Revista Cocina

Presa ibérica

Por Lawebcinera @LaWebcinera

Hoy cenamos bocadillo de presa ibérica.

Como bien dice en este post El camino de las etiquetas amarillas, cuando voy a comprar al carrefour soy de las que se suele asomar por la zona de las etiquetas amarillas.

Ayer precisamente nos estábamos preguntando que cenar, cuando vi una bandeja de presa ibérica al 50%.

-Os dejo información sacada de la web Gastronomía&Cía, para así saber algo más acerca de este tipo de carne.

La presa de cerdo ibérico es una pieza que tiene bastante grasa intermuscular, lo que participa en que sea una carne jugosa y sabrosa, y a pesar de que el cerdo ibérico tiene mayor proporción de grasa que el cerdo blanco, está mejor considerada para nuestra salud.

Pero aún no hemos explicado de dónde sale o qué es la presa de cerdo, se trata de una pieza que se encuentra junto a la paleta, forma parte del cabecero del lomo y de cada animal se extraen dos presas de unos 500 gramos de peso. La pieza tiene una forma ovalada, y como comentábamos, con mucha infiltración de grasa, una cocción adecuada hace que ésta se funda en el paladar.

Elegimos una barra de pan, que por cierto elegir una barra de pan decente últimamente me lleva bastante tiempo ya que todas tienen una textura gomosa. Nos decidimos por la menos gomosa de todas y nos fuimos a casa a elaborar un rico bocadillo para cenar.

presa_iberica

Ingredientes:
tomate
queso brie
cebolla
presa ibérica
sal
azúcar
vinagre de vino blanco
pan

Cortamos en aros la cebolla y la pochamos en una sarten con aceite a fuego bajo.

Añadimos una cuchara y media colmada de azúcar y seguimos pochando.

Incorporamos dos cucharadas de vinagre de vino blanco y dejamos pochar, por el tiempo la olor fuerte del vinagre desaparece.

Si mi vitrocerámica tiene 12 puntos de cocción (ésto os lo explico para que tengáis más o menos idea de a que temperatura he pochado la cebolla), el pochado lo hice al 2. Cuando añadí el vinagre subí al 4, dejé evaporar el olor fuerte del vinagre y seguí pochando hasta que los bordes de la cebolla se pusieron un poco negros. Es cuando logré obtener ese sabor dulce amargo de la cebolla caramelizada.

Tosté un poquito el pan al horno.

La presa ibérica la marqué a la plancha previamente salpimentada a fuego medio-alto.

Monté el bocadillo, con rodajas finas de tomate, la cebolla carmelizada, la presa ibérica y encima el queso brie.

Calenté el bocadillo de nuevo un poco al horno, incluso con el horno apagado el poco calor es suficiente para que derrita un poco el queso brie.

Y ya está listo nuestro bocadillo de presa ibérica con cebolla caramelizada.

Espero que os haya gustado, hasta la próxima receta!

Más en LaWebcinera Facebook y LaWebcinera Twitter. Sígueme!!


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revista