Revista Cultura y Ocio

El SEÑOR SOL – Cuento Infantil

Publicado el 06 octubre 2013 por Diego Diego F Ospina @DiegO_OzpY

El SEÑOR SOL – Cuento Infantil

El SEÑOR SOL

Una mañana el señor sol estaba tan feliz y brillaba mas que nunca, el era feliz porque decía que todos en el bosque necesitaban de su luz, pero lo que el no sabia era que en el bosque habían unas plantitas que no les gustaba mucho el sol y ese sentían que morían de calor, lo que una de ellas decidió hablar con el, para que le bajara un poquito a su luz.

Pero el señor sol al oír a la plantita que desesperada le pedía que bajara un poquito su luz se entristeció, al saber que le había echo daño a tan pequeñas y hermosas plantitas y decidió ocultarse tras una nube para que no lo vieran llorar y como no quería hacerle mas daño a nadie pensó que lo mejor era no volver a salir mas y de tanto llorar se quedo dormido hasta que la luna y las estrellas al caer la noche le preguntaron que lo tenia tan triste y el les contó lo sucedido y la decisión que había tomado, ninguno de ellos estaban de acuerdo pero nada de lo que dijeran lo haría cambiar de opinión.

A la mañana siguiente todos en el bosque esperaban ansiosos que el señor sol los despertara con su hermosa sonrisa y su cálido resplandor, pero esta vez no fue así, todo estaba oscuro y el señor sol no estaba por ningún lado, la tristeza se apodero del bosque, que le habrá pasado, se habrá enfermado decían algunos animalitos si el todas las mañas aparece sonriendo tras las montañas no se puede haber ido así que decidieron ir a buscarlo y a todo el que veían le preguntaban sino habían visto al señor sol pero la respuesta era no.

Así que decidieron volver y al ver que todos estaban triste el señor sol asomo su carita tras la nube y les dijo que el quería hacer mas daño con su luz por eso no iba a salir mas y al oír eso las plantitas que no les gustaba tanto el sol le dijeron -no haga eso señor sol, todos lo necesitamos que triste esta el bosque sin su luz, solo que a mis hermanas y a mi nos gusta mas el agua fresca y tibia y si usted no esta el agua del bosque estará muy fría para nosotras y disculpe que lo haya echo sentir mal ya no este triste todos lo queremos al oír estas palabras el señor sol se lleno de emoción y volvió a sonreír-. Esa noche el señor sol durmió feliz porque todo se había aclarado y el volvería a salir como cada mañana para alegrar el bosque y a los que en el vivían.

Fin.

Escrito por: Yakibel Chiru

9.045734 -79.485397

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista