Revista Cocina

Receta de pay de chocolate y queso

Por Genialesideas @genialesideas

El pastel, pay o tarta de chocolate y queso es muy liviano y exquisito. Un postre fácil de preparar e ideal para cualquier tipo de celebración o simplemente para cuando se te antoje algo dulce y delicioso. Lo recomendamos especialmente para SAN VALENTIN, porque es un  postre que rinde bastantes porciones y por lo tanto es ideal para compartir o regalar. ¿Te animas a prepararlo?

 

Receta de pastel, pay o tarta de chocolate

DELICIOSO PASTEL DE CHOCOLATE

INGREDIENTES: (Rinde 16 porciones)

Para la base:

1 ½ taza de galletas de chocolate molidas

2 cucharadas de azúcar

¼ taza de mantequilla derretida

Para el relleno:

720gr de queso crema

350gr de chocolate para repostería en trozos (muy buena calidad)

1 taza de azúcar

2 ½ cucharadita de café soluble

3 cucharadas de harina

3 huevos

2 yemas

1 taza de mantequilla a temperatura ambiente.

PREPARACIÓN:

1)   Pre calienta el horno a 175º C. Pon el queso crema en un tazón grande y déjalo a temperatura ambiente para que se ablande un poco.

2)   Mezcla las galletas molidas, las 2 cucharadas de azúcar y la mantequilla en un tazón mediano. Presiona firmemente la mezcla anterior en el fondo y a la mitad de la altura de un molde redondo previamente engrasado. Ponlo en la nevera mientras haces el relleno.

3)   Derrite el chocolate a baño maría. Por otro lado, disuelve el café en 2 cucharadas de agua hirviendo.

4)   Bate el queso crema a velocidad alta hasta que se vea cremoso, agrega la taza de azúcar gradualmente, y sigue batiendo hasta que se vea ligero y esponjoso.

5)   Espolvorea la harina sobre la mantequilla y mezcla bien. Añade los huevos y las yemas, una por una, batiendo bien después de cada adición. Agrega el chocolate derretido, el café disuelto y la crema de queso a velocidad  baja.

6)   Saca el molde de la nevera y vierte la mezcla. Hornea durante 1 hora, apaga el horno y deja que el pastel permanezca en el horno con la puerta cerrada durante 40 minutos más.

7)   Saca el pastel, déjalo enfriar sobre una rejilla. Refrigera toda la noche. Desmolda  y sirve a temperatura ambiente. Decora a tu gusto.

Ahora solo queda disfrutar este postre en compañía, pero si vuestra idea es regalarlo, os aconsejamos el artículo En San Valentín regalos hechos por ti, donde podréis coger algunas ideas muy chulas.

¿Y  tu eres más de los que cocinan postres para regalar, o de los que prefieren que se los regalen?

 

Nos gustaría mucho saber lo que piensas, estamos seguros que lo que digas ayudara a otros. ¡Anímate a participar con tu comentario!

 


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista