Revista Ilustración

Que te follen, beigbeder; la última novela de david refoyo, el tesoro que se publicará tras mi muerte, o cómo traspasar los límites hasta alcanzar la creación literario unipersonal, libros únicos, especiales ¿quieres el tuyo?

Por Davidrefoyo @drefoyo
QUE TE FOLLEN, BEIGBEDER; LA ÚLTIMA NOVELA DE DAVID REFOYO, EL TESORO QUE SE PUBLICARÁ TRAS MI MUERTE, O CÓMO TRASPASAR LOS LÍMITES HASTA ALCANZAR LA CREACIÓN LITERARIO UNIPERSONAL, LIBROS ÚNICOS, ESPECIALES ¿QUIERES EL TUYO?
"Que te follen, Beigbeder es la última novela de David Refoyo que, en esta ocasión, rompe su habitual ritmo literario para cambiar de estilo, una forma más cuidada, de mayor envergadura literaria, donde discute de forma irónica e icónica, con El amor dura tres años, del escritor francés citado ya desde el título. Se trata, como no podía ser de otro modo, de la historia de amor de una pareja normal (y con este adjetivo no califico su condición por ser heterosexuales los personajes). Él, un diseñador gráfico; ella, una enfermera en turno de noche. Emulando a DeLillo en Cosmópolis, la acción trasciende a lo largo de un día, un solo día donde ocurren cosas extraordinarias, donde la cultura popular, la música indie y el rock urbano, la literatura y la metaliteratura, el sexo y el romanticismo, se funden en un libro delicioso, de apenas 200 páginas, que hará las delicias de los lectores."

Algo así, que me perdonen los críticos, se publicaría en algún medio convencional a raíz de mi última novela, Que te follen, Beigbeder. La novela ha sido publicada hace apenas una semana, por la editorial digital Lulú, con un precio asequible de 4,65 euros. Sin embargo, la tirada de esta primera edición, es de solo un ejemplar. Uno.
Hastiado por la situación del mercado literario, donde los libros inéditos se amontonan, decidí volver a engrasar la maquinaria con fuerza, con un cambio de modelo. Para qué iba a intentar regresar al mundillo si es prácticamente imposible, así que escribí una novela para mi pareja, única y exclusivamente para ella. ¿Te imaginas que un escritor hiciese algo parecido para ti? ¿Cuánto podría costar ese regalito? Pues, la verdad, no lo sé, y no me importa.
La cuestión caminaba más por otras vías, la prueba, la libertad, la experimentación. Indagar en la autoedición, traspasar sin miedo líneas que no había traspasado nunca y, cómo no, que mi libro se leyera. Y se ha leído. Y su lectora, además, afirma que le ha gustado, que es un libro apasionante y que está deseosa de leer la siguiente, pues este libro está ideado en forma de trilogía, o eso parece.
Escribo estas líneas, porque un buen amigo me ha pedido una reseña del libro, como punto y final a un proyecto, porque un libro que sale al mercado y no recibe una sola crítica, una valoración, parece que no se ha leído. Y Que te follen, Beigbeder se ha leído. Sí. Dos veces. Ni una más.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :