Revista Maternidad

12 horas diarias, de lunes a domingo

Por Tenemostetas
Por Ileana Medina Hernández
Leo con horror, vía Irene de Ser Mamásesta noticia en el ABC: la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos quiere que las escuelas abran de lunes a domingo, y que los niños no tengan tantas vacaciones.
Las declaraciones de la Sra. Manoli Ocaña me parecen, ya no sólo adultocéntricas y carentes de toda sensibilidad, sino simplemente indignantes: "los niños se acostumbran a no hacer nada durante un tiempo excesivo".
A estos padres les falta poco para pedirle al Estado internados donde los niños estén desde los 4 meses, y salgan dos veces al año. Como hacen los Estados comunistas y totalitarios. Todos los dictadores y manipuladores saben que la mejor forma de crear seres sumisos y obedientes es privarlos del afecto de su familia.
Quieren criar hijos huérfanos.
12 horas diarias, de lunes a domingoY luego hay quien se pregunta por qué defender la lactancia materna y la crianza con apego es revolucionario.
Lee detenidamente lo que plantea esta señora y esta Confederación: lo que plantea ES QUE TODOS NOS DEDIQUEMOS SIMPLEMENTE A TRABAJAR. Me espanto de que haya quien considere esta postura "progresista".
Eso no es conciliar: es abandonar a nuestra familia para dedicarnos (sic) "a nuestros negocios", a ser robots productivos 84 horas a la semana. ¿Dónde está la vida familiar?
Lo que estos señores piden no son medidas para conciliar la vida familiar con la laboral: lo que hacen es renunciar por completo a su vida privada, a su familia y a su libertad, para ser esclavos toda la semana, a la vez que nuestros hijos se quedan carentes de toda presencia familiar.
Lo peor es que lo pedirán para ellos pero arrastran consigo a toda la sociedad. Eso es lo que le conviene al capital, al explotador, a los dominantes, al mercado, a la lógica mercantil: encima con la COMPLICIDAD DE LOS POBRES CURRANTES que no nos queda más remedio que sumarnos al carro, trabajando 12 horas al día, o perdemos nuestros empleos.
No sé si estos padres esconden su propia incapacidad emocional para permanecer con sus hijos, o una personalidad unidimensional para la que lo único importante es el trabajo y el dinero que se gana con él. Dinero para comprar a los niños todo lo que quieran, menos lo que ellos realmente necesitan: nuestro cariño, nuestra presencia, nuestra atención, nuestra compañía, nuestro ejemplo cotidiano.
Menosprecian además, el trabajo de los maestros, a la vez que pretenden que carguen con todo lo que los propios padres no hacemos. Les exigen cada vez más a los maestros, a la vez que les bajan el sueldo. Protestan porque los maestros tienen muchas vacaciones, en lugar de exigir que las tengamos todos, para poder estar con nuestros hijos.
Atentan, paradójicamente, contra la calidad de la educación, porque solo cuando hay familia, la escuela puede funcionar. Sólo cuando los niños encuentran apoyo, cariño y sostén emocional en casa, pueden avanzar y rendir en el colegio. Sólo cuando hay familia se evita la violencia y el abandono escolar.
Me parecen peligrosísimos estos "talibanes del trabajo". Estos talibanes sí que son dañinos. Talibanes de la robotización, de la falta de afecto, del dinero, de la explotación de los asalariados.
Me niego a que esta Confederación hable en nombre de todos los padres y madres españoles.
¡Dejemos claro que no estamos de acuerdo! Y que todos los padres y madres no somos de esta manera.
Que no se avergüencen nuestros hijos de nosotros.

Volver a la Portada de Logo Paperblog