Revista Ilustración

Reflexiones post n-122

Por Davidrefoyo @drefoyo
REFLEXIONES POST N-122
Cuando un disco te entraba por el oído, removías Roma con Santiago hasta encontrarlo. Era un objeto de culto que reproducías en CD o Casette tantas veces como fuese necesario. Hasta adoctrinar a tu círculo cercano. Lo curioso, y eso se ha perdido, eran aquellas tardes de sábado que nos juntábamos para escuchar música. Sí, sólo para escuchar discos. No se pasaban las canciones y tampoco se cambiaban los originales. Se escuchaba entero. Del tirón, salvo que el disco fuese realmente infumable. Y a veces lo eran. Pero aprendimos decenas de temas, de canciones, de biografías. Éramos unos freaks pre-MP3, pretodasesascosasdeinternet. Eso lo perdimos. Nunca más quedamos para escuchar discos y ahora es tremendamente complicado que conozcas mis canciones. Que conozcas el por qué de mis camisetas de Burning o la magia del rock & roll. Ahora, sólo nos queda la autopista para compartir esos discos, que algún día serán nuestros.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog