Revista Cultura y Ocio

Ser productivo en tiempos revueltos

Publicado el 08 octubre 2013 por Ismaelpardo @ismael_pardo
En una época en la que la información se fabrica y se consume en masa, la productividad es un bien muy preciado. Se convierte en algo más importante si eres un traductor, cuya principal herramienta de trabajo es un ordenador, fuente inagotable de entretenimiento. Y el entretenimiento es una tentación aún más grande si eres estudiante como yo. Si a todo esto le tienes que añadir características personales como el ser un poco distraído —¡culpable!—, trabajar o estudiar con el ordenador se convierte en una ardua tarea.
El tema de la productividad siempre me ha preocupado, pero me he dado cuenta este verano, en el que he podido tener algunos proyectos entre manos, de que tengo más distracciones de las que quisiera. Y es que, si siempre he sido un poco distraído, como ya he mencionado, la productividad se veía reducida gracias al poder de distracción del móvil, del ordenador y a otras distracciones personales. Los que trabajéis en casa con familia sabréis de lo que hablo.
Ya que, evidentemente, no podemos hacer mucho más que avisar a esas personas que estamos trabajando y que no podemos atenderlas, el resto tiene que venir de nuestra parte. Para la productividad uso algunas aplicaciones en el ordenador —que, recordemos, es nuestra herramienta de trabajo principal— que nos pueden servir.
Adblock: filtro de información Adblock es un filtro de contenidos que permite a los usuarios evitar elementos publicitarios en la pantalla. Esto no solo acelera el cargado de las páginas, sino que también nos permite «esquivar» las distracciones de los anuncios como los que cargan música para llamar la atención.
Hay que añadir que, aplicado a la productividad, que es el tema que hoy nos preocupa, el hecho de que elimine elementos que no necesitamos, como lo son los anuncios publicitarios, hace que tardemos menos en llegar a la información que realmente necesitamos.
Strict Workflow: la técnica Pomodoro revisitada Esta aplicación usa la famosa técnica Pomodoro, que, para los que no lo sepan, es un método de administración de tiempo y productividad, en el que se usan intervalos de 25 minutos separados por pausas de 5. Las pausas, supuestamente, agilizan la mente y permiten que la tarea no se nos haga tan cuesta arriba.
Lo curioso de esta aplicación es que nos hace concentrarnos más en las tareas que incluyen navegación por Internet, ya que bloquea páginas específicas que nosotros hemos elegido (como pueden ser las redes sociales) cuando estamos en el tiempo de trabajo, y que solo se abrirán durante las pausas de cinco minutos. Tanto las pausas como los tiempos de trabajo se pueden modificar: yo creía que 25 minutos era bastante poco para trabajar en algo en lo que necesitas tanta concentración como es una traducción, así que lo subí hasta 55, y el tiempo de descanso lo dejé igual. Es una aplicación que, obviamente, nos ayudará mucho a evitar distracciones y a aumentar la productividad.
StayFocusd: el sargento de la productividad ¿Nunca os habéis puesto en el ordenador y habéis dicho: «hoy toca trabajar mucho» y, al final, no habéis hecho ni la mitad de las cosas que pretendíais debido a las miles de distracciones que tenemos en el ordenador? Ese problema se ha acabado si usáis StayFocusd.
Para mí, es la aplicación más dura y en la que más productividad vamos a conseguir, ya que es la que tiene la configuración más completa y la que mejor se puede adaptar a nuestro tipo, ritmo y método de trabajo. No solo te permite bloquear páginas web como Strict Workflow, sino que también te permite configurar los días en los que quieres que funcione la aplicación, durante qué lapso de tiempo (durante el verano, en el que estuve trabajando, este era de 9 a 5), el tiempo diario que te permite navegar por los sitios bloqueados durante el tiempo de trabajo, etc.
También tiene una opción que se llama The Nuclear Option, que podemos usar cuando necesitemos más productividad de lo normal. The Nuclear Option bloquea todos los sitios que tenemos en nuestra lista de páginas bloqueadas, sin dejarnos tiempo de «esparcimiento», durante un largo lapso de tiempo. En mi caso, lo usé durante una semana, en la que no tuve la oportunidad de navegar por sitios bloqueados como Facebook, Twitter o HootSuite. Sin embargo, no me quejé para nada: el trabajo estuvo terminado y fue todo un éxito en cuanto a productividad.
***
Hasta aquí os puedo contar acerca de mis trucos de productividad. La verdad es que quizás sepáis más aplicaciones que nos puedan ayudar a los traductores a ser más productivos, pero yo he usado estas y la verdad es que me han servido mucho. Otra opción, más rudimentaria y menos tecnológica, sería registrar la hora de entrada «a trabajar», la de salida y las palabras que hemos traducido durante ese lapso, aunque esto funcionaría mejor si fuéramos traductores profesionales. En el caso de los estudiantes, este registro de palabras no sería muy productivo.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossiers Paperblog

Revista