Revista 100% Verde

Internet de la Logística en la Edad Colaborativa

Por Ecointeligencia @ecointeligencia

Internet de la Logística, paradigma colaborativo

Seguramente habrás oído hablar del término Internet de las Cosas. También de conceptos como el de Internet de la Energía e Internet de las Comunicaciones. Pues hay otro que se integra con éstos y se denomina Internet de la Logística.

Las redes viarias se consideran bienes públicos en casi todo el mundo, pero los medios de transporte que se usan para circular por ellas y enviar productos y materias primas son de empresas privadas o públicas. Todos los días centenares de millones de personas usan transportes públicos para acudir al trabajo y para la conocida como movilidad social.

Se ha demostrado que la estrategia actual de gestión de la logística y el transporte cumple su cometido a costa de una pérdida de productividad y de eficiencia en forma de aumento de emisiones de CO2.

Existen 5 factores principales que contribuyen a esta pérdida de eficiencia:

  1. Un estudio reciente revela que en EEUU los camiones en tránsito cargan de media un 60% de su capacidad, y que circulan sin carga una media del 20% del total de kilómetros recorridos.
  2. Los fabricantes y distribuidores almacenan productos en sus instalaciones mucho tiempo, y con frecuencia, lejos de sus puntos de destino y a un coste muy elevado.
  3. Hay variedad de productos perecederos o de corto ciclo comercial que no se venden porque los distribuidores no pueden entregarlos a tiempo a causa de ineficiencias logísticas.
  4. Los productos se suelen enviar por rutas indirectas y no por las más rápidas, en gran medida por la dependencia de los almacenes o centros de distribución .
  5. El sistema logístico mundial carece de reglas y protocolos comunes que permita a las empresas colaborar mediante el uso de tecnología y compartir recursos logísticos

Estas ineficiencias acumulan una factura enorme en emisiones de CO2: en 2006 los camiones estadounidenses recorrieron 423.000 millones de kilómetros

La Logística es un componente de gran peso en la economía que supuso en 2009 en EEUU el 10% del PIB, con unos 1,4 billones de dólares.

El transporte por carretera se demuestra poco ecoefiente

Actualmente, existe una nueva visión de la logística enfocada en el carácter distribuido, colaborativo y de escala lateral inspirado en el Internet de las Comunicaciones para transformar de manera radical la logística mundial del siglo XXI.

El sector de la logística se puede inspirar en los postulados de las Comunicaciones para replantearse su futuro utilizando planteamientos de la arquitectura abierta y distribuida de la comunicación por Internet para reorganizar la logística a nivel global.

Con estos postulados, todos los productos físicos se depositarían en contenedores modulares normalizados que aceptarían todas las redes logísticas. Los contenedores estarían equipados con sensores y etiquetas inteligentes para su identificación y clasificación.

En este Internet de la Logística, lo habitual del transporte radial o punto a punto se sustituiría por un transporte intermodal, multisegmento y distribuido

En la actualidad, la mayoría de las empresas privadas poseen uno o más almacenes o centros de distribución, y suelen utilizarse en exclusiva por estas empresas. Esto significa que las empresas sólo disponen como máximo de unas decenas de almacenes lo que limita sus operaciones de almacenamiento y transporte de productos entre continentes.

Si todos los almacenes estuvieran conectados en una red abierta gestionada mediante análisis y algoritmos complejos, las empresas los podrían usar para almacenar y enviar sus productos de la manera más eficiente en cualquier momento. La mejora de eficiencia energética y de productividad para las empresas que usaran esta red sería espectacular, como lo sería el ahorro de combustible y la reducción de emisiones de CO2 la atmósfera.

Compartir los centros y almacenes en la Logística del siglo XXI

Esta nueva red de transporte abierta permitiría a las empresas reducir su plazo de entrega casi a cero si tuvieran su inventario repartido entre algunos de los centenares de centros de distribución que estuvieran cerca de sus clientes.

Además, cuando la impresión 3D se haya extendido y consolidado, se podría imprimir productos en impresoras 3D locales para que el producto, una vez impreso, se almacenara en centros cercanos a los distribuidores de la zona.

Lo cierto es que la tecnología se encuentra ya disponible, y lo que haría falta es que avance en esas normas, protocolos universales y modelo de negocio para gestionar el nuevo paradigma logístico global.

¿Crees en la línea colaborativa para una nueva logística?

El artículo Internet de la Logística en la Edad Colaborativa aparece primero en ecointeligencia - ponte al día en diseño sostenible!.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :