Revista Belleza

Nueva York II: Mi experiencia al intentar reservar un apartamento con Airbnb

Por Envuelta En Crema @Envueltaencrema
¡Hola!
Cuando me comentaron que había una web que se presentaba como líder mundial  en alojamiento y que hacía de intermediaria a la hora de alquilar apartamentos de particulares en todo el mundo me pareció una idea estupenda. ¿Por qué no reservar un apartamento a buen precio, con todas las comodidades y encima con la garantía de una web? Así que el post de hoy trata sobre mi experiencia y mi opinión con Airbnb.
Aunque el Señor Untado en Crema y yo habíamos reservado un hotel para Nueva York, la idea era buscar un alojamiento mejor. Así que, como el hotel se podía cancelar, nos dedicamos a contactar con varios anunciantes de apartamentos a través de Airbnb, puesto que teníamos amigos que no habían tenido problemas con la web. Si encontrábamos un apartamento mono y con vistas a la ciudad nos proclamaríamos campeones.
En un principio estábamos muy emocionados pero claro... si uno se quita la venda de los ojos la realidad está ahí y nadie, pero absolutamente nadie regala nada. De antemano os comento que no nos alojamos con Airbnb y los motivos es lo que os quiero exponer porque os puede servir para abrir la mente e incluso para decidir si os merece la pena:
1. Apartamentos extraños (cuatro casos concretos de apartamentos muy desconcertantes)- Aparezco y... magia, ¡desaparezco!- Reina por un día... ¡no te lo crees ni tú, bonita!- Dile al coco que piense un poco- Suplantación de identidad
2. ¿Qué me indigna de Airbnb? (web sin control)-- ¿Inquilino o detective privado? -- Cualquiera es arrendatario-- Bye bye, comisión3. Opiniones en Internet (hablan los clientes)--- Robos--- El apartamento no existe--- Cobros por adelantado--- Cancelaciones--- Fianza--- Solo opiniones positivas--- Fraudes--- ¿Y el arrendatario?
4. Conclusión ---- Elección de arrendatario---- No todo son las formas---- Experiencias positivas---- Alternativa-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

1. Apartamentos extrañosDe los muchos apartamentos (más de sesenta) que miramos solo os voy a contar tres ejemplos cuanto menos extraños:
- Aparezco y... magia, ¡desaparezco!

Nueva York II: Mi experiencia al intentar reservar un apartamento con Airbnb

Hubo un apartamento que nos encantó y que, después de un mes y medio, ni habíamos visto. Muy raro porque nos sabíamos la oferta de Manhattan al dedillo pero podía ser... pues bien, contacté con la arrendataria (que llevaba pocos días registrada en la web, de ahí que no hubiéramos visto su casa) para saber si las fechas que queríamos estaban disponibles. Me dijo que sí pero que tuviéramos en cuenta que teníamos que estar de acuerdo en pagar una fianza a modo de reserva y que ella me la devolvería en mano. Además de que la web te bloquea el dinero en tu cuenta y luego te lo retira. Bien, mi respuesta fue que me dijera por favor en qué calle exacta estaba el apartamento para ubicarlo en el mapa y fue hacer esa pregunta y... el anuncio había desaparecido (ella lo quitó). Muy raro, ¿no? Le vuelvo a escribir y le digo que prefiero que me devuelva la fianza a través de la cuenta de Airbnb. Bueno... elimina su perfil. Nunca más se supo de esa supuesta chica que tenía hasta una foto puesta.- Reina por un día... ¡no te lo crees ni tú, bonita!
Nueva York II: Mi experiencia al intentar reservar un apartamento con Airbnb
El otro apartamento era casi una mansión... de lujo y justo al lado de Central Park. En el mapa se localizaba a la perfección pero tenía cinco dormitorios, cinco cuartos de baño, no se cuántos salones... era para diez personas. Y nosotros éramos dos. Lo curioso es que no era caro, pongamos 2500 euros. Nosotros le ofrecimos la posibilidad de que, ya que éramos dos, nos lo dejara a 1800 euros y así al menos lo alquilaba. Nos escribió para darnos todas las señas pero nunca dijo sí. Volvimos a preguntarle si nos hacía el descuento y nos contestó que nos había dicho que sí. ¡Eso no era cierto! ¡Ni sí ni no! ¡si no había llegado a contesar! Muy raro... ¿un pedazo de piso de muchos metros cuadrados, con una decoración de lujo, con una cocina en la que se podía vivir y todo por 1800 euros? Ella quería que hiciéramos la reserva cuanto antes, quería hablar por teléfono para asegurarse de que éramos buenas personas ya que había tenido experiencias muy negativas con los inquilinos... parecía tan real y era tan maravilloso que solo alguien que se hubiera dado un golpe en la cabeza se lo habría creído.- Dile al coco que piense un poco
Nueva York II: Mi experiencia al intentar reservar un apartamento con Airbnb
El último apartamento ya me tenía en ascuas. El arrendatario aseguraba que tenía un apartamento con una demanda brutal y que nos decidiéramos cuanto antes. Era tan amable que nos dijo que éramos su primera opción. Bueno, nos escribe para meternos prisa y decirnos que en siete horas tenía que estar reservado por nosotros o por quien fuera. Antes de esas horas, miramos su calendario y parte de los días que íbamos a estar en Nueva York estaban ya ocupadas. Le preguntamos y nos dijo que había reservado esas fechas para nosotros... ¿y la otra mitad de los días? ¿No sería que dejabas la mitad para "alquilar" a otra persona, cobrar más de una vez y realmente no presentarse a dar las llaves? El caso es que para llevar mucho tiempo en la web de Airbnb y haber alquilado tanto solo tenía un par de opiniones y positivas... vamos, que podía ser él mismo con usuarios creados para dar buena impresión. Y claro, el caballero también quería una fianza por si había algún desperfecto. Pedí ayuda a la web Airbnb para que me confirmara si el arrendatario era de fiar y me invitó, con mucha educación y amabilidad, a que investigara sola.
- Suplantación de identidadEsto fue el remate... contactamos con un supuesto arrendatario que no contestaba a nuestra petición de reservar su apartamento. A la semana nos contesta para decirnos que alguien ha suplantado su identidad y que ha usado su usuario para poner un anuncio de una casa que no era suya. Cambió su foto de perfil y puso una foto de un papel escrito a mano en el que se veía (escrito en inglés) que su identidad había sido suplantada. Una se queda pensativa, desde luego. Aquí os hago una captura de pantalla de una persona que en el foro Los Viajeros cuenta que le ha pasado algo parecido a lo que acabo de comentar (si pulsáis la tecla Crtl y giráis hacia arriba la rueda del ratón, se pondrá la pantalla más grande, la letra de la captura se ve pequeña) pero, en este caso le habían robado las fotos de su casa y alguien estaba cobrando las reservas:

Nueva York II: Mi experiencia al intentar reservar un apartamento con Airbnb

Captura de pantalla de la web `Los Viajeros´



2. ¿Qué me indigna de Airbnb?-- ¿Inquilino o detective privado? No se responsabiliza de nada. Si un arrendatario te parece sospechoso te invita a que a que hagas las siguientes comprobaciones (sí, se le escribe directamente a Airbnb y la respuesta es que tú te encargues):    - Revisar los perfiles y evaluaciones de los arrendatarios (ya, pero ¿y si nadie los evalúa?)    - Comprobar la verificación del perfil del arrendatario (vale lo leo, ¿y?)   - Preguntar lo que se considere oportuno al arrendatario pero a través de la plataforma de Airbnb (claro)
Nueva York II: Mi experiencia al intentar reservar un apartamento con Airbnb
Con esto, que no es nada, se supone que ya puedes decidir si la persona que te va alquilar el apartamento es de fiar... te quedas a cuadros, desde luego. Y lo mejor es que te explican cómo protegerte como huésped.y si algo te choca, que lo denuncies a la policía directamente. ¿Realmente es necesario que me proteja? ¿tengo necesidad de exponerme y tener follones de denuncias? A ver, si viajo es porque estoy de vacaciones y ya tengo bastantes problemas durante el año. Por tanto, si hay que protegerse, mejor reservar a través de una web más fiable o ir directamente a un hotel o apartahotel. Al menos lo veo así.
Con todo esto queda claro que la empresa solo tiene la web para hacer de escaparate y se lleva la comisión con cada reserva. ¿Tanto les cuesta mirar los datos del arrendatario (su cliente a fin de cuentas) y solo decirme: "es un cliente con buen expediente"? Es lógico que eso supone un esfuerzo y que varios clientes pueden preguntar... ¡pero es lógico! Si no responde la empresa que se lleva la comisión, a ver quién lo va a hacer. Es que si el arrendatario tiene mal expediente y permiten que siga en la web es señal de que solo importa la comisión y no quiere saber nada más del mundo, por lo que no importa si el arrendatario tiene inmueble o no. A más arrendatarios (aunque no arrienden nada realmente), más comisión. 
-- Cualquiera es arrendatario: Cualquier puede ser arrendatario, aunque no tenga inmueble que alquilar. Solo hay que rellenar unos datos y poner fotos. Si alguien no ofrece todos los datos que pueden dar algún tipo de garantías, también pueden ser arrendatarios a través de Airbnb. Entonces, no me parece una web seria ya que todo tiene cabida. Creo que el usuario no tiene que hacer comprobación ninguna sobre el arrendatario, solo alquilar, pagar religiosamente y comportarse de manera cívica en el apartamento. Vamos, igual que cuando se hacen reservas en otras webs.
Nueva York II: Mi experiencia al intentar reservar un apartamento con Airbnb
-- Bye bye, comisión: Si se hace una reserva y el arrendatario permite la anulación y la misma se efectúa,  nos despedimos de la comisión porque Airbnb no la devuelve. Para un apartamento de 2500 euros eran casi 200 euros. Eso no pasa con otras webs como Booking (pongo el ejemplo porque llevo muchos años reservando con ellos, tanto hoteles como apartamentos, y nunca he tenido problemas y cuando tienes dudas, descuelgan el teléfono y no te dejan a la deriva).

3. Opiniones en InternetAnte la falta de apoyo e información por parte de Airbnb y muy confundida me decidí a buscar opiniones en la red y esto ya fue el remate. Me hicieron darme cuenta de que Airbnb no era para mí, al menos para Nueva York (para Chipiona que la tengo cerquita y si me tangan me vuelvo a Sevilla en un ratito, pues vale). Las capturas de pantallas son de TripAvisor y de Los Viajeros:
Nueva York II: Mi experiencia al intentar reservar un apartamento con Airbnb
--- Robos: Hay quien ha llegado al apartamento, ha dejado el equipaje, ha salido a pasear por la ciudad como primera toma de contacto y al llegar, sin estar la puerta forzada, les habían desvalijado el equipaje (ordenador portátil y dinero incluidos). En este caso, Airbnb y arrendatario se lava las manos.Así como si el arrendatario se encuentra el piso destrozado, según publicaba ABC en un artículo bajo el nombre "El escándalo de las casas alquiladas en Internet".
--- El apartamento no existe: Pues eso mismo, viajas a miles de kilómetros y el apartamento no existe. Y el arrendatario no se presenta. Te ves con las maletas, en un país que no es el tuyo y sin alojamiento. Eso sí, aunque Airbnb asegura que el dinero no lo cobran hasta que estás en el apartamento, no es así. Lo cobran antes.

Nueva York II: Mi experiencia al intentar reservar un apartamento con Airbnb

Captura de pantalla de TripAvisor


--- Cobros por adelantado: En la web se puede reservar sin escribirle antes al arrendatario. Pues bien, hay quien ha puesto su número de cuenta y no solo se le ha bloqueado el dinero, sino que se lo han cobrado sin que hayan hecho el check-in. Y encima, han tenido que pagar otra reserva. ¿El dinero? Cuentan que el dinero lo devuelven después de mucho patalear y ver los meses pasar... y no todo, solo una parte.

Nueva York II: Mi experiencia al intentar reservar un apartamento con Airbnb

Captura de pantalla de la web `Los Viajeros´


Nueva York II: Mi experiencia al intentar reservar un apartamento con Airbnb

Captura de pantalla de la web `Los Viajeros´


--- Cancelaciones: Queda claro que si el usuario cancela la reserva Airbnb se queda la comisión. Pero el arrendatario puede cancelar la reserva cuando quiera si así lo desea y el cliente simplemente se tiene que aguantar. Y Airbnb no adopta medidas para evitar que esto ocurra.

Nueva York II: Mi experiencia al intentar reservar un apartamento con Airbnb

Captura de pantalla de TripAvisor


--- Fianza: Muchos arrendatarios piden fianza pero luego se niegan a devolverla si el apartamento no tiene desperfectos. O se inventan que hay un rasguño para quedarse con el dinero. Ante esto, Airbnb se supone que hace de intermediario pero cuentan que no es cierto, aunque Airbnb asegura que el cargo no se realiza.
--- Solo opiniones positivas:Cuentan que las opiniones aterradoras solo se encuentran en foros y blogs en la red pero nunca en la misma web de Airbnb. Quizás ese sea el motivo por el que te encuentras arrendatarios que llevan dos años supuestamente alquilando su apartamento, te dicen que lo alquilan todo el año porque no viven ahí pero nadie cuenta si le ha ido bien o mal.

Nueva York II: Mi experiencia al intentar reservar un apartamento con Airbnb

Captura de pantalla de TripAvisor

Pero... ¿realmente las opiniones positivas son tan buenas? Pasen y vean:

Nueva York II: Mi experiencia al intentar reservar un apartamento con Airbnb

Captura de pantalla de TripAvisor

Y para acabar con el tema opiniones... a veces parece ser que ni da tiempo de escribirlas:

Nueva York II: Mi experiencia al intentar reservar un apartamento con Airbnb

Captura de pantalla de TripAvisor


--- Fraudes: Al ver esto, ya se me quitaron las ganas de seguir buscando apartamento a través de Airbnb. Me vais a entender.

Nueva York II: Mi experiencia al intentar reservar un apartamento con Airbnb

Captura de pantalla de TripAvisor

--- ¿Y el arrendatario?Pues parece ser que también puede salir escaldado.

Nueva York II: Mi experiencia al intentar reservar un apartamento con Airbnb

Captura de pantalla de TripAvisor

4. Conclusión:
Nueva York II: Mi experiencia al intentar reservar un apartamento con Airbnb
---- Elección de arrendatario: Creo que Airbnb podría ser una iniciativa maravillosa pero si mediaran de verdad y solo permitieran a arrendatarios previa entrevista y con algún documento que demuestre la pertenencia de la casa (como las escrituras). Claro, para eso necesitarían trabajadores en cada ciudad o realizar videoconferencia. El caso es que no tienen una regulación clara. 
---- No todo son las formas: Gozan de un buen diseño, de presencia en las redes sociales y de una exquisita educación. Pero el fondo sigue vacío y no están para cuando realmente hace falta. Esta es la realidad. Pueden justificarse de mil maneras, pero las pruebas están ahí. Además de que es misión imposible que te respondan al teléfono. Si tienen muchas llamadas, tendrán que habilitar más líneas o ampliar la plantilla de Atención al Cliente. Pero lo que no es lógico es solo llevarse la comisión y si te vi no me acuerdo.
---- Seguro: Se supone que hay un seguro de 36.000 euros para desperfectos del arrendatario. Pero... ¿y qué pasa con el inquilino? ¿se les cancela las vacaciones y qué hacen? Se ven en otro país sin alojamiento, ¿y dónde duermen? El inquilino está vendido porque tienen sus datos personales y su número de cuenta pero el inquilino no sabe nada de la web ni de la persona que alquila el apartamento. Mucha desigualdad.
Nueva York II: Mi experiencia al intentar reservar un apartamento con Airbnb
---- Experiencias positivas: Podemos quedarnos con que no todo es negativo. Pero lo cierto es que también hay opiniones de gente que ha pasado unas vacaciones maravillosas pero ojo, no es gracias a Airbnb porque como empresa solo ponen la web para que la gente se anuncie. No hacen comprobaciones ni establecen exigencias. Es gracias a que los arrendatarios en cuestión son personas legales y deciden comportarse como tal y como les gustaría que los trataran a ellos. Hay quien simplemente quiere sacarse un dinero extra y no meterse en problemas y hace uso de esta página. Insisto en que no es obra de Airbnb ya que la web no controla lo bueno ni lo malo, simplemente no controla y pone a disposición de todo el mundo una web que cualquiera maneja. Para que las cosas funcionen tiene que haber control y trabajadores que moderen. 
---- Alternativa: Una opción es que, en caso de que el apartamento que se publicite en Airbnb merezca tanto la pena como para tomarse molestias,  si se viaja a una ciudad donde se tienen conocidos, se les pida que se pasen a hacer algunas comprobaciones. Es como cuando se alquila un piso en la playa y se va antes a verlo y a conocer al propietario. Pues igual. Pero claro, cuando se habla de un lugar con unos kilómetros considerables e incluso avión, la cosa cambia. Y lo más importante y no es ninguna tontería: pedir las escrituras y el catastro. Si no... jugársela.

¿Habéis reservado con Airbnb? ¿cuál ha sido vuestra experiencia? ¿algo que os haya echado para atrás?

¡Besos! ¡gracias por vuestros comentarios!
Otra entrada sobre Nueva York:
* Nueva York I: Qué comprar en Nueva York (cosmética y maquillaje)

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas