Revista Cine

Seven Psychopaths - Un placer volver a verte Martin

Publicado el 04 febrero 2013 por Gine @Gine_1414

Seven Psychopaths - Un placer volver a verte Martin En 2009, se estrenó In Bruges, poco a poco fue cosechando buenas críticas y llevó el nombre Martin McDonagh a la lista de "directores a los que seguir la pista a partir de ahora". Y es que con un escenario que daba mucho juego (la preciosa ciudad de Brujas en Bélgica), dos personajes que rozaban lo patético, pero cuando tocaba era capaces de asesinar a sangre fría sin inmutarse. Este año ha vuelto con su tema favorito: psicópatas, y asesinos a sueldo, mucha sangre y muchos momentos que rozan el absurdo más absoluto.
La historia nos cuenta los problemas en los que se mete Marty, un guionista sin inspiración, cuando sus dos excentricos amigos que se dedican a secuestrar perros para sacarse un sobresueldo, deciden secuestrar el perro de un poderoso y temible mafioso.  Seven Psychopaths - Un placer volver a verte Martin
La película está planteada como un juego. Desde su punto de partida en el que el protagonista es un guionista que está planteando su propia historia, la película se transforma en esa historia mezclando en todo momento lo que se escribe y lo que pasa. Es un buen ejercicio de metalenguaje que nos demuestra que tanto el cine, como la escritura es un juego de nuestra imaginación. No es difícil pensar que el director crea en Marty (su propio nombre) un alterego dentro de la pantalla. El juego consiste en un espectáculo algo perverso que se mueve entre lo creíble y lo increíble, entre la realidad hipotética de la película y la ficción del propio guión. Una mezcla que sirve para presentar de forma más atractiva una historia que junto con unos personajes con un carácter más alejado de las características del género hacen de Seven Psychopaths un film destacable.
Seven Psychopaths - Un placer volver a verte Martin Su cine aunque con ciertas marcas de autores bebe de otros autores modernos como pueden ser Tarantino o Guy Ritchie tanto por temática, como por estilo. Un montaje ágil que ayuda a mantenerte sentado en la butaca expectante, conductas extrañas y surrealista que ayudan a la sorpresa ante un film con una trama aparentemente sencilla. Aun así, creo que tenemos que reconocer el mérito de Martin McDonagh, un hombre que lleva dos largometrajes y un cortometraje sobre mafiosos y psicópatas y ha conseguido que los tres productos sean interesantes, y lo suficientemente diferenciados entre sí, y entre el género, como para que estemos expectante a ver quienes serán los próximos psicópatas de su próxima película. Seven Psychopaths - Un placer volver a verte Martin
Seven Psychopaths que aun no se ha estrenado en España vuelve a contar con Colin Farrell como protagonista. La verdad es que la combinación Farrell y McDonagh funciona y tanto uno como otro salen beneficiados. Farrell recibe buenas críticas después de hacer simples blockbusters; mientras que McDonagh consigue conocimiento de sus películas por un público más mayoritario y que siga al actor o como mínimo le suene. Aquí, no solo tiene a Farrell sino que está muy bien acompañado. Al irlandés lo acompañan Sam Rockwell, Christopher Walken y Woody Harrelson; a parte de contar con la participación de Tom Waits. Farrell sigue explotando su vis cómica que ya demostró en In Bruges como el guionista que se ve metido en una vorágine de violencia y disparos que solo se imaginaba escritos en su hoja de papel. Walken y Harrelson tienen un caramelo de interpretación que disfrutan al máximo y consiguen hacernos disfrutar, el primero como compañero de pesquisas de Rockwell, y el otro como frío mafioso con un telón de Aquiles en el perrito que le roban. El que se lleva la película es Rockwell un actor que en mi opinión está bastante infravalorado que es capaz de hacer un gran trabajo tanto en comedias como en dramas, que en ocasiones roza la línea de la sobreactuación en películas cómicas, pero que aquí se gana las risas del público y se come a los que comparten escenas con él. Rockwell interpreta al amigo de Marty el catalizador el que mueve la acción de toda la película a su antojo. Personalmente me encanta la presencia de Tom Waits, un artista en mayúsculas cuya aparición le da un aire de misticismo como todo lo que ha hecho en su carrera musical. Por última atención al casi cameo de Sidibe Gabourney (que para los que aprecian como comedia negra a Precious tanto como yo disfrutarán como Precious con su cesta de pollo frito)
Seven Psychopaths - Un placer volver a verte Martin Si estáis hartos de películas encartonadas que llevan "quiero una nominación a algo" en la frente y queréis pasar un buen rato lleno de humor negro Seven Psychopaths es tu película. Humor, acción sin grandes pretensiones, simplemente pasar un buen rato. Personalmente me faltó el punto de cordura dentro de la locura que también era In Bruges, pero aun así muy disfrutable.
Nota: 7/10

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista