Revista Cocina

Falso flan de queso y yogur

Por Juanbellas

Esta receta de flan, en cierto modo, es un poco una trampa, de ahí que en el enunciado ya quise incluir lo de “falso flan”.

Aquí no vamos a tener huevos que cuajen por efecto del calor tomando la forma del molde, como ocurre en los flanes de toda la vida.

Realmente las coincidencias se limitan a que ambos tienen una base de caramelo líquido que facilita el desmolde, y que se nos queda en la parte superior una vez incorporado a la fuente donde lo vayamos a servir.

Falso flan de queso y yogur
Falso flan de queso y yogur
Falso flan de queso y yogur

Pero bueno, me apetecía hacer algo diferente, que no necesitase de horno, simplemente unas horas de nevera y listo.

Y para eso, si buscáis algo sin demasiadas complicaciones con la que sorprender a vuestros [email protected] y [email protected], este “falso flan” os vendrá de perlas.

Las fases de la receta

En esta receta tan solo deberemos estar pendientes de remover para que no se nos pegue el líquido en la cazuela, siempre a fuego medio, y no dejar apenas hervir la mezcla.

Planteamiento

Haga click para ver el pase de diapositivas.

En esta primera fase vamos a preparar la crema que llevaremos al fuego después.

Partimos de 250 ml. de leche a la que le añadimos 2 sobres de cuajada en polvo y lo mezclamos todo muy bien. Reservamos para después.

En el vaso de la batidora vamos a incorporar los 200 g. de queso crema, los dos yogures naturales tipo griego de 125 ml. cada uno, los 200 ml. de nata líquida de la de cocinar, no de la de batir, y unas 2 cucharadas de azúcar.

Batimos todo bien hasta que nos quede una crema muy bien integrada.

Nudo

Haga click para ver el pase de diapositivas.

Cuando tengamos la crema bien batida en el vaso de la batidora, la llevamos a un cazo amplio y ponemos al fuego medio. No dejaremos de remover para que no se nos pegue al fondo.

Cuando notemos que empieza como a humear, entonces retiramos del fuego.

En ese momento añadimos la cuajada con la leche que teníamos de antes reservada. Lo vamos a mezclar todo muy bien, para volver a llevar de nuevo al fuego, siempre a potencia media.

Sin dejar de remover, cuando notemos que empieza a burbujear será el momento de apartar del fuego y ya estará preparado para incorporar al molde del flan.

Para el caramelo vamos a preparar una cantidad suficiente que nos cubra la base de nuestro molde, en mi caso uno rectangular de 20×10 cm.

Yo empleo unas 6 cucharadas de azúcar junto con 2 de agua. Realmente el agua aquí es opcional, pudiendo hacerse perfectamente sin ella. El agua lo que hará será que se haga de una manera más lenta, pudiendo controlar mejor el proceso y que no se nos queme. Aparte de que nos permitirá añadir unas gotas de limón si queremos que no se nos endurezca muy rápido.

Aquí lo importante es no remover la preparación cuando está al fuego. Simplemente mezclamos bien el azúcar con el agua y dejamos que caramelice a fuego medio.

Una vez listo lo echamos en el fondo del molde cubriendo bien la base.

Una vez frío ese caramelo vertemos por encima la mezcla de queso, yogur y nata. Lo llevamos a la nevera por unas horas a que cuaje bien.

Es buena idea hacerlo de un día para otro, dejándolo en la nevera toda la noche.

Desenlace

Haga click para ver el pase de diapositivas.

Pasadas varias horas, en mi caso toda la noche, ya vemos como está cuajada la mezcla.

Para desmoldarlo ayuda el pasarle el filo de un cuchillo por todo el borde, pero yendo al fondo también.

Lo desmoldamos y ya estará listo.

También podemos aprovechar parte del caramelo líquido que nos quedó en el fondo del molde y verterlo por encima.

Buen provecho internautas, nos vemos en la próxima

😉

Notas finales

  • Es importante trabajar a fuego medio y remover continuamente para que no se nos pegue al fondo.
  • Para el caramelo líquido puede hacerse con agua o sin ella, pero no debemos tocar la mezcla mientras se hace, ya que solidificaría y sería muy complicado.
  • El caramelo líquido debe trabajarse con cucharas de madera, a ser posible de punta plana.
  • Si añadimos unas gotas de limón antes de que se empiece a calentar, hará que tarde más en solidificar, pudiendo tratarlo luego con más calma

Falso flan de queso y yogur

  • Dificultad: Fácil
  • Imprimir

Tipo de receta: Postres y meriendas

Tiempo empleado:

  • Preparación: 20 minutos
  • Refrigerado: varias horas

Porciones: 5

Información nutricional por cada porción:

  • Energía: 298.8 Kcal
  • Grasas: 22,1 g.
    • De las cuales saturadas: 13,8 g.
  • Carbohidratos: 19,5 g.
    • De los cuales azúcares: 19,5g.
  • Fibra: 0 g.
  • Proteínas: 10,5 g.
  • Sal: 245 mg.

INGREDIENTES:

  • 250 ml. de leche semidesnatada
  • 2 sobres de cuajada en polvo
  • 200 g. de queso crema de untar
  • 2 yogures naturales tipo griego de 125 g. cada uno
  • 200 ml. de nata líquida para cocinar
  • 2 cucharadas de azúcar

Para el caramelo líquido:

  • 6 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de agua

PASOS:

  1. Mezclamos bien 250 ml. De leche con dos sobres de cuajada en polvo.
  2. En el vaso de la batidora mezclamos bien 200 g. de queso crema, los 2 yogures griegos y los 200 ml. de nata líquida para cocinar.
  3. Pasamos la mezcla a un cazo y calentamos a fuego medio.
  4. Cuando empiece como a hmear retiramos y mezclamos con la leche y la cuajada
  5. Volvemos al fuego y mezclamos sin para a fuego medio.
  6. Cuando veamos que empieza a burbujear retiramos.
  7. Para el caramelo líquido mezclamos 6 cucharadas de azúcar con 2 de agua.
  8. Calentamos a fuego medio.
  9. Cuando alcance el tono deseado retiramos y vertemos inmedioatamente en el molde.
  10. Esperamos a que enfríe y vertemos por encima la crema de yogur y queseo anterior.
  11. Llevamos a la nevera por varias horas a que cuaje.

Archivado en: Postres y meriendas Tagged: Azúcar, Cuajada en polvo, Leche, Nata líquida, Queso de untar, Yogur natural griego
Falso flan de queso y yogur
Falso flan de queso y yogur
Falso flan de queso y yogur

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista