Revista Belleza

OverBooking

Por Itwoman

Tiene toda la pinta de que voy a escribir un post de indignación con las compañías aéreas que venden más billetes de la cuenta y luego llegas y no te puedes subir al avión. Podría, incluso debería, pero no va de eso. Aunque aprovecho para decir que tiene guasa que te vayas de vacaciones con toda tu ilusión y no te puedas subir al avión. Que una va con una programación muy elaborada y van y te lo trastornan todo.

Sobre las compañías aéreas podría escribir mucho, largo y tendido. Pero no me apetece indignarme hoy.

aeropuerto

De lo que quiero hablar es de libros, de lectura y de mi mente atascada y dispersa. Todo en uno. Por eso me permito hacer el juego de palabras con overbooking. Booking en inglés significa reserva y overbooking es un exceso de reservas y de ahí que te quedes fuera del avión con una mala leche en lo alto que cuando llegas al mostrador de la compañía aérea pareces la niña del exorcista. Pero book significa libro y lo que tengo es un overbooking de libros, que de momento no voy a coger ningún avión y de todas formas si voy en avión voy leyendo siempre, así que ya está todo hilvanado.

Hay tantos libros por leer, tantosssss.

Tampoco es que sea una erudita de estas que leen cosas profundas, para nada. Lo mío son  los best-sellers, los libros de misterio y las novelas de sagas familiares. Bueno, leo de todo pero sobre todo leo. Mucho, cuando puedo, si puedo.

Afortunadamente la era digital me facilita el trabajo. En mi ebook puedo llevar una biblioteca completa vaya donde vaya. Si voy de viaje puedo aguantar una espera larga en un aeropuerto porque me dejen tirada por overbooking y tenga que esperar al siguiente (hoy hilvano que da gusto). Antes te ibas de viaje con una novelita que pesara poco y cuando se acababa te quedaba un vacío espiritual que no veas. Tampoco vas a llenar la maleta de libros, que con eso del equipaje de mano llevas lo justo (realmente he de escribir sobre las compañías aéreas, hay mucho de que hablar). Amazon está en mi escala de valores casi a la misma altura que Zara, no os digo más.

Pero mi problema no tiene que ver con los libros, tiene que ver con mi cabeza. Creía que me cansaba leyendo por la vista y me compré unas gafas de cerca. A ver, lo de la vista lo achaco a que llevo muchos años delante de un ordenador, que conste, que la edad también pero menos, que quede muy pero que muy clarito.

Pues no era eso, es que tengo muchas cosas en la cabeza, mi mente está en mil cosas y no me concentro. Empiezo a leer y al ratito me levanto y me voy a hacer otra cosa. ¡Qué inquietud vital más tonta!.

Recuerdo aquellos domingos en los que me tumbaba en el sofá con un libro y no paraba hasta que lo acababa. Ay.

Pues no, ahora no. Que si una lavadora que tender, que si hacer la cama, que si, que si….

En resumen, que lo de la vista puede ser por el ordenador pero mi cabeza lo que está es mayor y cansada y eso sí es por la edad. Hay que asumirlo. Pero que conste que mi mente sigue ágil que hay que ver lo bien que he hilvanado lo del overbooking ¿no?.

Y ahora me iba a poner a leer pero con tanto hilvanar con el tema de los aviones me he puesto de muy mal humor y no estoy para nada.  Es que tiene guasa.

A ver si aguanto un rato así.
A ver si aguanto un rato así.
Archivado en: Lo que se me pasa por la cabeza Tagged: avión, book, cabeza, compañías aéreas, gafas, leer, libros, overbooking
OverBooking
OverBooking
OverBooking

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas