Revista Cocina

Spanish omelette

Por [email protected]
Spanish omelette

Con cebolla y poco hecha. De esas que cuando pinchas con el tenedor, se te deshace por el camino. Así es como me gusta la tortilla de patata. Y si va acompañada de un trozo de pan crujiente, mejor que mejor. Un plato muy típico de nuestra gastronomía que triunfa dentro y fuera de nuestras fronteras.

A pesar de ser un plato muy sencillo, la primera vez que te pones a hacerlo no es nada fácil. Lo más seguro es que no calcules bien la cantidad de aceite, se te frían demasiado las patatas, te pases con la sal o tengas algún pequeño accidente a la hora de darle la vuelta. El resultado será muy diferente a esas tortillas que hacen las abuelas de cuatro dedos de alto y de forma perfecta.

Si ya tienes controlada la receta más básica: huevos, patatas y cebolla, prueba a añadir otros ingredientes. Por ejemplo, verduras y chorizo (y tendrás una tortilla paisana), garbanzos, puerros y bacalao (receta típica del País Vasco) o aguacate y cebolleta. Estas son sólo algunas de las 18 variantes que puedes encontrar en el libro “La Tortilla” (ver pdf) que además te enseña a cocinar milhojas, pancakes o pimientos rellenos. Todos con tortilla de patata.

Y si quieres hacer algo más elaborado, prueba con la receta que nos presenta el blog webosfritos: pastel de tortilla de tres pisos. La base del plato son tres tortillas, una de gambas, otra de bonito del Norte y otra de espinacas, cubiertas con bechamel y gratinadas en el horno con un poco de queso manchego rallado. Irresistible. Y para los más golosos, sustituye la patata por chocolate y prepara una tortilla de nocilla, como explica El Cocinillas”.

Pero si no te apetece cocinar y tienes antojo de tortilla, sólo tienes que acercarte a algún bar madrileño y pedir en la barra un pincho. Nunca faltan en su menú. La Casa de la Tortilla, con una carta de hasta 32 variantes, o el Sylkar son sólo dos de los restaurantes más populares de este plato en la capital. Aunque no los únicos. De todos ellos, me quedo con el pequeño bar "El Potos", situado muy cerca del Paseo de la Habana, que me tiene totalmente enganchada a sus tortillas poco cuajadas.

Y para el más ambicioso, está la tortilla que hacen en el municipio coruñés de Padrón (sí, el mismo que tiene fama por sus pimientos). Este año sus vecinos han cocinado la tortilla más grande del mundo con 8.000 huevos, 1.200 kilos de patatas y una sartén de tres metros de diámetro. Aquí lo complicado es darle la vuelta. ¿Te atreves?


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista