Revista Cultura y Ocio

Kapucinski, en la picota

Publicado el 18 febrero 2010 por Nestortazueco


La viuda del escritor polaco pide a la justicia polaca que impida la publicación de su biografía, que desmitifica al reportero y saca a la luz su colaboración con los servicios secretos comunistas.
Alicja Kapuscinska, esposa del reportero y escritor polaco Ryszard Kapuscinski, ha pedido a la justicia de su país que impida la publicación de una biografía sobre su marido escrita por el periodista Artur Domolawski. Kapuscinski, que falleció en 2007 a los 74 años de edad, es considerado uno de los mejores reporteros del siglo XX, con 19 libros publicados y reconocimientos mundiales como el Premio Príncipe de Asturias.
Kapucinski, en la picota La biografía de Domolawski, 'Kapuscinski Non-Fiction', desmitifica al personaje y, aunque reconoce que fue un gran escritor y reportero y un fino analista de conflictos africanos y latinoamericanos, pone sobre la mesa aspectos obscuros de su trayectoria profesional en la Polonia comunista, como, por ejemplo, su vinculación con los servicios secretos (SB) del régimen dictatorial. Antes de su muerte, el autor de libros tan emblemáticos como 'Imperio', 'Ébano', 'Viajes con Herodoto' y 'La guerra del fútbol' fue acusado por algunos medios polacos de haber colaborado con los servicios de inteligencia comunistas, lo que hundió a Kapuscinski "en una profunda depresión", según un periodista del rotativo varsoviano Dzniennik.
Estos medios basaron sus acusaciones en informaciones que obtuvieron de los archivos del Instituto para la Memoria Nacional (IPN), un organismo público que persigue los crímenes del nazismo y del comunismo en Polonia. Tras la muerte del reportero, que trabajó durante muchos años en la Agencia de Prensa Polaca (PAP), el asunto de su supuesta colaboración con el régimen anterior quedó olvidado hasta que se supo que el periodista Artur Domolawski, después de dos años de trabajo, iba a publicar la polémica biografía.
Domolawski, que frecuentó a Kapuscinski durante unos 10 años, explicó que "mi objetivo al escribir esta biografía no ha sido atacar al hombre que fue testigo de acontecimientos históricos de gran trascendencia, como la Segunda Guerra Mundial, la construcción del comunismo en Polonia, el hundimiento del colonialismo en África o las revoluciones latinoamericanas, sino simplemente hacer un trabajo serio, en lugar de caer en la mitificación".
A juicio del autor, "muchos querían un libro sobre el monumento, el ser sagrado e intocable, y no sobre el hombre". En una entrevista periodística, Domolawski citó al historiador norteamericano Clayborne Carson, quien descubrió que Martin Luther King cometió un plagio en su tesis doctoral. Al parecer, Carson le dijo a Domolawski: "Si miramos a Martin Luther King como un ser perfecto, vamos a salir siempre decepcionados. Pero si lo vemos como un ser humano, con todas sus fallas y contradicciones, podrá alcanzar su grandeza". Esa frase le sirvió a Domolawski para encontrar el hilo conductor de su libro, porque, según dijo, "he querido tratar de ver a Kapuscinski como lo que fue, un ser humano excepcional, pero también con defectos y contradicciones, con luces y sombras".
Archivo familiar
La viuda de Kapuscinski le abrió a Domolawski el archivo familiar para que el periodista pudiera escribir esta biografía, pero ahora se siente "estafada", y es por este motivo que ha pedido al tribunal civil de Varsovia que impide por todos los medios legales la difusión del libro. De momento, Alicja Kapuscinska no quiere hacer declaraciones y está a la espera de que la justicia se pronuncie sobre su petición. Domolawski no ocultó su "sorpresa", porque, "me cuesta creer que una persona como la esposa de Kapuscinski desee que los tribunales censuren un libro".
El autor de 'Kapuscinski Non-Fiction' aseguró que no había querido ofender la memoria del gran reportero trotamundos y aventurero, y destacó que las referencias que hace sobre las conexiones que tuvo Kapuscinski con los servicios de espionaje comunistas "no me las he inventado, sino que las he encontrado en los archivos del IPN". Además, según Domolawski, el autor de obras como 'El Shah' y 'Los cínicos no sirven para este oficio' fue "un colaborador esporádico que no hizo carrera denunciando a sus compañeros". El libro de Domolawski fue rechazado por una primera editorial polaca que lo consideró demasiado crítico con Kapuscinski. Una segunda editorial, 'Swiat Ksiazki' (El mundo del libro), decidió publicar la obra.

 

Fdo.: Paco Soto


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog