Revista Cocina

Pollo en pepitoria

Por Juan Fran @ZasOlla
Pollo en pepitoriaLos clásicos nunca fallan, y si son platos tradicionales mejor que mejor. Uno de los ingredientes principales de nuestra cocina, y de este blog, es el pollo, como podéis ver en el pollo mozárabe, las alitas teriyaki, o el pollo frito con Doritos (faltan dos recetas de pollo frito que quiero reformar). Recetas hay mil, y en cada casa cada uno hace estas recetas a su manera, esa es la gracia de la cocina tradicional, que no hay dos platos iguales. La receta tradicional de hoy es el pollo en pepitoria, un pollo de lo más interesante, ya que su salsa es suave, pero a la vez tiene bastantes matices y una textura de lo más escandalosa. Además, en menos de una hora podéis tener la comida hecha.Esta receta es para cuatro personasIngredientes
  • Muslos, contra muslos y pechugas de pollo
  • 1 cebolla grande
  • 2 huevos
  • 3 ajos
  • Una rebanada de pan
  • Almendras
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de agua o caldo de ave
  • Aceite
  • Harina
  • Sal y pimienta

PasosVamos a hacer dos cosas a la vez, así que, por favor, que nadie se estrese ni se agobie. Por un lado, tenéis que picar la cebolla en trozos pequeños y a pocharla en una olla con un poco de aceite y sal. Por otro lado, salpimentad el pollo muy bien, rebozadlo en harina, si es especial para freír mejor que mejor, y lo se fríe en una sartén con dos dedos de aceite bien caliente. Al freír el pollo va a quedarse muy bien sellado y va a darle luego un sabor a tostado muy interesante. Para esta receta yo prefiero usar muslos y contramuslos, dos de cada para cuatro personas, aunque si queréis usar las pechugas o las alitas sois libres de hacerlo.Cuando tengáis el pollo frito y la cebolla pochada tendréis que añadir a la olla con la cebolla un vaso de vino blanco, removed un poco con una espátula y poned el pollo frito. Cocinadlo a fuego medio hasta que el vino se haya reducido a la mitad aproximadamente. En este momento tendréis que añadir un vaso de agua o de caldo de ave, lo que tengáis más a mano. Yo usé agua y la receta salió buenísima, no quiero imaginarme cómo saldría con caldo de ave. Tapad la olla y dejad que se cocine a fuego medio o bajo durante 45 minutos.En muchos sitios he visto que la cebolla la pochan en la misma sartén que donde han frito el pollo, quitándole aceite. Personalmente, yo he preferido usar una sartén para el pollo y la olla para la cebolla por comodidad y para hacer la receta un poco más rápido, pero si preferís hacer las dos cosas en la misma sartén u olla podéis hacerlo sin ningún problema.Bueno, a lo que vamos. La salsa del pollo hay que espesarla. Para ello vamos a hacer un majado de lo más adictivo que os podréis encontrar en la cocina. Comenzaremos cociendo dos huevos. La yema tiene que quedarse muy bien cocinada, o sea dura. Aprovechad ahora para dorar un puñado de almendras peladas, con 15-20 iréis bien, tres ajos pelados y para freír una rebanada mediana de pan. Cuando tengáis todo esto hecho tendréis que machacar los ajos, las almendras, el pan y las yemas de los huevos en un mortero, con calma gracia y salero hasta que tengáis una pasta espesa y deliciosa.Cuando falten 15 minutos para que el pollo esté listo (o sea, cuando el pollo lleve cociéndose media hora) añadid este maravilloso majado y las claras de los huevos troceadas en trozos pequeños. Mezcladlo todo muy bien para que todos los sabores se mezclen. Probad también las salsa por si hiciera falta añadir un poco de sal. Dejad que el pollo termine de cocerse, removiendo un poco la olla para asegurarnos de que la salsa no se pega en el fondo. Cuando hayan pasado los 45 minutos podréis servir el pollo. A mí me gusta hacer unas patatas fritas como acompañamiento, aunque eso ya es otro post distinto.Esta plato si os coméis al momento estará bueno, pero si os lo coméis unas cuantas horas después o al día siguiente… sin palabras.
Enjoy!

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista