Revista Ciencia

Golondrinas, tráfico y evolución

Por El Ojo De Darwin

Seguramente somos muchos los que hemos podido ver a las golondrinas comunes (Hirundo rustica) volar a gran velocidad incluso en las calles de nuestras ciudades, a veces, a pocos centímetros del suelo dando giros y cabriolas inesperadas, un espectáculo que merece la pena pararse a disfrutar.

Lo que quizás no advertimos es que cada año miles de estas mueren al ser golpeadas por los coches tanto aquí como en el continente americano, yo mismo golpeé mortalmente a una con el parabrisas hace ya un par de años :_( .Pero parece bajo esta presión selectiva la evolución está empezando a actuar sobre el tamaño de las alas de estas aves. Eso es al menos es lo que sugiere un nuevo estudio recién publicado en la revista Current Biology. Investigadores de Estados Unidos consideran que las aves podrían haber evolucionado rápidamente para evitar este tipo de percances. Es inevitable pero otra vez, y de nuevo en menos de un mes, vuelvo a  recordar a la Señora que decía que el lince debería aprender a cruzar las carreteras (aquí)…, me cachis.

Tras 30 años de estudio Charles Brown y sus colegas han estado recogiendo cadáveres y estudiando golondrinas de varias especies del géneroPetrochelidon. Con el tiempo, ha surgido una tendencia: cada vez hay menos aves muertas, efectivamente, la comprobación estadística es contundente. Esto ha llevado a los científicos a preguntarse si dicha reducción tiene que ver con la adquisición de características especiales, o una mayor maniobrabilidad y eficacia en el vuelo.

La respuesta está en las alas, Charles Brown encontró que las golondrinas que morían por colisión de vehículos poseían una envergadura mucho mayor que las que morían accidentalmente por causas diferente en el mismo periodo. Según los investigadores, las golondrinas han ido cambiando el tamaño de las alas en los últimos treinta años ya que se han seleccionado las aves con más “talento” para maniobrar, es decir, menor envergadura.

Sin embargo, no todo el mundo está convencido, hay expertos que han expresado algunas objeciones y consideraciones estadísticas, como John Faaborg, ornitólogo de la Universidad de Missouri, que comenta en  LiveScience, que el estudio no prueba que hubo una disminución real en el número total de aves muertas por los coches porque la muestra es demasiado pequeña e incompleta.

Más información:

  • Certains oiseaux ont-il évolué pour éviter les collisions avec les voitures ? MaxiSciences aquí
  • Can Birds Evolve to Avoid Being Road Kill? Live Science aquí
  • Swallows may be evolving to dodge traffic Road-kill, numbers crash as birds shorten their wings to become more agilenature aquí

Bibliografía:

  • Brown, C.R. and Brown, M.B.,  (2013). Where has all the road kill gone? Current Biology, Volume 23, Issue 6, R233-R234, 18 March 2013

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :