Revista Ciencia

Mi gato tiene gases, ¿es malo?

Por Jgallego19
mi gato tiene gases

Las flatulencias o los gases se definen como el exceso de gases en el estómago o en los intestinos de un gato. Los gases son más comunes en los perros que en los gatos, pero los gatos pueden desarrollar flatulencias cuando la comida se fermenta en el tracto digestivo, cuando han tragado aire después de comer mucho o demasiado rápido, o debido a un trastorno del estómago, del intestino delgado o del colon.

Si tu gato tiene algunos gases, no tienes por qué preocuparte; son una parte natural del proceso digestivo y por lo general pasan rápidamente. Sin embargo, el exceso de gases, especialmente cuando vienen acompañados de mal olor y otros síntomas, puede indicar que algo está mal en el sistema digestivo de tu gato.

¿Cuáles son las causas de los gases en los gatos?

Dado que la mayoría de los gases provienen de la ingestión de aire, vale la pena considerar cuál podría ser la causa de que esto ocurra. Una de las causas probables es que el animal “engulle” la comida muy deprisa porque compite con otro gato por conseguirla. Otra de las razones por las que tu gato puede estar tragando demasiado aire podría ser que está comiendo demasiado pronto después de hacer ejercicio.

También hay condiciones físicas que pueden provocar los gases en tu gato. Las siguientes son algunas de las más comunes:

  • Una dieta alta en trigo, maíz, soja o fibra
  • Un cambio en la dieta
  • La toma de productos lácteos
  • La ingestión de alimentos en mal estado
  • Comer en exceso
  • Una alergia alimentaria
  • La mala absorción de los alimentos
  • Comer demasiado rápido
  • Las bolas de pelo
  • Algunos parásitos intestinales
  • Una enfermedad gastrointestinal grave
  • Neoplasia, un crecimiento excesivo de tejido en el intestino

¿Cómo sé si mi gato tiene gases? ¿Cuáles son sus síntomas?

Puede parecer una tontería hacer esta pregunta, ya que la mayoría de la gente sabe cuándo tiene flatulencias cuando las huelen. Sin embargo, el 99% del gas intestinal es inodoro. Los siguientes signos adicionales pueden avisarte de que tu gato tiene un problema digestivo:

  • Ruidos en el tracto gastrointestinal
  • Dolor abdominal
  • Abdomen hinchado
  • Falta de apetito
  • Pérdida de peso
  • Vómitos
  • Diarrea

¿Cómo se diagnostican los gases en los gatos?

Tu veterinario te hará preguntas sobre la dieta de tu gato y los hábitos alimenticios con el fin de averiguar si la causa de sus flatulencias está relacionada con su alimentación. También llevará a cabo un examen físico para verificar si hay algún problema de salud que pueda estar causando los gases. Si son necesarias más pruebas, tu veterinario puede sugerir, entre otras pruebas de diagnóstico, un análisis de sangre, un análisis de orina, un análisis de heces y/o radiografías del abdomen.

¿Cómo puedo remediar los gases de mi gato?

Es posible que tengas que escribir lo que come tu gato durante un plazo de 24 horas con el objetivo de poder monitorizarlo mejor y averiguar qué alimentos son los que podrían causar esos gases.

Las siguientes son algunas sugerencias que pueden ayudar a tu gato con los gases:

  • Cambia gradualmente la dieta hacia una dieta baja en fibra y formada por alimentos fácilmente digeribles. Pregunta a tu veterinario para que te recomiende.
  • Ofrécele comidas más pequeñas y con más frecuencia.
  • Si tienes varios gatos, dales de comer por separado para evitar la competencia entre ellos por la comida.
  • Mantén a tu gato lejos de la comida en mal estado, por ejemplo, de los que se encuentran en la basura.
  • Asegúrate de que tu gato hace ejercicio regularmente.

También hay medicamentos que pueden ayudar si sientes que el problema es lo suficientemente grande como para el uso de fármacos. Un carminativo es una de las sustancias naturales más populares que se pueden prescribir para aliviar los gases de tu gato.

Hay otras posibles soluciones para solucionar el problema de gases de tu mascota, como el acetato de zinc, los suplementos de enzimas pancreáticas, el salicilato de bismuto, etc. Pero es importante que consultes con tu veterinario antes de dispensar cualquier medicamento a tu gato, aunque sea a base de hierbas naturales, ya que es necesario considerar varios aspectos como la raza, la edad y el peso del animal.

¿Son los gases un síntoma de otros problemas de salud?

Los gases excesivos pueden ser un signo de que tu gato está sufriendo de una de los siguientes problemas y necesita que le vea un veterinario:

  • Una enfermedad inflamatoria intestinal
  • Un virus intestinal
  • Cáncer gastrointestinal
  • Gusanos u otros parásitos
  • Problemas en el páncreas
  • Obstrucción intestinal
  • Sensibilidad dietética

¿Cuándo hay que ir al veterinario?

Lleva a tu gato al veterinario si tiene exceso de gases junto con los siguientes síntomas, ya que pueden indicar un problema de salud más grave:

  • Siente dolor en el vientre cuando se lo tocas
  • Tiene el abdomen hinchado
  • Le ha disminuido el apetito
  • Tiene vómitos
  • Tiene diarrea
  • Babea en exceso
  • Tiene sangre en las heces

Por último, como medida de prevención, pon especial cuidado en los lugares donde tu gato tiene acceso a comida. Por ejemplo, tapa de manera segura tu cubo de la basura y no dejes que tu gato deambule por los patios de los vecinos o en los sitios donde se podría almacenar basura. También, observa si tu mascota está comiendo heces, tanto propias como de otros animales, debido a una deficiencia nutricional en su dieta (una condición conocida como coprofagia).


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog