Revista Ciencia

Vesta a la vista

Por Angelrls @El_Lobo_Rayado
Ayer y hoy he estado leyendo algunas cosillas de asteroides. En parte, esto ha sido motivado por la cercanía a la Tierra del asteroide 4 Vesta estos días, que me incitó a escribir algo sobre estos cuerpos para la columna semanal de Astronomía en Diario Córdoba. Por ejemplo, me dio por leer los nombres de los primeros 500 asteroides en Wikipedia (uff, la verdad es que de elogio que esté eso ahí), encontrándome con Lucías, Victorias, Ariadnas, Penélopes, Helenas y muchísimos otros nombres femeninos relativamente comunes (nota al pie: esto podría servir para ligar: ¡Ah, Emma, qué bonito nombre, ¿sabías que el asteroide 283 se llama como tú?), pero lo que más me ha sorprendido es encontrar que ¡también hay un asteroide con el nombre de mi ciudad! Es el número 365 Corduba, y la verdad que me muero de curiosidad de saber si el astrónomo francés Auguste Charlois (quien lo descubrió desde el observatorio de Niza el 21 de marzo de 1893) tenía en mente la ciudad romana de Corduba al ponerle el nombre. Si alguien sabe algo al respecto, que lo cuente por aquí, como digo me tiene intrigado.
Pues eso, yo iba a escribir sobre 4 Vesta y cómo observarlo (al fin y al cabo, era la primera vez que hablaba de asteroides en el periódico) y al final terminé contando historias sobre los nombres de los asteroides y el cambio de nombre de Ceres. Así que decidí dejar para por aquí lo de la observación de Vesta. Además, no iba a colar un mapa de estrellas con el recorrido de Vesta en Leo los próximos meses. Y la mejor imagen que se tiene de este asteroide no es demasiado espectacular:
Vesta a la vista
Imagen del asteroide 4 Vesta (derecha) y del planeta enano Ceres (izquierda) conseguidas con el Telescopio Espacial Hubble. Son las mejores imágenes disponibles de estos objetos, los dos más masivos del Cinturón de Asteroides. Crédito de la imagen: NASA, ESA, STScI.

Vesta alcanzó su punto más cercano a la Tierra justo ayer (17 de febrero), cuando se encontraba a casi 212 millones de kilómetros de nuestro planeta. Además, está a punto de alcanzar su oposición (justo diametralmente opuesto al Sol visto desde la Tierra). Por este motivo, estos días tiene una magnitud aparente de 6.1 Esto lo coloca justo en el límite de visión del ojo humano, sin lugar a dudas muchos buenos astrónomos aficionados bajo un cielo oscuro podrían reconocerlo. Lo que sí es seguro es que se trata de un objeto muy sencillo de seguir con unos prismáticos durante los próximos meses, atravesando la Hoz de Leo. Un artículo de la revista Sky and Telescope incluye información sobre la observación de Vesta, y un mapa de la zona:
Vesta a la vista
Mapa de Sky and Telescope mostrando el recorrido del asteroide 4 Vesta en el cielo los próximos meses. Pincha en la imagen para el artículo original (in inglés), desde donde también puedes bajarte otro mapa en blanco y negro (y con algo más de resolución). Crédito de la imagen: Sky and Telescope.
Como podéis ver, justo estos días se encuentra en una posición muy buena para encontrarlo sin dificultad, entre Algieba (Gamma Leonis) y la estrella cercana 40 Leonis. La Imagen Astronómica del Día de Hoy (18 de febrero) muestra dos tomas de esta zona del cielo los días 14 y 16 de febrero realizadas por Jimmy Westlake. 4 Vesta es el tercer objeto más brillante en estas imágenes.
Aunque la mayoría de los asteroides suelen ser oscuros, 4 Vesta tiene un albedo (la cantidad de luz que refleja del Sol) bastante más alto, por eso suele ser el más brillante. La razón de esto es que Vesta parece tener una composición química distinta a la mayoría de los asteroides, que suelen ser ricos en carbono (que refleja poco la luz del Sol). La diferencia en la composición química y las propiedades que se observan de Vesta propiciaron el desarrollo de la misión espacial Dawn (NASA/JPL), que llegará a Vesta en año y medio (agosto de 2011), aunque también se espera que Dawn alcance Ceres varios años después (2015).
¿Y dónde he estado metido estas semanas? Disculpad la baja actividad, pero he tenido bastante lío con los [/estudiantes de verano del ATNF, de los que he sido el supervisor. Ahora estoy de vuelta en el Interferómetro Australia Telescope Compact Array (Narrabri, NSW, Australia), donde soy de nuevo astrónomo de soporte durante una semana. A ver si así me prodigo más por aquí, que el número de historias en borrador se ha vuelto a incrementar estas semanas.../]

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog