Revista Cocina

Pasta fresca casera

Por Juanbellas

Realmente, cuando llevas comiendo pasta todo tu vida, en cualquiera de sus variedades, no te esperas que te pueda llegar a sorprender, más allá de con una determinada preparación, o acompañada de una salsa nueva y diferente.

Pero que equivocado estaba!.

No es tanto una cuestión de cómo y con qué acompañas esa pasta, sino la preparación de la propia pasta en sí misma es la que puede llegar a hacer que un simple plato de espaguetis con bonito se transforme en algo totalmente diferente y nuevo para todo aquel que está acostumbrado a comer la pasta que tradicionalmente vemos en la tienda.

Que sí….que es mucho más cómodo y rápido comprar un paquete de pasta ya hecha y ponernos a cocinarla sin más. Incluso puede decirse que está muy buena, pero es que la fresca….es como darle a probar la nata recién montada a alguien que solo conoce la del spray….

Al final es como todo: si te gusta la cocina y disfrutas metido entre trastos y preparándote tus propias cosas, la pasta fresca y recién hecha es para tí. Sino, pues con la seca comprada en la tienda serás completamente feliz.

Pasta fresca casera

Tipo de receta: Amasado

Tiempo empleado: 20 minutos

Raciones: 2

Información nutricional por cada ración:

  • Calorías: 189
  • Grasas: 1,9 g
  • Carbohidratos: 36,1 g
  • Proteína: 6,8 g

INGREDIENTES:

  • 50 g harina de trigo normal
  • 50 g harina de fuerza
  • 1 huevo M-L

PASOS:

  1. Mezclamos en un bol 50 g de harina de trigo con otros 50 g de harina de fuerza
  2. Añadimos 1 huevo M-L
  3. Mezclamos bien
  4. Trabajamos hasta que no se nos pegue en las manos ni en el bol
  5. Cortamos la masa en 4 porciones iguales
  6. Vamos dando pasadas a las porciones de masa en la máquina hasta dejarlo del grosor deseado
  7. Con la masa laminada la pasamos por los rodillos de corte del tipo de pasta que vayamos a preparar
  8. Colocamos la pasta ya terminada en secadores o mismamente en perchas sobre los pomos de las puertas de la lacena
  9. Y ya tenemos lista la pasta para cocinar en apenas 3-4 minutos en agua hirviendo.

Vamos allá con el paso a paso fotográfico:

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-00

Vamos empezar mezclando en un bol los 50 g de harina de trigo normal junto con los 50 g de harina de fuerza más un huevo M-L. Esto nos dará unos 150 g de pasta en total, para dos personas.

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-01

Empezamos mezclándolo bien con un tenedor para que se disuelva bien el huevo. Luego ya lo trabajamos con las manos.

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-02

Vamos mezclándolo todo bien. Solo en caso de que nos quedase una mezcla muy seca y no se integrase bien la harina, seguramente porque el huevo era algo pequeño, solo en ese caso añadiríamos algo de agua, una pizca. En caso de que nos pasásemos con ella añadiríamos algo más de harina.

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-03

Al final nos quedará una bola que se despegará fácilmente de las paredes del bol y de las manos.

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-04

Esa bola de masa la vamos a trabajar un poco fuera del bol, como si fuese la masa de pizza, por unos minutos, para acabar de integrar bien la harina.

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-05

Nos quedará una bola de masa bien lisa y que no se nos pega a las manos.

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-06

Para cortar porciones que llevaremos a la máquina, lo mejor es hacer que esas porciones sean lo más parecidas en tamaño posible, de esa forma el resultado final será pasta toda del mismo tamaño, más o menos. Hacemos un rectángulo regular con la masa.

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-07

Lo dividimos en cuatro porciones similares entre sí.

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-08

Cada porción la estiramos un poco y ya la tenemos lista para ir pasando por la máquina.

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-09

La iremos pasando desde la abertura mayor hasta el número indicado para el tipo de pasta que vayamos a preparar.

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-10

Lo importante es ir haciendo rectángulos con la pasta laminada en los sucesivos pasos.

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-11

Para ello, en cada pasada, podemos doblar sobre si misma las puntas si las hubiese, quedándonos de forma más rectangular, y así tendrá una forma más homogénea la pasta final.

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-12

En mi caso, como quiero preparar unos fettuccini (una especie de tallanires más anchos), siguiendo las recomendaciones de las instrucciones de la máquina, le iré dando pasadas desde la posición más ancha, 0, hasta la posición 5.

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-13

Si cortamos la masa en porciones pequeñas como vimos antes no habrá problema, pero si nuestras porciones eran más grandes, pudiera ser que la masa se estirase demasiado, siendo recomendable cortarla en porciones de no más de unos 25 cm.

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-14

Una vez que tengamos la masa del grosor adecuado para el tipo de pasta que estemos preparando pasamos a darle forma en los rodillos de corte. Solamente debemos enharinar la masa si vemos que se nos pega a los rodillos y no circula bien.

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-15

Vamos girando la manivela y ya sale por el otro extremo.

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-16

Seguimos girando la manivela y la recogemos con cuidado de que no se nos pegue, aunque si tiene algo de harina es más difícil.

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-17

Las consecuencias de no medir las porciones de masa a meter en la máquina son que nos saldrá pasta de diversos tamaños. Yo prefiero que salga de tamaños más homogéneos.

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-18

Según la sacamos de la máquina debemos colocarla en “secadores”. Los hay a vender específicos para pasta, pero con un par de perchas nos podemos valer perfectamente. Debemos andar rápidos para evitar que se nos pegue una con otra la pasta. La colocamos separada, no amontonada.

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-19

Las perchas es bueno que sean de las anchas, ya que luego se sacarán mejor al llevar la pasta a la olla.

recetasbellas-pasta-fresca-18may2016-20

Y ya está. Ya tenemos nuestra pasta fresca lista para cocinar. Además, le llevará menos tiempo que a la seca, unos 3-4 minutos apenas.

Bueno pues como veis tampoco tiene tanto misterio esto de prepararse la pasta fresca en casa.

En sabor vais a ganar un montón, aparte de que también se cuece en la mitad de tiempo, unos 3-4 minutos nada más.

Y vosotros, ¿preparáis la pasta en casa o la compráis normalmente.

Venga, nos leemos en la próxima entrada.

Un abrazo, gente.


Archivado en: Básicos Tagged: Harina de fuerza, harina de trigo, Huevos
Pasta fresca casera
Pasta fresca casera
Pasta fresca casera

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista