Revista Cocina

La luz al final del túnel (cronuts)

Por Endulcemonos Teresa Osorio @endulcemonos75
Recuerdo las tardes de los domingos cuando era pequeña. A las tres y media, después del telediario, empezaba "Autopista hacia el cielo", aquella mítica serie, en la que Michael Landon encarnaba a un ángel enviado a la tierra. En dicha serie, se mostraban los problemas cotidianos a los que se enfrentaban los seres humanos, y cómo, muchas veces, estaban en manos de ellos mismos y de quienes los rodean, el ayudarles a salir adelante. El ángel estaba siempre acompañado de su inseparable amigo Gordon, un expolicía cascarrabias, que al final de la quinta temporada, muere y también se convierte en ángel (vaya!!! os he jodido el desenlace!!!!) . . . Finalmente, Gordon vio la luz al final del túnel, la siguió y encontró la salida . . . Pues bien, [email protected] [email protected], yo también he visto la luz al final del túnel ([email protected], no la he palmado y os estoy escribiendo desde el "Más Allá " . . . aunque bién pensado sería la leche, así fijo que el blog saltaría a la fama de una vez por todas!!!). . . después de mas de dos años sumida en la oscuridad del desempleo por culpa de la maldita crisis que nos rodea, después de muchas entrevistas fallidas, después de 31 meses buscando trabajo sin descanso, he de deciros, [email protected] [email protected], que me reincorporo al mundo laboral . . . será el próximo lunes (el día de mi cumpleaños) y estoy mas feliz que una perdiz . . .  Cuando el pasado viernes me lo comunicaron, como tenía una mano ocupada con el teléfono y la otra con un bolígrafo, me puse a dar palmas con las orejas y una sonrisa estúpida se esbozó en mi cara y aún no se ha borrado; se lo comuniqué a mi marido, mis padres, mis [email protected] y mis [email protected], igualito que con la boda y los embarazos (hombre, la ocasión lo merece) . . . Después de la euforia inicial y haciendo gala del españolismo que nos caracteriza a los que vivimos en este país, toca ver el calendario de festivos, pedir el primer día de trabajo (que estoy de cumple por Dios), ir al médico a pedir una baja por esa ligera tos que tengo (pero que si no se cuida se podría convertir en neumonía), pediré también un adelanto (que tengo que renovar vestuario) y un aumento por mi buen hacer (que aunque aún no he hecho nada todavía, seguramente que lo que haga lo haré bien)  y aprovechar bien esta semana que es la ultima de "asueto sin pagar" y tengo mucho que hacer . . . Madre mía que ansiedad, necesito unas vacaciones YA!!!!, no vaya a ser que después de dos años y medio en paro vaya a tener estrés postvacacional . . .Tengo que darle las gracias a toda la gente que durante este tiempo me ha apoyado y me ha animado en los eternos momentos de bajón, muy en especial, a mi querido marido, que ha aguantado estoicamente a mi lado, soportando mis interminables días depresivos y malhumorados sin darme una merecida patada en  el culo (gracias mi amor, espero que, en el fondo, supieras que esa no era, del todo, yo) . . . Quiero animar desde aquí a [email protected] los que estéis en esta situación y que, aunque sé que el que espera desespera, vuestro momento llegará . . . Parece cierto lo de que hay luz al final del túnel . . . Y para celebrar mi vuelta al trabajo os traigo una receta muy laboriosa pero con un resultado exquisito . . .
Cronuts al horno (una mezcla exquisita entre donuts y croisants)
Ingredientes:
  • 500 gr de harina de fuerza
  • 25 gr de levadura de panadero
  • 75 ml de agua
  • 2 huevos
  • 25 ml de leche
  • 50 ml de aceite de oliva
  • Una pizca de sal
  • 250 gr de mantequilla fría
  • 300 gr de azúcar glas y 100 gr de agua para la glasa
  • 1/2 tableta de chocolate de repostería y 50 gr de mantequilla para la cobertura.

La luz al final del túnel   (cronuts)

cronuts

Ponemos en un cuenco los 75 ml de agua tibia y disolvemos en ella la levadura, le añadimos 100 gr de harina, hacemos una bola y la dejamos tapada con un paño en un lugar cálido. En otro cuenco ponemos el resto de la harina, los huevos, la leche, el aceite y la pizca de sal y amasamos. Cuando estén los ingredientes bien unidos añadimos la mezcla de la levadura y seguimos amasando hasta obtener una masa elástica y lisa. Dejamos reposar tapada en la nevera 30 minutos. Estiramos la masa haciendo un rectángulo y ponemos la mantequilla cortada en tiras en 2/3 de la masa. Hacemos una vuelta simple que es doblando la parte que no tiene mantequilla sobre la mitad que no tiene mantequilla y el trozo que queda lo doblamos sobre el que acabamos de doblar. Dejamos reposar 30 minutos tapada en la nevera. Estiramos la masa haciendo un rectángulo. Ahora hacemos una vuelta doble que se hace doblando el extremo de abajo hacia el centro de la masa y el de arriba hacia el centro de la masa también. Doblamos la masa a la mitad y la metemos 30 minutos tapada en la nevera. Hacemos otra vuelta doble, girando la masa los 90º. Metemos la masa en la nevera envuelta en papel film y la dejamos de un día para otro. ([email protected], si no os habéis enterado de nada podéis ver en Los Dulces de Ana las fotos de como se hacen las dobleces). Estiramos la masa dejándola de unos 8mm de grosor y cortamos con un cortadonuts. Los ponemos en una bandeja de horno bien separados y dejamos que leven hasta que doblen de tamaño. Horneamos unos quince minutos con el horno precalentado a 200º.  Hacemos la glasa mezclando el azúcar glas con el agua batiendo con una cuchara de palo hasta que se haga crema. Introducimos los cronuts calientes en la glasa bañándolos enteros y dejamos que escurran en una rejilla. Derretimos el chocolate con la mantequilla hasta obtener una mezcla lisa y brillante y cubrimos los cronuts con ella. Decoramos al gusto.

La luz al final del túnel   (cronuts)

cronuts



Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revistas