Revista Cultura y Ocio

Inteligencia cubana

Publicado el 30 junio 2015 por Tzimize @tzimize

Inteligencia cubana


En 1960, Fidel Castro llegó al poder en Cuba y creó dos organismos en el nuevo MININT: el Departamento de Seguridad del Estado (DSE) y la Dirección General de Intligencia (DGI). El DSE empezó a funcionar dentro del territorio cubano y asumió las tareas de CI del DIER. Por su parte, la DGI se convirtió en el más importante servicio de inteligencia y CI exterior, bajo la dirección del temido y eficiente comandante Manuel Piñeiro Losada (seudónimo Barbarroja y criptónimo M-1), muerto en un accidente automovilístico durante marzo de 1998.
Al contrario de lo sucedido con el DSE, que no tuvo asesoría soviética, la DGI, sí dependió de esta asesoría desde 1965. A su vez, las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) cubanas, implementaron servicios secretos propios: la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) y la Dirección de Contrainteligencia Militar (CIM), vigentes hasta la fecha.
A propósito, desde el comienzo, los servicios secretos cubanos, tuvieron un desempeño fructífero debido a que diversos funcionarios del DIER y después DSE, contaban con educación superior, habiendo muchos de ellos, estudiado y residido en EE.UU. antes de servir para el régimen marxista-leninista de Fidel Castro. Esto permitió que la inteligencia y CI cubana, pudiera infiltrar comunidades de cubanos y americanos en EE.UU, y lograr un buen conocimiento sobre el gobierno y la sociedad de EE.UU., tanto como de la forma en que operaban sus agencias de seguridad e inteligencia nacional.
A su turno, la DIM y la CIM, con la ayuda de la DGI (renombrada en 1989 como “Dirección de Inteligencia”-DI), empezaron a realizar operaciones extraterritoriales, cuando Fidel Castro asumió como un objetivo político propio, el apoyo a los llamados “Movimientos de Liberación Nacional” o grupos subversivos, desatados en diversos países, principalmente en África y América Latina; sobre el particular, está comprobada la intrusión durante el Siglo XX de la inteligencia y/o tropas militares de Cuba en Tanzania, Bolivia, Chile, Colombia (aunque los grupos subversivos colombianos ELN y M-19, recibieron apoyo de Fidel Castro, él mantuvo una relación distante con las FARC); Nicaragua, Checoslovaquia, Angola, Yemen del Sur, Etiopía, Namibia, Zimbabwe y Granada, entre otros.
Todo ello, sumado al entrenamiento y adoctrinamiento en Cuba, de cuadros subversivos como el ERP argentino; “Tupamaros” uruguayos; “Macheteros” portorriqueños; Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional salvadoreño; Frente Patriótico Manuel Rodríguez y Movimiento de Izquierda Revolucionaria de Chile, por lo menos. Sin duda, este potencial operativo se reforzó considerablemente, gracias a la capacitación e ingente apoyo técnico y económico de la KGB soviética y de otros servicios secretos del bloque socialista, como de Alemania Oriental, Bulgaria y Hungría, por ejemplo.
Estructura de la DI 
Claramente, el espionaje en territorio extranjero es una actividad ilegal independientemente de las personas involucradas y las razones por las cuales se ejecute dicha actividad. El espionaje practicado por diplomáticos o funcionarios cubanos de la DI en suelo extranjero y gozando de inmunidad diplomática, es conocido en Cuba como “espionaje legal”, a esos oficiales se les conoce como “Oficiales Legales” (OL), frente a los "Oficiales Ilegales" (OI) y a los centros donde trabajan, ubicados en las embajadas cubanas, se les denomina “Centros Legales” (CL). Los CL difieren en su tamaño físico y logístico, dependiendo del país en que se encuentren ubicados: mientras más importante es el país o en ocasiones el área geográfica, mayor y mejor dotado será dicho CL. Refiero “área geográfica”, pues a veces, debido a la situación operativa específica de un país, no es factible que dispongan de un gran CL dentro del mismo; este es el caso, de países con los que Cuba no tiene relaciones diplomáticas. En esa situación, emplea otros CL en países vecinos, que tal vez, no sean de gran importancia operativa, como el país con el que carece de vínculos diplomáticos.
En relación a Estados Unidos, sucede algo distinto, pues no obstante que Cuba dispone de una Oficina de Intereses en Washington, D.C., y una Oficina ante la ONU en Nueva York, que han sido por casi 50 años, dinámicos centros de espionaje usados por funcionarios cubanos y sus colaboradores que gozan de inmunidad diplomática; no resulta suficiente para el enfrentamiento contra una potencia como Estados Unidos. Por ello, tradicionalmente la inteligencia cubana se apoyó y apoya en los CL de países vecinos como México y Canadá, para espiar en Estados Unidos
Los CL tienen mayormente, un Jefe y un Segundo Jefe, así como un equipo de oficiales que varía según la importancia del CL y la disponibilidad de recursos de la inteligencia. Igualmente, existe en las embajadas cubanas un “Oficial de Cifras” (OC), que no es agente de inteligencia, pero sí integrante del MININT, y por orden directa de Raúl Castro, toda información confidencial (incluidas las comunicaciones de diplomáticos de carrera) debe ser enviada a través de ese oficial encargado de cifrar y descifrar los mensajes que salen y entran a la embajada cubana. El OC, vive en la embajada y únicamente sale acompañado por oficiales del CL o integrantes del cuerpo de protección de la embajada, llamados “Custodios”, para evitar que sea reclutado por otras agencias de inteligencia o vaya a desertar; pues tiene acceso a información clasificada y a mecanismos de cifrado y descifrado de esa información. Los “Custodios”, son responsables de la protección física y del personal asignado a las embajadas; por lo tanto, siempre son miembros de la inteligencia cubana, y reciben entrenamiento especializado: aprendizaje de idiomas extranjeros, técnicas de defensa personal, manejo de armas, medidas de CI, entre otros afines.
La estructura central de la actual Dirección de Inteligencia (DI) de Cuba, y la función que cumplen sus departamentos, es la siguiente:
Departamento M-I para la inteligencia y CI sobre Estados Unidos
Departamento M-II, dedicado a la inteligencia y CI en América Latina
Departamento M-III, encargado del análisis de inteligencia estratégica.
Departamento M-V, no sólo es el más secreto y compartimentado, sino que casi funciona como una dirección autónoma, con un presupuesto desconocido aún para el jefe de finanzas de la DI, quien a la par, ignora la totalidad de la plantilla de Oficiales Ilegales (OI) del M-V, y su posible ubicación en el mundo, por el tipo de monedas que manejan. Además de contar con abundantes recursos y personal altamente capacitado, se nutre a través de sus Oficiales Operativos que dirigen a los OI, de información valiosa del resto de departamentos de la DI o de la CIM y DIM, entre otros organismos militares y civiles, del Estado cubano. En definitiva, el Departamento M-V, es la elite de la inteligencia cubana.
Apenas un selecto grupo en la DI y en las altas esferas del régimen castrista, conocen las verdaderas cifras e identidades de los OI y clandestinos del M-V. Estos OI, altamente preparados, se establecen en el país donde son asignados para cumplir misiones vitales, logran pasar desapercibidos ante las agencias de CI domésticas y también frente a los ciudadanos oriundos de esos países.
Los contactos entre Oficiales Legales (OL) y OI de la DI, tanto en Cuba como en territorio extranjero, son muy esporádicos, por lo indefensos que estarían los segundos, en caso de deserciones y delaciones de OL; así como por el hecho que en territorio extranjero, usualmente, los OL son objeto de vigilancia a cargo de agencias de CI nacionales. De ahí, que sean más comunes encuentros no personales entre OL y OI, utilizando buzones, comunicaciones radiales cifradas, mensajes a través de terceras personas con menos riesgos de ser vigiladas, la Internet, entre otros medios.
Estos OI, suelen ejercer una ciudadanía que no es la cubana, a pesar de haber nacido en Cuba, y sus documentos de identidad son tan legítimos como aquellos que poseen ciudadanos de los países de donde dicen ser oriundos, pues fueron emitidos por autoridades de esos países, ya que en base a su especializado entrenamiento, logran burlar los controles para su obtención. Aunque en Venezuela, agentes cubanos de inteligencia, podrían obtener falso pasaporte e identidad venezolana, más fácil:
El editor del diario opositor venezolano, “Tal Cual”, Teodoro Petkoff, denuncia que personal cubano, ha sido ubicado por el gobierno chavista en una entidad clave: “Oficina Nacional de Identificación y Extranjería” (Odinex), que desde junio del 2009, se denomina “Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería”.
Departamento M-VI, está comisionado al espionaje industrial y medidas para el rompimiento del embargo de Estados Unidos hacia Cuba.
Departamento M-VIII, está conformado por veteranos oficiales de inteligencia que han cumplido misiones en el exterior, y se dedican al acercamiento con extranjeros que residan o estén de visita en Cuba, ya sea para reclutarlos o descartar que estén involucrados en acciones contra del gobierno cubano.
Departamento M-X, es la Jefatura de la DI
Departamento M-XI, intercepta comunicaciones internacionales, particularmente de Estados Unidos y emite señales de radio cifradas para agentes cubanos en el exterior.
Departamento M-XV, diseña complejos programas informáticos para apoyar comunicaciones de agentes cubanos.
Departamento M-XIX, sirve para espiar e infiltrar comunidades de cubanos en el exterior
Departamento M-XX, maneja los cuerpos de protección de las embajadas cubanas, llamados “Custodios”.
Departamento M-XXV se enfoca en el Continente europeo
Departamento M-XXX, se enfoca en el Continente africano.
Su fortaleza: la inteligencia humana clandestina

Desde sus comienzos y hasta el presente, tanto la DI como la DIM y la CIM cubanas, han explotado con gran éxito, el factor humano de la inteligencia, en buena medida, porque no contaban con suficientes recursos técnicos y financieros propios para hacerlo de otra manera. También, porque la mayoría de sus reclutamientos han estado y continúan basados, en el factor ideológico (“batalla de las ideas”), lo que implica una alta dosis de capacitación y adoctrinamiento de los agentes cubanos, así como bien elaborados trabajos de CI. Garantizando siempre, el cumplimiento de la Orden Nro. 1 del MININT, que dice: “Todo miembro del MININT, tiene como primera tarea, velar por la seguridad y preservación de la vida del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, y del Segundo Secretario del Partido Comunista de Cuba -y desde 2008 reemplazante de Fidel-, el General de Ejército, Raúl Castro Ruz”.
Inteligencia cubana Según lo expuesto, sin duda cazar espías es difícil, pero detectar espías cubanos es aún más complicado y demanda complejas investigaciones por diestros equipos de CI, bien proveídos -tecnológica, logística y financieramente-, quienes deben descubrir algo más consistente que pequeños trozos de información y pistas aparentemente inconexas; pues los espías cubanos dejan pocos rastros. Y porque la inteligencia cubana se especializa en reclutar como agentes dobles, a “verdaderos creyentes, idealistas y místicos del marxismo-leninismo”, en lugar de agentes que sólo trabajen por dinero. Hecho que los hace más peligrosos para la seguridad nacional de los países donde operan.
Los espías ideológicamente motivados, son muy sigilosos, no dejan pista financiera ni caen en gastos ostentosos que atraigan la atención para ser detectados por la CI nacional.
Así mismo, los servicios de inteligencia cubanos, están dispuestos a esperar años, incluso décadas, a que un agente reclutado ascienda a una posición donde le sea útil; se conforma con tener agentes en posiciones intermedias con acceso a información, pero sin poder ejecutivo. Por ello, es muy difícil detectar a los agentes cubanos, a menos que un patrón de comportamiento inusual haga sospechar a las agencias de CI, de los países donde los cubanos espían o realizan operaciones especiales de inteligencia.
Sobre este asunto, en una entrevista (Diario El Universal-México D.F. 22/01/2007), Brian Latell, quien por más de 30 años, trabajó como analista de la CIA para América Latina y durante 15, integró el Consejo Nacional de Inteligencia de EE.UU., afirma sobre la inteligencia cubana lo siguiente: “Es una de las mejores, en mi opinión. Creo que después de EE.UU., Gran Bretaña, Rusia, Israel y China, Cuba sigue entre los más altos rangos”.
Bases
Inteligencia cubana
El cuartel general de la DI se encuentra en un edificio en la intrsección de Línea con A.
Este edificio está compuesto por 15 pisos, tiene una adaptación en la asignación de números de pisos en la cual no existe o no se numera el piso 13, tiene dos ascensores uno para el personal subalterno y otro ascensor para la jefatura de la Dirección y Jefes de Departamento de la DI. Un elevador tiene acceso al piso 15 y 14, el otro ascensor solo presta servicio hasta el piso 12, tiene un sótano que ha sido adaptado como garaje.
Se sabe que el piso 15 es el Despacho del Jefe de la Dirección, con un pequeño comedor, dormitorio y baño. El sistema de alarma en este piso es independiente al de los demás pisos del edificio, y solo lo vigila el Oficial de Guardia Superior, situado en el piso 14.
Inteligencia cubana
Inteligencia cubana Cuba también tiene una de las bases más modernas de SIGINT del mundo, BERE, (Brigada de Exploración Radio Electrónica, o UM-1757) en Bejucal al Sur de La Habana, instalaciones para espiar a USA, construidas por Rusia para Cuba entre el 95 y el 98, a un costo de 750 millones de dólares, y en ella, trabajban unos mil ingenieros y técnicos cubanos, pero en 1999, después de negociaciones entre Raúl Castro y el Ministro de Defensa de la República Popular China (CRPCH), Chi Haotian, se acordó que personal militar chino utilice la base de Bejucal junto al personal cubano; y a cambio, la base utilizaría los satélites de comunicación, imágenes y fotos de RPCH, en lugar de los de Rusia. China es el pais que mas satellites de comunicacion ha lanzado al espacio en el periodo entre 1999 y Mayo del 2003, habiendo lanzado mas de 30 satelites desde su base de Taiyuan, cerca de Beijing.
El personal chino, en colaboracion con los cubanos, en un proyecto conocido como Proyecto Titan, tambien han construido dos bases de antenas, una en Wajay, La Habana, y la otra en Santiago de Cuba, conocida como "la finca de las antenas".

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :