Revista Cine

'El francotirador': El gran héroe americano

Publicado el 20 febrero 2015 por Muchcine @muchcinecom
'El francotirador': El gran héroe americano http://www.muchcine.com/2015/02/el-francotirador-el-gran-heroe-americano.html 'El francotirador': El gran héroe americano Sinopsis El marine del grupo de operaciones especiales de la Marina de Estados Unidos, Chris Kyle, es enviado a Irak con una sola misión: proteger a sus compañeros de ejército. Su precisión milimétrica salva incontables vidas en el campo de batalla y, a medida que se extienden sus valientes hazañas, se gana el apodo de Leyenda. Sin embargo, su reputación también crece detrás de las líneas enemigas, de manera que ponen precio a su cabeza y se convierte en objetivo prioritario de los insurgentes. También se está enfrentando a otra batalla en casa: ser un buen marido y padre desde el otro lado del mundo.
Ficha técnica Título original: American sniper País: USA Año: 2014 Duración: 134 min. Género: Biopic, Drama, bélico Dirección: Clint Eastwood Interpretación: Bradley Cooper (Chris Kyle), Sienna Miller (Taya Kyle), Jake McDorman, Luke Grimes, Navid Negahban, Keir O’Donnell Guión: Jason Dean Hall; basado en el libro de Chris Kyle Producción: Bradley Cooper, Clint Eastwood, Andrew Lazar, Robert Lorenz y Peter Morgan Fotografía: Tom Stern Montaje: Gary D. Roach Diseño de producción: James J. Murakami y Charisse Cardenas Vestuario: Deborah Hopper
'El francotirador': El gran héroe americano
Crítica Hay tres tipos de personas en este mundo. Algunos no quieren creer que el mal existe en este mundo y, cuando llama a su puerta, no saben defenderse a sí mismos. Son las ovejas. Luego están los predadores que hacen presa del débil, los lobos. Y por último existe un tipo de personas que viven para enfrentarse al lobo y proteger a las ovejas. Son los perros pastores. De esta manera tan simplista resumía el padre de Chris Kyle, el francotirador más letal de la historia militar estadounidense, a la raza humana. Este pensamiento caló tan hondo en el personaje a quien se dedica la última película de Clint Eastwood, que el propio Kyle  –correcto Bradley Cooper, sin más- llegaba a categorizar a quienes le rodeaban de una manera aún más simplista. Lo incomprensible para él era quedarse en casa viendo cómo las Torres Gemelas caían el 11-S. Si no luchas por tu país, eres un cobarde. En “American Sniper”, Eastwood se deja llevar por ese espíritu simplista y sirve una cinta manipuladora y extremadamente patriótica que solamente muestra una de las dos caras de la contienda. Aquí hay unos buenos perfectamente definidos, los americanos, y unos malos malísimos, los insurgentes irquíes, y cada fotograma desprende un hedor a propaganda. Es un film tremendamente localista. Sólo con la moral patriotera yanqui podría valorarse y comprenderse una propuesta como ésta. Por el camino, además de conferir un halo de romanticismo a la figura del francotirador, de un cowboy que se ve afectado por disparar a un niño en la cabeza pero que siempre rendirá cuentas ante Dios por cada vida que ha quitado con orgullo, porque lo ha hecho por su nación, asistimos a todo un manual de tópicos imprescindibles del género bélico. Desde la violencia engendrando violencia hasta la adicción que produce la guerra, algo que Kathryn Bigelow ya retratase con mucha mayor objetividad y frialdad en la muy superior “En tierra hostil”. Sin embargo, lo peor de “American Sniper” es que tras la cámara se encuentra un clásico del celuloide como Eastwood. Un maestro que se atrevió a cuestionar el patriotismo yanqui a través de una fotografía mítica en “Banderas de nuestros padres” para luego poner la otra mejilla, la del bando japonés, en la soberbia “Cartas desde Iwo Jima”, tratando a ambos bandos como iguales. Aquí no tenemos eso, ni siquiera se reconoce al realizador de obras míticas como “Sin Perdón” o “Mystic River” salvo por un ritmo tan pausado que puede llegar a aburrir. Lo que sí tenemos es un trabajo de encargo obra de un cineasta que ha venido a glorificar la figura del gran héroe americano desde la más absoluta cobardía. NOTA: 3 sobre 10
Gerardo Medina Pérez Compartir Votar esta anotación en Bitácoras.com Publicado por

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • El grinch

    grinch

    Hoy día de reyes toca decir adiós a la Navidad, mañana las tiendas y calles dejarán atrás los adornos para entrar de lleno en la campaña de las rebajas,... Leer el resto

    Por  Descubrepelis
    CINE, CULTURA Y OCIO
  • El arte en el Virreinato

    arte Virreinato

    En el transcurrir de la historia, el hombre peruano a plasmado en el arte sus creencias, costumbres y culto. Durante la colonia, la pintura, la escultura, la... Leer el resto

    Por  Enrique
    CULTURA Y OCIO, HISTORIA, VIAJES
  • El tangalón

    tangalón

    Hola queridos [email protected] En esta ocasión os voy a hablar del tangalón, nombre que descubrí ayer noche para designar esos pantalones extremadamente cortos en los qu... Leer el resto

    Por  Airin
    CÓMICS, CULTURA Y OCIO
  • El artista, el pícaro y el galán

    artista, pícaro galán

    MICKEY ROONEY: El artista “Una leyenda, obviamente, pero algo más: agradecido, gentil, vital y cálido” (Shawn Levy, director de “Noche en el museo”) Como... Leer el resto

    Por  Clementine
    CULTURA Y OCIO
  • El guardia, el poeta y el prisionero. Lee Jung-Myung

    guardia, poeta prisionero. Jung-Myung

    "Quizá la vida no tenga un sentido. En cambio la muerte requiere claridad, no para demostrar que se ha producido, sino por el bien de quienes sobreviven. Leer el resto

    Por  Mientrasleo
    CULTURA Y OCIO, LIBROS, LITERATURA
  • El Hormiguero

    Hormiguero

    Mañana estará Pablo Alborán en El Hormiguero. Y para que no te lo pierdas, desde Muy Alboranista! hemos recopilado toda la información necesaria para que veas e... Leer el resto

    Por  Marta
    CULTURA Y OCIO, MÚSICA
  • El Maquinista

    Maquinista

    Trevor es un operario de máquina en una fábrica, no logra conciliar el sueño, pero no es un insomnio corriente puesto que como él mismo le... Leer el resto

    Por  Oscar Saura Bardaji
    CULTURA Y OCIO

Revistas