Revista Diario

Vergüenza

Por Jordanvid

Querida Vergüenza, me atrevo hoy, a dedicarte unas palabras sinceras, alejadas ya de un rencor hacía ti que durante mucho tiempo me ha coartado y acobardado, pues te digo, que no ha sido culpa tuya, si no más bien una ceguera, no ocular, la que  me ha impedido enseñarte la puerta de salida de Mi Camino de Vida.

Me despojo libremente aquí y ahora, de esa autocrítica destructiva, de la cual aún hoy, a veces soy preso, pero que consciente, poco a poco me voy liberando. Equivocado estoy a ser esclavo de tu tiranía, ya es hora de dejar al descubierto mis defectos y sólo así, seré totalmente libre y feliz.

He aprendido a verte, soportarte y apartarte, ya no me intimidas.

VERGüENZA

He sentido alguna vez timidez, rubor, sofoco, sonrojo, corte, bochorno, retraimiento o modestia, ocultando ser quién soy, en situaciones que han amparado la afrenta, la  humillación, la deshonra, la abyección, la infamia, el ultraje, la obscenidad, la indecencia, la  torpeza, el  escándalo, la degradación, la mancha o el vilipendio en momentos en los que me he sentido prisionero de tu poder.

Amiga Vergüenza, te despojo de tu dictadura, te desnudo y te exilio a otro cuerpo, ya no te necesito.


Tagged: bochorno, corte, retraimiento o modestia, rubor, sofoco, sonrojo, timidez, vergüenza
VERGÜENZA
VERGÜENZA
VERGÜENZA

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Sobre el autor


Jordanvid 81 veces
compartido
ver su perfil
ver su blog

El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta