Revista Libros

Reseña | Desafiando las normas, María Martínez

Por Flordecereza @NovelaRomantica

Reseña | Desafiando las normas, María Martínez

A VECES, EL CAMINO QUE MÁS TEMES
ES EL QUE TE LLEVA A CASA.

Un solo segundo basta para cambiar toda una vida. Spencer lo sabe muy bien. Su pasado está lleno de pérdidas que la han ido marcando desde muy niña. Aunque nunca imaginó que la más trágica de todas ellas llegaría en el mismo instante que su camino se cruzó con el del chico equivocado. Han transcurrido casi tres años desde ese fatídico encuentro. Tres años en los que ha intentado recomponerse, dejando atrás a la chica que una vez fue y de la que tanto se avergüenza. Y por fin cree haberlo conseguido.

Eric necesita pasar página. Quiere empezar de nuevo, cerca de su familia, y olvidar todas las mentiras con las que ha crecido. Sin embargo, cuando te has pasado la vida yendo de un lado a otro sin descanso, establecerse puede resultar mucho más difícil de lo que en un principio parecía. Y él no deja de pensar que su lugar está en alguna otra parte muy lejos de Port Pleasant.

Spencer y Eric encajan como dos mitades. Ella está rota de muchas formas distintas y no permite que nadie se le acerque demasiado. Él tiene problemas que no está dispuesto a admitir y lo que más teme es lo que más desea. Aun así, pronto se darán cuenta de que no pueden estar lejos el uno del otro. Y lo que comienza siendo una amistad, se irá transformando en otro sentimiento mucho más intenso, incapaz de engañar al corazón.

UN ALMA PERDIDA. UN CORAZÓN ROTO. A VECES, LA PERSONA QUE MENOS ESPERAS SE ACABA CONVIRTIENDO EN LA MÁS IMPORTANTE DE TU VIDA

Link de compra en Amazon

Reseña | Desafiando las normas, María Martínez

Desde que empecé a leer a María Martínez descubrí que adoro como escribe esta mujer, cada uno de sus libros te hacen vivir mil emociones llenándote el cuerpo entero de mariposas como si tú misma fueras la protagonista de los formidables romances que encierran las páginas de sus novelas. En esta ocasión con Desafiando las normas , última entrega de su trilogía Cruzando los límites , no ha sido diferente ya que tanto Spencer como Eric me han cautivado de principio a fin, demostrándome que en la más absoluta oscuridad también existe la luz y que hay que aferrarse a ella para vivir una vida llena de dicha y felicidad junto a la persona que tu corazón escoja.

Spencer Baum se encuentra en uno de los peores momentos de su vida y eso que ésta no ha sido fácil sino todo lo contrario ya que desde su niñez ha tenido que sobrevivir como ha podido. Hasta hace poco ha contado con la ayuda de sus mejores amigos, Tyler y Caleb, pero ahora que estos tienen sus propias vidas encauzadas junto a sus respectivas parejas, Cassie y Savannah, no quiere darles problemas con su penosa vida por lo que todo por lo que está viviendo se lo guardará para ella sola. Con un pasado lleno de pérdidas, el corazón de Spencer está tan herido y tan roto que sabe que nunca se curará, además el pasado que carga a sus espaldas no le hace ver la vida como en realidad es, sino que prefiere vivir aislada de todos sus amigos por vergüenza a que descubran todo lo que hizo para sobrevivir. A raíz de un trágico suceso que le pasó hace unos años ha intentado cambiar y ser alguien mejor, y aunque está recibiendo ayuda de un profesional, no será hasta la aparición del hermano de Tyler, Eric, que Spencer se plantee un poco que su vida puede realmente merecer la pena.

Eric hace poco que se ha instalado en Port Pleasant y aunque no es muy dado a permanecer mucho tiempo en el mismo lugar puede que esta vez haga una excepción. Después de todo lo relacionado con Cassie y su hermano Tyler quiere empezar de cero y aunque su instinto le dice que se marche lejos no quiere vivir más tiempo alejado de su familia, esa a la que tanto odió en el pasado, pero de la que ahora no puede vivir separado. Por esto y aunque aún le cueste estar cerca de Cassie empezará a trabajar en el taller familiar junto a Tyler y Caleb hasta que encuentre un trabajo en el que se sienta realizado, algo que no tardará en encontrar cuando su padre le ayude. Asimismo, habrá algo más que lo retenga en ese lugar, una morena de mirada triste, pero de un azul intenso que lo intrigará hasta límites insospechados y que a pesar de conocerla desde hace meses no ha sido hasta ahora que se ha fijado mejor en ella porque intuye que, al igual que él, ella tampoco lo ha tenido fácil en la vida.

De esta forma, Spencer y Eric empezarán a trabajar juntos ya que para conseguir lo que él se ha propuesto necesita ganar algo de dinero extra y pronto y en el Shooter va a tener esa oportunidad además de permitirle pasar tiempo con esa preciosa chica y así conocerla mejor. Además, será tal la amistad que irán forjando que para ella ahorrar un poco aceptará a Eric de inquilino en su casa, algo que en un principio iba a ser temporal pero que se alargará cuando su amistad comience a ser algo más real y sólido, pero que ninguno se atreve a darle nombre por miedo a salir heridos. Ambos se han encontrado en el momento más oportuno ya que los dos cargan con muchas heridas en su alma que solo podrán ser sanadas con el verdadero amor de las almas gemelas y puede que si no se lanzan a por ello salga más dañados que cuando empezaron.

María Martínez pone el broche de oro a esta trilogía con una novela donde lo más importante son los sentimientos de dos personas heridas en lo más profundo de su ser. Con una prosa fluida, fresca y sencilla nos lleva a conocer en profundidad a Spencer y a Eric, ambos personajes que proceden de las novelas anteriores y que no será hasta ésta donde veamos realmente que sienten y cómo han tenido que luchar con mil demonios para ser capaces de amar, pero sobre todo para darse cuenta de que ellos también son dignos de recibir amor. Desde que conocí a Spencer en la primera novela como la chica de Caleb me llamó mucho la atención la faceta de chica dura que lucía, pero que en el fondo sabía que no era más que apariencia ante las personas ya que así las mantenía alejadas de ella. descubrir por todo lo que ha tenido que pasar hasta el presente es algo que me apenó y me encogió el corazón pues alguien tan joven como ella no debería haber sufrido tanto. Por otro lado, Eric también ha pasado lo suyo y hasta que no ha ocupado su lugar entre los Kizer no ha podido dejar atrás todo el odio que le inculcaron, pues descubrir cómo es realmente su familia ha aligerado un poco la carga tan pesada que portan sus hombros. Ambos personajes me han maravillado ya que, al igual que ocurrió con Caleb y Savannah o Tyler y Cassie, me han transmitido mil emociones, me ha encantado leer su romance, uno de esos que se van cociendo a fuego lento y sin prisas, pero sobre todo me ha gustado mucho conocerlos en profundidad ya que como he dicho al principio, la autora ha volcado en ambos personajes muchos sentimientos haciendo de la novela una verdadera delicia. Estas tres parejas me han llevado a vivir tres historias apasionantes y preciosas que perdurarán por mucho tiempo en mi memoria ya que son para mí novelas imprescindibles de este género que siempre tendrán un lugar especial en mi estantería, por lo que si no habéis leído ninguna espero que lo hagáis pronto y sobre todo siguiendo el orden de publicación ya que así conoceréis la historia de todos al completo, y si os falta solo esta tercera entrega por leer ya estáis tardando en poneros con ella porque estoy segura que os encantará tal y como a mí me ha pasado.

Desafiando las normas de María Martínez es una novela romántica, sensible y especial donde dos almas rotas se encontrarán cuando más lo necesitan ya que cada uno será la sanación del otro siempre y cuando se permitan amar sin miedos, sin normas, sin reglas ni límites pues solo así sabrán que en la vida si hay lugar para ellos. Sin lugar a dudas es el cierre perfecto para una trilogía que ha atrapado miles de corazones, incluyendo el mío.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :