Revista Cine

El maravilloso mundo de Roger Corman

Publicado el 15 noviembre 2011 por Fimin

Premiado en Sitges, donde paseó su entrañable sonrisa, Roger Corman es una de esas figuras sin las cuales no se podría entender la historia del cine norteamericano. Realizado durante el rodaje de "Dinoshark" (el título lo dice todo), Alex Stapleton retrata mediante "Corman's World: Exploits Of A Hollywood Rebel" a este productor atípico, auténtico francotirador en el marco de Hollywood y valedor de algunos de los directores más importantes de la historia reciente. Lo hace a través de un sinfín de material de archivo y de entrevistas –desde Jack Nicholson a Joe Dante pasando por todo un dream team de cineastas–. Un documento exhaustivo sobre un creador infatigable de quien en filmin poseemos cuatro de sus títulos más emblemáticos (aún y teniendo en cuenta que tiene más de 300 en su haber...). Ayer se hacía público su primer tráiler oficial, hecho que aprovechamos para dedicar la semana a Roger Corman. Un día de lluvia como cualquiera de los que nos espera esta semana puede resultar inmejorable para disfrutar con "La pequeña tienda de los horrores," "Un cubo de sangre," "El Terror" o "The Fast & The Furious." Os dejamos con Roger Corman en todo su esplendor.

Increíble pero cierto. Hasta "Corman’s World: Exploits of a Hollywood Rebel" aún no se había rodado ningún documental enfocado en la vida y obra de Roger Corman. Quizá porque el propio cineasta ya habló al respecto con todo lujo de detalles en su libro How I Made a Hundred Movies in Hollywood and Never Lost a Dime, editado en España bajo el título de Cómo hice cien films en Hollywood y nunca perdí ni un céntimo (Laertes, 1992), donde incluso contaba con la participación de la mayoría de sus colaboradores. La debutante directora Alex Stapleton llena este vacío con un tributo necesario que reivindica al director de El entierro prematuro como mucho más que el gran velocista del cine, aquel director capaz de romper todos los récords cuando se trata de realizar películas con un mínimo de días y de presupuesto.

De hecho, Corman (que aparece, a sus 85 años, actualmente activo en la producción del telefilme Dinoshark) habla poco en el documental. Stapleton invita a las personas de la profesión que trabajaron con él para evidenciar no solo que las producciones de Corman deben ser las que concentran más anécdotas por fotograma impreso, sino, sobre todo, que es una figura clave del cine norteamericano off Hollywood. La lista de testimonios es impresionante: Joe Dante, Jonathan Demme, Martin Scorsese, John Sayles, Peter Bogdanovich, Ron Howard, Peter Fonda, David Carradine, Bruce Dern, Robert De Niro, Jack Nicholson (en una de sus mejores apariciones en el cine en años, atención a frases como “I hated Star Wars” o al momento en que se emociona), Pam Grier (representante femenina de una filmografía repleta de mujeres de armas tomar, tanto delante como detrás de la cámara)... La única ausencia destacada es la de Francis Ford Coppola; el resto de nombres que pueden echarse de menos, de Traci Lords a Monte Hellman, aparecen en los créditos finales como entrevistados que no llegaron al montaje final. Sólo por haber alimentado a semejante plantel de directores e intérpretes, lo mejor del Nuevo Hollywood de los años setenta, este gentleman de la serie Z ya merecería tal homenaje fílmico.

Pero Stapleton no se conforma con elaborar el típico documental lleno de curiosidades divertidas y elogios más que merecidos. A medida que avanza el metraje, se va dibujando el perfil de una figura única que encarna un determinado discurso ético y estético sobre el cine. Corman no solo ha demostrado que se puede llevar a cabo una carrera de largo recorrido en Estados Unidos sin pisar un estudio de Hollywood y, además, ganar dinero. También supo dirigirse al público adolescente mucho antes de que Hollywood descubriera ese target; desarrolló una forma de creación Do it yourself cuando aún no se había popularizado dicha expresión; se anticipó al cine contracultural de gran éxito impulsado por Easy Rider; combinó sin complejos la producción del exploit más cutre con la distribución de películas de Truffaut, Fellini, Bergman y Kurosawa…, y filmó, entre otras, algunas de las mejores adaptaciones de Poe a la gran pantalla. Cuando poco antes de los créditos los Ramones aparecen cantando Rock’n’Roll High School, constatamos que con Corman’s World: Exploits of a Hollywood Rebel hemos asistido a la gloriosa celebración de un auténtico rebelde del cine.
 


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas