Revista Cultura y Ocio

Mónica Rodríguez

Por Eltiramilla

Mónica RodríguezMónica Rodríguez es una autora asturiana que ha conseguido algo de lo que muy pocos pueden presumir: combinar dos de sus principales pasiones, en este caso la Física y la Literatura. Nacida a finales de los sesenta, vive en Madrid desde 1993, ciudad a la que llegó para estudiar un máster de Energía Nuclear, un campo en el que trabajó hasta 2009, cuando pidió una excedencia para escribir. Sin embargo, la escritura no era algo ajeno a Mónica ya entonces, y no lo digo por los fanfic de Los Cinco que escribía de pequeña a escondidas, sino por unos cuantos libros para niños y jóvenes publicados bajo su nombre desde 2003. Con sus obras ha ganado un buen puñado de premios, entre los que podemos destacar el Premio de la Crítica de Asturias 2007, por Los caminos de Piedelagua; el Ala Delta 2011, por Diente de León; o uno más internacional, como el White Raven 2013, por su Esta, la vida, escrita a cuatro manos con su maestro Gonzalo Moure, de la que ya hablamos.

Esta escritora siente un especial cariño por las historias relacionadas con la infancia, como ya ha demostrado en muchas de sus obras, y sin duda El naranjo que se murió de tristeza es una de las que mejor refleja este sentimiento. En ella levanta el barniz de nuestros primeros años de vida y nos recuerda que la infancia no es ese mundo idílico que todos parecen recordar con nostalgia. Los diez años de la tata Josefa y los de Ali, protagonistas de esta historia, no son los mismos, pero siempre hay problemas más o menos graves que afectan a todo niño, situaciones ante las que este muestra una voluntad terca y entrañable por mejorar las cosas. Es una historia tan dura y sincera como solo una niña puede serlo, pero contada con delicadeza y atención al detalle, pese a su brevedad. También tiene algún punto flojo, por supuesto, como sucede con algunos aspectos de la trama que se resuelven de manera bastante previsible, aunque en ningún caso oscurecen el conjunto.

Un paseo por esta novela huele a una mezcla de azahar, libros viejos y amistades imborrables, y es tan solo un ejemplo de las cerca de veinte obras que forman la bibliografía de esta incansable carballona.

Páginas web de interés: http://www.monicarodriguez.es/


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :