Revista Televisión

Quien a hierro mata

Publicado el 05 septiembre 2019 por Becker @enfermosbecker

Una película en la que sale Luis Tosar casi siempre apetece porque uno sabe que como poco se va a encontrar una buena interpretación, pero tengo que reconocer que de primeras Quien a hierro mata no despertó mucho mi curiosidad. Quizás porque hemos tenido varias historias últimamente de narcos gallegos y me parecía otra mas. No podía estar mas equivocado. Si, va de narcos y sucede en Galicia pero está muy por encima de todo lo que hayáis visto sobre el tema. No por lo del tráfico de drogas, eso ya está tratado de forma magistral en Fariña, sino por su profundidad.
Un narco debe salir de la cárcel debido a una enfermedad degenerativa que lo acabara matando, pero en lugar de irse a su casa como quieren sus hijos decide ingresarse en un centro de mayores, quedando a cargo del jefe de enfermeros. Y hasta aquí puedo leer, porque ir descubriendo poco a poco (y debe ser poco a poco) la trama y dejarse llevar es un auténtico placer para el espectador como hace tiempo yo no veía en el cine. Y es que todo está hecho con maestría y oficio, todo dedicado a crear tensión y una atmósfera que atrapa al espectador y no lo suelta hasta el último y desolador plano de la película. Hacía mucho tiempo que una película no se quedaba en mi cabeza hasta días después de haberla visto, y es que la crudeza y la verdad con la que está rodada es muy difícil de olvidar.

Por supuesto todo lo anterior no es posible sin actores que estén a la altura de un guion y una historia sobrecogedores, y todos lo están, del primero al último. Pero tampoco nada de esto sería posible sin esa atmosfera que se crea y sin la mano de su director, Paco Plaza que dirige para mí su mejor película. Sin menospreciar ninguna, sus anteriores películas no tienen nada que ver con esta, esta es de esas que debería sorprender a todo el mundo y acaparar un montón de premios.
Espero que tenga gran éxito porque Paco Plaza ha hecho una película que mas allá del entorno y el contexto habla profundamente del ser humano.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista