Revista Psicología

Vuestras consultas: "no me apetece"

Por Somospsico

CONSULTA:

Hola. Gracias por brindarnos esta oportunidad de poder consultar con ustedes mediante este medio. Quisiera saber si habría alguna forma de poder tener relaciones sexuales con mi marido apeteciéndome, pues llevamos más de 25 años de casados y siempre me ha costado muchísimo trabajo hacer el amor con él. Es un buen hombre y yo le quiero, pero eso de estar enamorada... pues creo que nunca lo experimenté, y lo que sí tengo claro es que quiero seguir con él... pero qué trabajo me cuesta el mantener relaciones (no son dolorosas), y tampoco me apetecen caricias, ni ternura por su parte. Gracias

RESPUESTA DE SOMOSPSICO:

Estimada lectora del blog:

Antes que nada te animo a que le eches un ojo a los artículos de nuestra sección “sexualidad” puesto que allí encontrarás algunas cosas que quizá te sean de utilidad y que tienen relación de una u otra forma con la consulta que nos planteas.

Con la información que nos ofreces, no es posible detectar a ciencia cierta dónde está el problema. La primera cuestión que quizá debas plantearte es si esto te ha sucedido con anteriores parejas, o si has conseguido mantener anteriormente relaciones íntimas con otra persona apeteciéndote y disfrutando.

Es posible que esto no te haya ocurrido, o incluso que esta haya sido tu única pareja sexual. En cualquier caso, sería conveniente también detenerse a analizar tu grado de satisfacción general con tu pareja, puesto que las relaciones sexuales muchas veces suponen una entrega y una desinhibición tales que sin la debida confianza y seguridad en el otro pueden no ser todo lo fructíferas que desearíamos.

Al añadir que no te apetecen gestos afectivos por su parte, también estarías de algún modo expresando cierto miedo a que invadan tu espacio íntimo o incluso a que te hagan daño. Sólo tú puedes saber si en tu vida han ocurrido acontecimientos de algún tipo que hayan creado en ti un cierto recelo al contacto físico. No hablamos necesariamente de un abuso sexual, sino de alguna forma de maltrato o de comportamientos amenazantes que hayan creado en ti esa sensación de indefensión.

Por otro lado, también sería bueno que analizases si este temor o desgana de afecto también te ocurre con otros hombres que formen parte de tu vida. Si te das cuenta de que es algo que sólo te sucede con él, es posible que albergues ciertos rencores o incluso ira hacia su persona por determinadas circunstancias pasadas, algo que, al ser censurable incluso para ti misma, estarías expresando mediante esa sensación de apatía sexual y de mantenimiento de tu espacio vital.

Piensa que nada en nuestra mente ocurre por casualidad, y que cualquier sentimiento que guardemos y que no salga por un lado lo hará por otro. Por lo tanto, si percibes que esta dificultad te está afectando más de lo que desearías, te recomendamos que acudas o acudáis en busca de ayuda profesional.

SomosPsico - Blog de Psicologia

______

Si tienes algún problema y te apetece que lo comentemos en nuestro blog de forma anónima no dudes en contactar con nosotros a través de nuestro formulario de contacto. Nota: Nuestras respuestas no son sustitutivo de un tratamiento psicológico.

foto|photostock


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista