Revista En Femenino

El eterno debate

Por Ladya
El eterno debateHace unos días se estubo debatiendo mucho sobre la lactancia en dos blog que sigo. Uno, el origen de todo, es el blog de Estanjana Yo madre. El otro, el de la Teta Reina, Con la teta hemos topado.
Como siempre, el tema de la lactancia siempre desata pasiones.
Así que hoy, para hacer gala de los adjetivos con los que se nos califica a las madres prolactancia por ahí, voy a hablar un poquito del tema.
Está claro que cada uno es libre de hacer lo que quiera con su vida y la de su hijo, pero creo que es importante estar informada en todo momento sobre las opciones.
Dar un biberón siempre es más cómodo, más descansado, más libre, pero, para mi, la maternidad no es eso. Para mi ser madre implica esfuerzo y sacrificio. Si por defender la opción que me parece mejor para mi bebe, por relegar mis prioridades a un segundo puesto y por creer que mucha gente elige el camino fácil soy una sectaria o una talibana de la lactancia... Pues si, lo soy.
Comprendo que hay madres que, aunque desean dar el pecho, no pueden hacerlo por diversos motivos, aunque la realidad es que, la mayoría de los fracasos, se deben a una falta de apoyo o de información ( no me subió la leche, mi leche no le alimentaba, se quedaba con hambre,...), porque las razones médicas son más bien reducidas ( HIV +, quimioterápia, uso de yodo,...).
Sinceramente, creo que hay muchos problemas de lactancia que se pueden solventar con voluntad y esfuerzo, buscando asesoramiento y ayuda. Y lo se por experiencia, porque mis inicios en la lactancia no fueron fáciles, pero mi convicción por estar haciendo lo mejor para mi hija me han llevado a superar todas las dificultades y a conseguir una lactancia prolongada de casi 22 meses ( y seguimos sumando...)
Luego está el grupo que decide no dar el pecho por razones variopintas como que se caen los pechos ( será que no se han caído ya con el embarazo...), se sienten atadas ( para mi siempre ha sido una liberación, solo tenía que salir a la calle con las tetas puestas...) o como leí en algún comentario, que le daba asco darle el pecho a su hijo ( lo siento, no lo entiendo, lo mire como lo mire, no lo entiendo...)
La verdad es que, en general, este es un debate estéril, ya que las madres que no han amamantado se sienten siempre atacadas por las madres prolactancia y sienten la necesidad de justificarse. Muchas veces he leído que las madres lactantes se creen superiores y que hacen sentirse mal a las que dan biberón y que incluso las llaman "malas madres". Pero a uno no le hacen sentir, sino que uno siente. Tal vez deberíamos todas aprender a reconocer nuestros propios sentimientos respecto a la lactancia y pasar de lo que digan y opinen los demás....No son los demás los que nos culpabilizan, sino nosotras mismas.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :