Revista Cine

La novela de Rebeca, de Mikel Alvira

Publicado el 01 julio 2015 por Los Libros Al Sol Carmen @loslibrosalsol
Sobre el libro
La novela de Rebeca, de Mikel AlviraFecha de publicación: 1 de Julio de 2015
Número de páginas: 272
Sinopsis: Solo un escritor tramposo puede escribir la novela perfecta. Simón Lugar es un autor de éxito que, encerrado en su apartamento de la costa vasca, lucha por dar forma a su primera novela negra. Melancólico y misántropo, se siente presionado por su agente literaria y sus cientos de miles de lectores. Buscando la inspiración en un largo paseo por la playa, conoce a M., una joven enigmática que influirá en él de un modo inesperado al tiempo que una serie de sangrientos asesinatos van conformando la trama del libro dentro de su cabeza.


¿Quieres ganar un ejemplar? Pulsa aquí
Opinión personal
¡Qué difícil es escribir una reseña cuando un libro te ha sorprendido tan gratamente! Y mucho más difícil es cuando además, te sorprende a tantos y tan diferentes niveles, y es que esta novela, tal y como dijeron sobre ella en El Mundo, es una 'novela matrioska' que además de estar compuesta de muchas historias, consigue sorprenderte con la interacción entre todas ellas, hasta el punto de no saber realmente qué estás leyendo ni de mano de quién. Quizás esta idea así en frío pueda parecer que no tiene mucho sentido, pero os aseguro que es todo un regalo para el lector. Y esta es la primera dificultad, explicar qué es lo que tenemos entre manos cuando sostenemos este libro, sin contar más de la cuenta, pues es en ese misterio dónde radica la magia. Por esto mismo, no iré más allá de la sinopsis y me limitaré a hablar sobre mis sensaciones durante su lectura.
Mi encuentro con este libro empezó con el mejor sabor de boca posible y la mayor de las ilusiones, pues me ofrecieron leer sus galeradas para incluir alguna de mis percepciones en las páginas promocionales, y para un blog que no lleva ni un año activo, es el mejor reconocimiento a las horas y horas que hacen falta para mantener en marcha un sitio como este cuando te lo quieres tomar en serio.
Tras terminar el libro, un primer pensamiento: pero... ¿de verdad acabo de leer lo que he leído? Lo primero que tuve claro es que, si fuese escritora, esta es la clase de novela que me gustaría ser capaz de escribir. Ya no sólo el nivel de la historia, que es brillante, sino también la forma de narrarla, la forma de trasmitirla, esa manera de ir enseñándonos el paisaje trazo a trazo, para acabar descubriendo que el resultado final estaba ahí, que sólo había que saber como mirarlo para admirarlo en toda su extensión.
Y entonces la vio llegando hacia él. Estaba sola y constituía una novedad en su playa.
Dos desconocidos lo son hasta que comparten el espacio con la mirada. Coincidir las miradas es entrar en el cosmos del otro, habitar su círculo, invadir su atmósfera. No hacen falta salutaciones ni ser presentados; cruzar la línea invisible que se proyecta desde los ojos, convierte al ajeno en prójimo. (...) No fue capaz de olvidarla porque había surgido de la nada. No fue capaz de apartar su gesto de la mente porque aquella muchacha había pasado tan cerca de él, tan cerca, que había mellado su universo y había impregnado de presencia la soledad que habitaba. 

Ahora que está tan de moda la alta cocina, los conceptos renovadores entre fogones, y prueba de ello es la deconstrucción de los platos tradicionales, no me sorprendió que 'La novela de Rebeca' se definiese como una novela deconstruída, ya que respetando los ingredientes tradicionales de una buena novela, como el misterio, la intriga o las emociones, los dispone de una manera superior que exalta el sabor del producto final; en este caso una novela que no podrás soltar hasta que no termines de descubrirla. Además, es una de esas historias que tras terminarla, necesitas reflexionarla durante un buen rato para admirar como se merece lo que acabas de leer.
Por esto, la sensación que más me embarga tras leer una historia como esta, es la de gratitud a su autor, pues en un mercado en la que son tantas las novedades, tantos los thrillers que se definen como sorprendentes y únicos, cuando por fin cierras un libro del que eres consciente, que si que es verdaderamente único, te sientes realmente afortunado de que se haya cruzado en tu camino, de haber conocido a Simón, a Rebeca, a Eme, haber podido ser partícipe de su historia y acabar, sin darte cuenta, siendo tu como lector, parte de ese juego magistralmente ejecutado por parte de su autor.
Para terminar, el propio Mikel Alvira dice sobre si mismo que no sabe no escribir, y yo después de leer 'La novela de Rebeca', no puedo más que aplaudir esa incapacidad y esperar que su fruto sean otras muchas historias tan brillantes como esta.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revistas