Revista Cultura y Ocio

Tres grandes clásicos para niños

Publicado el 09 enero 2015 por Imosver

Tres grandes clásicos para niñosHay libros que consiguen pasar de generación en generación entreteniendo, emocionando y educando a los niños de la misma manera que lo hicieron con sus padres. Son obras que tratan temas tan básicos para el ser humano como el amor, la amistad, la esperanza, la necesidad de aceptación, la ira … Aunque la lista es muy larga, hoy os recomendamos tres de los mejores libros clásicos para niños.

El Principito (1943), de Antoine de Saint-Expéry. Un cuento que explica la historia de un piloto perdido en el desierto que se encuentra con un niño procedente de un minúsculo planeta. En sus conversaciones encontramos una suma encadenada de mensajes que nos transmiten esa sabiduría de los niños que solemos ir perdiendo con el tiempo. A pesar de ser un libro infantil, en realidad trata temas muy profundos que sirven de lección para cualquier edad.

Momo (1973), de Michael Ende. Una historia que mezcla realismo y fantasía, protagonizada por una niña huérfana que posee el don de saber escuchar y comprender los problemas de los demás. Pero unos hombres grises aparecerán para comprar a la gente su tiempo libre y Momo se irá quedando sola… Una lectura que nos enseña a valorar la importancia de las pequeñas cosas y a reflexionar sobre el ritmo de vida de nuestra sociedad.

Matilda (1988) , de Roald Dahl. Matilda es una niña de gran inteligencia y sensibilidad que con tan sólo cinco años ha leído montones de libros y posee sorprendentes cualidades. Sus padres no se ocupan de ella ni saben apreciarla, pero la protagonista usará sus poderes para luchar contra todos los obstáculos con los que se encuentra, entre ellos la malévola señorita Trunchbull. Una historia cargada de valores como el esfuerzo, la capacidad de superación y la autoestima.

Como ya hemos dicho, estos son sólo tres de los clásicos imprescindibles de la literatura infantil, pero podríamos añadir muchos otros … ¿cuáles son tus favoritos?

 


Volver a la Portada de Logo Paperblog