Revista Coaching

Todos suspenden en prevención de riesgos laborales: empresas, servicios de prevención, consultoras y asesores

Por Asesoriza

Todavía queda mucho por hacer en el ámbito de la prevención de riesgos laborales en las empresas. Evaluaciones genéricas y con muchas carencias, entidades especializadas que cometen graves deficiencias a la hora de asesorar a las empresas, falseamiento de los accidentes de trabajo… son algunas de las asignaturas pendientes que refleja el Informe sobre el estado de la seguridad y salud laboral en España 2012, elaborado por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo y que se acaba de publicar. Éstas son algunas de sus conclusiones:

  • Evaluaciones de riesgos de carácter genérico y deficitarias. Existe una tendencia a realizar actuaciones preventivas de carácter meramente documental, implicando un cumplimiento más formal que real de la normativa por parte de las empresas. Esto hace que muchas evaluaciones presenten múltiples carencias.
  • Suspenso a las entidades especializadas. Gran parte de la culpa de las evaluaciones genéricas la tienen las entidades especializadas concertadas por las empresas, ya que se constata que existen deficiencias graves en las funciones de asesoramiento que llevan a cabo.
  • Propuesta de tipificar nuevas sanciones. El informe destaca que existe una falta de tipificación en la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social de determinadas conductas empresariales.
  • Prestaciones transnacionales de servicios. Existen múltiples problemas en materia de gestión de la prevención de riesgos laborales en el ámbito de las prestaciones transnacionales de servicios.
  • Permisividad en la calificación de los accidentes de trabajo. Existe una infracalificación de los accidentes de trabajo, es decir, calificar como leves accidentes que tienen una mayor entidad. Por eso, el informe plantea la necesidad de que se definan legalmente los criterios para la calificación de los accidentes de trabajo y que se mantengan las campañas de investigación de aquellos calificados como leves.
  • Falsear los accidentes de trabajo. Una práctica que se ha detectado en algunas empresas consiste en no tramitar los partes de accidentes de trabajo, por lo que las mutuas acaban calificándolos como accidentes de trabajo sin baja. En estas situaciones a los trabajadores se les reconoce un periodo de observación sin trabajar con abono de salarios por la empresa, con el único objetivo de reducir las cifras de accidentes reales en las empresas y no informar ni a la autoridad laboral ni a los representantes de los trabajadores ni, en consecuencia, realizar una investigación interna sobre dichos accidentes.

 


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :