Revista Cine

Orinar en la piscina: una mala combinación

Publicado el 28 enero 2015 por Brussels @CeluloideA
Un artículo de los investigadores de la Universidad de Beijing Lushi Lian, Yue E y otros, publicado recientemente en la revista Environmental Science and Technology dio la alerta: la mezcla de orina humana con el cloro presente en las piscinas es peligrosa y puede provocar problemas de salud potenciales.
santiago segura gabino diego orina pis piscina
El cloro se adiciona al agua para mantener a raya la concentración de microbios causantes de enfermedades en las piscinas, pero cuando el sudor y el ácido úrico (heterociclo de fórmula C5H4N4O3) presente en el orín entran en juego, pueden producirse subproductos inorgánicos volátiles como la tricloramina (NCl3, también llamada tricloruro de nitrógeno) y el cloruro de cianógeno (CNCl). El primer compuesto está asociado a problemas pulmonares tras una exposición prolongada, así como el segundo, que además puede causar problemas cardiacos y a nivel del SNC.cyanogen chloride structure Nitrogen trichloride trichloramine inorganicAmbos se produjeron hacia los 60 minutos del comienzo de la reacción, mientras los investigadores analizaban mediante espectrometría de masas el modelo creado, midiendo las concentraciones de estos productos de la cloración. Al tener naturaleza volátil, estos compuestos tendían a acumularse en los estratos más superficiales del agua, aunque de forma heterogénea. La tricloramina se formaba en la primera hora de la reacción, disminuyendo su concentración rápidamente después, y el cloruro de cianógeno alcanza su pico de concentración por la cloración del ácido úrico hacia las ocho horas del comienzo.
Pero, ¿cuánta orina haría falta para convertir una piscina en un charco de la muerte? Esa pregunta se la realizaron a la revista Ars Technica, e hicieron los cálculos:
  • El cloruro de cianógeno causa efectos graves en humanos por encima de los 2,500μg/l, llegando a causar coma, convulsiones y la muerte.
  • Según estos mismos cálculos, para llegar a esta concentración en una piscina, se necesitarían 3.000.000 de personas evacuando 0,8l de orina de sus vejigas concentrada en extremo.
  • Se necesitaría una concentración elevada de cloro en el agua de la piscina para que pudiera reaccionar con todo el ácido úrico, y así obtener de producto de la reacción cloruro de cianógeno suficiente para producir un coma. Luego la proporción agua-cloro final sería 2:1 (bonita cifra).
  • Con esta concentración de cloro, seguramente las personas sentirían unas molestias bastante desagradables en piel y mucosas, y finalmente se derretirían cual nazi en Indiana Jones.
Conclusión: antes de alcanzarse una concentración suficiente de cloruro de cianógeno que pudiera causar un coma o la muerte, la gente se desharía en un charco como un gremlin a causa del cloro.
En el agua del mar, sin embargo, el impacto de la orina humana es menor debido a su composición de un 95% de agua e iones cloruro, que ya están presentes en el océano. El compuesto orgánico urea, de fórmula CO(NH2)2, por otro lado, sí que puede ser perjudicial para la vida marina aunque en ocasiones se utilice para fertilizar fitoplancton. Todo es cuestión de concentraciones.

urea carbamide CO(NH2)2 carbonyl functional group


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revistas