma de los gestos de todos los países significa que se le indica a alguien que está loco, tocado o mal de la cabeza.


Sin convenir o refutar la supuesta universalidad de semejante gesto del dedo índice llevado a la sien en movimiento giratorio remedando el tornillo supuestamente ausente (pero ¿en todas las culturas?, ¿en todas las latitudes?) sorprende sutil ambigüedad no captada de dos tan cercanos -en la aprensión y animosidad consecuente- gestos: ¿fue llevado más bien el dedo del transeúnte hacia sien simulando  gesto de revólver amartillado y presto al disparo?

El dedo en la sien

Enlace:
- Gala Pellicer, Susana. “‘Perder un tornillo’: una imagen simbólica en el contexto de la Ilustración”. Culturas Populares. Revista Electrónica 8 (enero-junio 2009), 21pp. (PDF)


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revistas