Revista 100% Verde

Elisa, se despidió de este mundo dulcemente y con mucho amor

Por Nofler @nofler8
Ese día, como cada tarde le llevaba preparada una rica merienda en la bolsa, unas fresas, miel, embutido y el pan de Aldea  que tanto le gustaba, no recuerdo si hasta llevaba  galletas de mantequilla, esas que hago y que tanto gustan a todos.Era primavera , la abrigué un poco y la saqué al parque que estaba cerca de la residencia donde pasó sus dos últimos años. Como cada tarde cogí la silla de ruedas y me dispuse a darle la merienda mientras observabamos a los niños como jugaban y ella y yo nos cruzábamos palabras y cariño, pero ese día no estaba muy receptiva, no había palabras... 
Su luz estaba apagada, su cara marcaba sus huesos, parecía tener la cara de la muerte en escrita en su rostro pero en ese momento no lo pensé, tenía un color pálido, casi blanco y su agotamiento no era muy normal. 
Solo me dijo llévame a la cama...No quiso la merienda y no quería ni hablar, sin pensar en que la muerte le visitaba, inocentemente la lleve a donde ella me pidió, sin insistirle más, guardé la merienda y me dispuse a realizar sus deseos. Llegamos a la residencia y tuve que pedirles por favor  que la metiesen en la cama, que estaba cansada, la suerte estaba conmigo, milagrosamente me hicieron caso y no tardaron en venir a acostarla y dejarla tranquila,a gusto, preparada...
En sus normas no podían hacerlo, todos se acostaban a la misma hora...pero se portaron muy bien con nosotras.Aunque su rostro estaba pálido, su SER estaba tranquilo con una calma jamás observada por mi.  Al acostarla quedó cómodamente en su cama , me miraba con cara de agradecimiento y felicidad , con mucho amor, pero no me decía nada, se estaba muriendo...y yo no me di cuenta en esos momentos de amor y complicidad.Le dí un beso y un abrazo, sin saber que se sería nuestro último momento juntas.Ella se marchó en paz, sin sufrir, acostada en la cama, con mucho amor, todavía recuerdo su sonrisa en 
paz ...Mamá, te amo y te agradezco todo lo que hicieste por mi y por todos, tu gran amor vive en mi corazón, te siento viva en todas mis cédulas, en todo mi sentir, tu eres mi fuerza y mi pasión.
Te recordaré así, fuerte y valiente como siempre has sido, así vivo...
Resultado de imagen de silla de ruedas ancianaGracias por tanto, gracias por la vida

Volver a la Portada de Logo Paperblog