Revista Cocina

Receta tradicional mexicana de pan de muerto

Por Gustolatino Gastronomía @Tatiana2929

Cada año a finales de octubre y principios de noviembre no podemos olvidar la receta tradicional mexicana de pan de muerto, una receta que nos liga a nuestras raíces y a la esencia latina de la cual podemos estar tan orgullosos.

  • 1/4 de taza de mantequilla o margarina
  • 1/4 de taza de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de azúcar
  • 20 de levadura panadera
  • 1/4 de taza de agua tibia
  • 2 huevos
  • 3 tazas de harina (sin cernir)
  • 2 c/das de té de anís
  • 3 c/das de té de azahar
  • Ralladura de una naranja
  • 2 c/ditas de azúcar adicionales
  • 1 huevo adicional para añadir la decoración

¿Qué se necesita para barnizar el tradicional pan de muerto? (opcional):

  • 1 c/da de harina para barnizar
  • 1 c/da de azúcar
  • 2 tazas de agua
  • 1 c/da de azúcar para espolverear

Preparación para la receta tradicional mexicana de pan de muerto

  • Disolver en una taza la levadura en agua tibia con una cucharada de azúcar, dejar reposar durante unos 15 minutos para que empiece a fermentar (saldrá una espuma).
  • Añadir una cucharada de harina a la mezcla y revolver.
  • En un cuenco mezclar bien el resto de la harina con dos cucharadas de azúcar y dos de sal.
  • Sobre una superficie plana poner la harina mezclada en forma de volcán, dejando un espacio en el centro y añadir en él la mezcla de la levadura y los demás ingredientes: el resto del azúcar, la mantequilla, los 2 huevos y la mantequilla
  • Agregar el té de anís, el té de azahar y la ralladura de naranja.
  • Amasar hasta que la masa adquiera una consistencia suave de la siguiente manera: estirar la masa, agarrando uno de los extremos en dirección opuesta (dándole unos cuantos golpes) y llevarlo de nuevo al centro.
  • Hacer esto durante unos diez minutos o más, girando la masa para trabajarla por todos lados, poco a poco se harán burbujas y la masa se empezará a separar de la superficie y su textura será muy elástica.
  • Pasar la masa a un cuenco y cubrirla con un paño de cocina limpio.
  • Dejarla reposar en un lugar templado durante una hora y media, hasta que la masa duplique su tamaño (se llenará de aire por la fermentación).
  • Una vez pasado el tiempo de reposo de la masa; volver a colocarla sobre la superficie previamente enharinada y trabajar durante unos 10 minutos más.
  • Separar un pedazo de la masa (aproximadamente 1 taza) para hacer los huesitos y la bola que se coloca encima del pan para darle ese aspecto tan tradicional.
  • Hacer una bola con el trozo más grande.
  • Poner un poco de mantequilla y harina al molde en el cual hornearemos el pan.
  • Precalentar el horno a 200º C.
  • Colocar la bola más grande sobre el molde o placa para hornear, hacer un bolita pequeña y dar forma a los huesitos con los que se va a decorar el pan.
  • Dejar reposar de nuevo toda la masa (unos 20 minutos aproximadamente).
  • Batir el último huevo y con él pegar la bola y los huesitos al pedazo más grande, tal como se aprecia en la fotografía y meter al horno.
  • Hornear durante 15 minutos a 200º C y luego bajar la temperatura hasta 170º C (dejando el pan 10 minutos más aproximadamente), el olor a pan debe ser evidente antes de que se vaya a sacar del horno

Tips gastronómicos para la receta tradicional mexicana de pan de muerto

  • La levadura necesita del azúcar para alimentarse y poder fermentar la masa, por eso es importante dejarla durante unos 15 minutos y de esta manera la masa tomará cuerpo.
  • Es importante trabajar bien la masa para que se liguen bien los ingredientes y el resultado sea una masa suave y agradable, esto son unos 10 o 15 minutos, dependiente de la fuerza que se emplee y del calor en las manos.
  • Algunas personas sustituyen la levadura por pulque, lo cual le confiere un sabor diferente pero un toque también muy mexicano 🙂
  • La levadura no puede entrar en contacto directo con la sal porque no fermenta (que es lo que hace que crezca el pan).
  • Algunas recetas llevan más yemas, pero esto le aporta más grasa a la receta y el resultado puede dar un pan más consistente.
  • Como muchas recetas, esta es una versión del Pan de Muerto y como decimos siempre en Gustolatino Gastronomía, en la cocina como en la vida, las posibilidades son infinitas y dependen también de los gustos de cada cual.
  • Para ahorrar energía, se puede calentar el horno a la más alta temperatura y posteriormente bajar a la deseada, esto hará que tarde menos.
  • Las temperaturas son aproximadas, ya que cada horno de cocina es diferente, pero por supuesto el olor a pan será una señal inequívoca de que el pan está listo.

Volver a la Portada de Logo Paperblog