Revista Insólito

El Halloween sí es cristiano

Publicado el 30 octubre 2015 por Belduque
El Halloween sí es cristiano
Hoy en día es muy común encontrarse personas de distintos cultos cristianos que se han dedicado a promover la errónea creencia de que la celebración del Halloween tiene una connotación maligna o perversa, cuando en realidad sus creadores fueron los mismos cristianos, hace algunos siglos.
Para empezar la palabra Halloween viene de la frase “All Hallows Eve” que se refiere a la festividad cristiana católica denominada "Víspera del Día de todos los santos", la cual se celebra el 31 de octubre, un día antes de "La festividad de todos los santos" más conocida como “Día de todos los santos” que se festeja el 1 de noviembre, la cual instituida por el Papa Bonifacio IV, en el siglo VII, en honor de la Virgen María y todos los mártires de la iglesia católica.
Con el paso del tiempo, esta celebración fue extendida en honor a todos los santos, de ahí su nombre moderno de “Día de todos los santos”. En la antigüedad las personas hacían una vigilia de oración en honor de los santos durante la tarde anterior (la víspera), pero las costumbres regionales “paganas”, combinado con el sincretismo cultural practicado por el antiguo cristianismo, hicieron que esa tradición cambiara, resultando en una conmemoración menos religiosa y mucho más festiva, en donde las celebraciones desplazaron a la tradicional oración religiosa.
Mucho se dice que todo esto viene de los ritos de los antiguos celtas y druidas para celebrar el día de Samain o Samhain, día que los espíritus se reunían la última noche del año para examinar los acontecimientos del pasado y del futuro, pero también visitaban sus antiguos hogares en la Tierra, que era la celebración del año nuevo celta. Recordemos que cuando los romanos conquistaron los territorios dominados por los celtas, especialmente en Escocia e Irlanda, ellos añadieron esta celebración al festival romano de "La Cosecha" que realizaban el 1 de noviembre en honor de la diosa Pomona, pero cambiaron su celebración para el 31 de octubre.
En la antigua religión de los celtas, que no tiene nada que ver con la “wicca”, los druidas, quieres eran los clérigos de este culto,  acostumbraban encender grandes fogatas en la noche del 31 de octubre en la cima de las colinas y cerros, con el propósito de proteger a la comunidad de malos espíritus y alejarlos. Algo que de maligno no tenía nada, sino todo lo contrario.
La actual celebración de Halloween no tiene nada que ver con esa antigua práctica de los celtas, es una festividad de origen cristiano católico, que hasta en su nombre se refleja esta idea, pero la "Víspera del Día de todos los santos" dejó de ser una celebración religiosa y se convirtió en una fiesta netamente laica, en la que las prácticas burlescas o satíricas relacionadas con el sentido misterioso de la muerte se desarrollaron, convirtiéndose en el actual Halloween que todos conocemos.
Debemos recordemos que a finales del siglo XIX, los inmigrantes irlandeses, quienes eran principalmente de religión católica, introdujeron esta celebración en los Estados Unidos, que con el paso de los años, entró en México y América Latina, pero que hoy en día en prácticamente en todo el mundo se celebra, incluso en países que no son principalmente cristianos.
Algo muy relacionado a estas fechas es la celebración cristiano católica del "Día de Muertos" o "La conmemoración de los Fieles Difuntos", que se festeja el 2 de noviembre, en la cual se levantan altares para recordar a los seres queridos que han fallecido. Tradicionalmente se elaboran con siete escalones en donde se colocan objetos que pertenecieron al difunto y alimentos o bebidas que le gustaban. Según la tradición mexicana, el espíritu de los difuntos regresa para visitar a sus personar queridas y se lleva consigo algún alimento para el camino de regreso al cementerio. En las iglesias se hace una oración especial por el descanso eterno de sus almas.
Aquí en México se relaciona mucho esta fiesta con los antiguos aztecas, quienes tenían una celebración muy similar en la que veneraban a Mictlantecutli y Mictecacihuatl “El Señor y la Señora del lugar de los muertos”, a quienes se le rendían honores de una forma muy parecida al actual Día de muertos. Aunque siendo realistas, no tiene nada que ver con esa antigua tradición azteca, y surgió de ese sincretismo de tradiciones.
A pesar de ser de origen cristiano católico de Halloween, se ha relacionado mucho con rituales de magia negra o satanismo. Pero se sabe que para las personas que siguen esas creencias solo es una fecha más en su calendario, de hecho el denominado “Sábado de Gloria” de la Semana Santa cristiana, es uno de los días principales que ellos usan para sus rituales. Aunque según a ellos les convenga, a sus creencias, los pueden realizar sin importar la fecha. No es que sea una fecha muy importante para ellos, lo hacen para burlarse de la tradición cristiana, por lo que esos rituales oscuros no tienen nada que ver de forma directa, con esa festividad.
La tradición del Día de muerto y la festividad del Halloween se pueden llevar, perfectamente, de la mano sin estorbarse una a la otra. Una celebración no opaca la otra, ambas son toda una tradición mezclada con algo de mitos y leyendas, las cuales no tiene nada de maligno, aunque algunos “religiosos” y la mercadotecnia las pinten como maligna.
Los tradicionales canticos de “Noche de brujas Halloween” o “Dulce o travesura”, tan usados por los niños y adolescentes hoy en día para ir a pedir dulces de casa en casa esa noche, no tienen nada de maligno, solo forma parte de esa tradición que ha evolucionado, como la sociedad misma.  
¡Feliz Halloween y Feliz Día de Muertos para todos! No hay porque temerle a los muertos, más miedo hay que tenerle a los vivos.
https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista