Revista Sociedad

Feliz valor

Por Hijosdeevayadan
Aunque el año ha comenzado hace ya algo más de una semana, cierto parón (o ralentización, como lo definía ayer mismo Cristóbal Buñuel en la vuelta del habitual resumen semanal de Pediatría basada en pruebas) hace que en cierto sentido no retomemos el ritmo habitual hasta hoy. Así que es un buen momento para compartir un texto que nos sitúe en perspectiva de cara al año que acabamos de estrenar. Cristina Martínez es su autora, de quien lo tomo prestado con su permiso. Además de redactora, es una amiga a la que, a pesar de la lejanía de las circunstancias de la vida, me sigue uniendo la red, la sensibilidad y la pasión por otro mundo posible. Porque habla de sueños y de miradas

2012 nos está mirando…

Feliz valor

En realidad es un gran folio en blanco, que espera que dibujemos en él nuestros sueños.
Con los ojos de un anciano venerable y sabio, pero con el corazón esperanzado y sonriente de un niño.
Él sabe que a veces tenemos miedo, pero también que el miedo nos paraliza.
Y que nada es tan grande, tan potente y tan irreversible -excepto la muerte- como para vencernos.
Para que no seamos capaces de vivir la vida como deseamos.
Que, aunque nos cansemos o tropecemos, siempre nos podremos volver a levantar.
Porque muchos nos negarán oportunidades, pero lo terrible es que nos las neguemos nosotros mismos.
Que a veces nos sentiremos solos en nuestros empeños, que nos sentiremos incomprendidos.
Pero que la peor deslealtad es la de que nos falle nuestro interior.

Si se acaba el amor de pareja, mima a tu herido corazón, pero señálale el sendero para seguir amando. Como un estado vital, como un vestido.
Si todo resulta agotador, descansa y reposta y, una vez [email protected], sigue luchando. Por superarte, por un mundo más justo, por ahuyentar el delirio…
Si la salud falla, busca la forma de reponerte y de seguir caminando hacia tus horizontes. Si un trabajo cierra la puerta, si no encajas en un sitio…

Nada puede vencerte, mientras tú no te rindas.

2012 sigue mirándonos…

Es un gran folio que nos guiña un ojo… porque sabe que, sin miedo, seremos libres.


 


Volver a la Portada de Logo Paperblog