Revista Psicología

La superación personal

Por Somospsico

La superación personal

Aguanta la respiración lo máximo que te sea posible... Permítete experimentar las sensaciones que aparecen en tu pecho, la falta de aire, las molestias, etc... Cuando sientas que ya no puedes mas, trata de aguantar unos segundos más. ¿Puedes hacerlo?

Este sencillo ejercicio no es más que una pequeña demostración de que, cuando creemos haberlo dado todo, siempre somos capaces de dar un poco más. Lo cierto es que las reservas de energía en nuestro interior son enormes, sobre todo cuando nuestra motivación hacia algo es grande, y es una verdadera pena que muchos de nosotros tengamos la costumbre de utilizar tan sólo aquellas que están en la superficie...

En realidad, la superación y la autoexigencia, siempre en una medida proporcionada y destinada a objetivos prácticos y útiles de nuestra vida, pueden llegar a ser muy positivas, hasta el punto de ayudarnos a lograr nuestras ansiadas metas y cumplir nuestros sueños. No se trata de ser dañinos ni críticos con nosotros mismos, sino de ser capaces de darnos cuenta de nuestros puntos débiles y luchar por corregirlos.

Pero entonces ¿por qué a veces somos tan mediocres? ¿Por qué nos conformamos con lo justo, nos habituamos a la rutina y nunca damos un paso con determinación hacia la mejora? La respuesta se encuentra en la fuerza del hábito.

Si analizas tu vida con detalle, te darás cuenta de que, por regla general te has habituado a esforzarte en una cierta medida según qué aspectos. Quizá sea la rutina de tu trabajo o la seguridad de un sueldo, la vida acomodada en un hogar, el gozar de una meridiana salud, etc. Todo ello suponen autojustificaciones que todos nos damos y que hacen que nunca tratemos de innovar, de proponer alternativas, de luchar por hacer mejor las cosas y contribuir así a nuestro crecimiento y al de los que estén a nuestro alrededor.

Hoy te propongo que te esfuerces por ser mejor. Mejor esposo/a, mejor trabajador/a, mejor padre/madre, una persona más sana, etc. En tu mano está el descubrir que, antes de desistir en tu empeño por conseguir algo que anhelas, hay un instante en el que puedes decidir, y dónde antes decías:"no merece la pena", hoy puedes decir "seguiré intentándolo con esfuerzo y decisión, e incluso redoblaré mis esfuerzos si es necesario".

Y lo más importante de todo, no lo hagas por lo material, el reconocimiento o el renombre, sino por la dicha que el darlo todo supone. Por lo agradable que resulta el escalar cada día en aspectos que son importantes para nosotros.

De nada sirven compartidas excusas ni acomodadas circunstancias, es el momento de que dejes la flaqueza del ánimo a un lado y luches por lo que te importa. Demuéstrate a ti mismo lo valioso que eres, la verdadera capacidad que tienes de superarte, y de seguro la vida te ayudará en tu propósito.

SomosPsico - Blog de Psicología

foto|FreeDigitalPhotos.net


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista