Revista Educación

Aprendizaje Integral y Multidimensional: Aprendizaje formal + aprendizaje continuo + aprendizaje ubicuo + experiencia.

Por Jorge Prioretti @priotty

En este tema de aprendizaje integral y multidimensional se entrelaza varias dimensiones que componen un entretejido complejo.

Para recordar, en primer lugar, la primera multidimensión en el proceso enseñanza-aprendizaje, que señalamos en artículos anteriores, es:

Hemos señalado que la persona no se educa solo en la escuela sino dentro de una estructura social multidimensional e interrelacional.

  1. Desde que nacemos aprendemos de nuestra familia[1] a través de las palabras, pero especialmente, de los ejemplos, de la relación afectuosa de sus integrantes, del juego, compartiendo y de diversas actividades en el hogar. Los padres no engendran una sola vez sino cada vez cada vez que educa haciéndolo crecer.
  2. También, se aprende de la sociedad[2] a través de sus pautas culturales, de actividades cívicas, de la red de relaciones personales como los amigos del barrio y de las actividades en instituciones como por ejemplo los clubes. Entre ambas, junto con el colegio, amplían su proceso de sociabilización.
  3. La escuela educa dentro de un contexto de actividades curriculares y extracurriculares y amplia el desarrollo de sociabilización que tiene su origen en la familia. En esta misma hemos, a su vez, distinguido tres dimensiones que hace a una educación integral:

3.1. El educando como persona biosíquica espiritual: ser-en-sí[3]3.2. El educando con una historia pasada para construir su presente y forjar su futuro: ser-en-el-tiempo[4]3.3. El educando como persona única y abierta a los demás: ser-con-el-otro[5].

II. El cuadrípode: Aprendizaje formal + aprendizaje continuo + aprendizaje ubicuo + experiencia.

Ahora, desarrollaremos otro multidimensión de un aprendizaje integral, que se ve más claramente en la formación profesional aunque no deja de lado la personal, y está relacionado con un aprendizaje permanente.

La escolarización no es la única forma aceptable de aprendizaje. Conocimientos y habilidades adicionales se deben adquirir a lo largo de toda tu vida. El aprendizaje permanente es un camino para los que tienen una actitud positiva hacia el progreso profesional y personal. El aprendizaje permanente conlleva una serie de beneficios para el crecimiento personal y profesional continuo.

Nos preguntamos, ¿Qué aprendizaje, porcentualmente hablando, incide más a nuestro aprendizaje global? Por ejemplo, ¿Cuánto más sabemos sobre nuestra profesión? ¿Por nuestro aprendizaje formal o por el continuo, por nuestra experiencia o por la experiencia de los demás?

Por ejemplo en nuestro caso docente, la educación formal, en un Instituto o en una Facultad, nos brinda muchos años de formación y lo que es importante: el título, que nos habilita a esta profesión. Es cierto, que al inicio de nuestro desempeño laboral lo que aprendimos formalmente constituye un 100% de nuestro aprendizaje profesional. Pero, a medida que van pasando los años en nuestro desempeño laboral nuestra experiencia y la experiencia de los demás van abriendo camino a nuevos conocimientos.

Por otro lado, los tiempos vertiginosamente cambiantes, nos lleva a completar nuestros conocimientos con un aprendizaje continuo, es decir, asociada a grupos y organizaciones de la comunidad y de la sociedad civil: cursos, conferencias, entre otros, y el autoaprendizaje.

Es cierto, que a medida que acumulemos años en nuestro desempeño profesional y acorde a nuestras inquietudes de un aprendizaje permanente el aprendizaje continuo y autoaprendizaje como nuestra experiencia y la de los demás van ganando terreno considerando, desde mi punto de vista, brindándonos un mayor porcentaje de conocimientos que lo que recibimos de nuestra educación formal. Por supuesto esto dependerá de nuestra motivación de un aprendizaje continuo y permanente a lo largo de nuestro desempeño laboral.

Podríamos decir, que la educación formal nos engendra como profesionales como un bebe recién nacido, ya formado como personas (profesionalmente) y habilitado para la misma pero crecemos en la madurez profesional con el aprendizaje continuo y con la experiencia.

    Aprendizaje formal nos brinda un conocimiento núcleo y nos habilita profesionalmente.

La educación formal es la educación regulada, intencional y planificada. Este tipo de educación se produce en espacio y tiempo concretos y además con ella se recibe un título. La educación formal la identificamos con la educación primaria, secundaria, estudios superiores.

Es la educación que se transmite en instituciones reconocidas, sobre todo el colegio en sus múltiples variantes, y que responde a un currículum establecido, normalmente controlado por el Gobierno u otras instituciones.

Solo a través de las vivencias, aceptando los errores y los fallos, podremos sacar nuestras propias conclusiones para seguir adelante.

Aprender es avanzar y crecer sorteando las dificultades y los obstáculos, reflexionando acerca de los fallos y superándolos. Vivir es experimentar, y esto forma parte de nuestra esencia humana, y de nuestro instinto de curiosidad.

Podríamos decir que la vida es un camino de aprendizaje, y que, la única manera de superarlo es viviendo.

Podemos mencionar dos tipos de aprendizajes. El aprendizaje por descubrimiento es aquel que se desarrolla al descubrir el mundo por uno mismo y siempre basado en la propia experiencia. Por otro lado, el aprendizaje significativo es aquel que se adquiere en base a los conocimientos ya adquiridos, ya que lo nuevo cobra sentido y significado al relacionarse con los conocimientos que ya disponemos.

Por esto, para aprender, tenemos que explorar, descubrir, fallar y acertar. Es decir, en muchas ocasiones, aprenderemos por ensayo y error, hasta encontrar el camino del éxito. Desde bien pequeños aprendemos más de nuestras propias vivencias que de los consejos adultos.

Ya que, al vivir la propia experiencia, la interiorizamos de forma significativa y profunda. Así, aunque esto nos lleve más tiempo y esfuerzo, sin ninguna duda, lo conservaremos toda la vida ya que la mayoría de estos aprendizajes quedaran en nuestra memoria acompañados de su respectiva huella emocional.

Cuánto más podemos aprender de nuestros compañeros que poseen más experiencia y conocimientos que nosotros. Por lo tanto, aprovechar los conocimientos y habilidades de tus compañeros de trabajo y aprender de ellos, así como vos también enséñales otra cosa. También podemos aprender aplicando otro tipo de habilidades como la Inteligencia emocional, y seguir el ejemplo de ellos para aprender nuevas formas de comunicación u otro tipo de habilidad. Además, de esta forma estaremos generando un vínculo más cercano y potenciando la relación.

Seguramente, tengamos compañeros que trabajan desde hace muchos años en la profesión y conozcan bien los pormenores de la misma que en la educación formal no te lo enseño.

A continuación, te presentamos cuáles son las características personales que debería tener uno para poder aprender de los compañeros de trabajo:

  • Ser curioso: Realizar preguntas a nuestros colegas para conocer sus métodos de trabajo y sus experiencias, es una buena manera de aprender nuevas cosas en nuestro lugar de trabajo.
  • Pedir prestado un material de estudio o de trabajo: Esto puede servir para conocer el método de aprendizaje del otro y acercarse de otra manera a los conocimientos similares.
  • Contribuir a los compañeros: No se limite solamente a escuchar y aprender de los otros, sino que también es bueno identificar cuáles son tus puntos fuertes y expresar libremente tus ideas a los demás.
  • Ser humilde: Todas las personas tenemos cosas que aprender y mejorar. Seguramente muchos de tus compañeros de trabajo tengan algunas de estas cosas, por lo que será bueno que te encuentres atento y aprendas de ellos.
  • Ser observador: Una buena forma de aprender es siendo observador y mirando. Por ejemplo, si sos docente, sería bueno que te sentaras en la clase de un docente importante para aprender sus métodos de enseñanza y ver cómo interactúa con al educando.
  • Escuchar: En el día a día, o en reuniones específicas de trabajo, muchos comparten sus materiales o experiencias de trabajo. Siempre será bueno que escuches con atención y retengas las buenas prácticas laborales. Así como es bueno escuchar, será bueno compartir para que otros compañeros se beneficien de escuchar tus propias experiencias.

Se diferencia de la educación formal porque es un acto voluntario. Las personas pueden decidir que aprender según su contexto, su origen, historia del lugar en el que viven, los temas relacionados con el trabajo o básicamente cualquier cosa que desafíe sus mentes y de lugar a expandir sus horizontes.

Pero el aprender continuo no solo se trata de un aprendizaje cognitivo sobre lo que necesito como profesional, a nivel personal, entre otras. Sino que trata, también:

a. Aprender a ser: los educandos deben aprender a ser desde lo social y lo individual. Como persona única percibir su interioridad como un "yo", fuente de mis actividades y responsable de sus opciones libres.

Nos referimos a la interioridad en cuando somos capaces de pensar y obrar conscientemente y de decidir de forma libre: autoconciencia y autodeterminación.

El educando como persona se convierte en algo más que un individuo, cada persona es igual a sí mismo.

El hecho de la libertad, es otro elemento, además de la interioridad, que fundamenta esta realidad, nos convierte en dueño de nuestra propia existencia y de poder moldearla, configurándola y diferenciándose de los demás. "Yo soy yo y mis circunstancias", escribía Ortega y Gasset en 1914.

b. Aprender a aprender: significa enseñar al educando a que se comprometa a construir su conocimiento a partir de sus aprendizajes y experiencias vitales anteriores con el fin reutilizar y aplicar el conocimiento y las habilidades en una variedad de contextos vitales. En la competencia de la persona son cruciales la motivación y la confianza.

La competencia de aprender a aprender, como todas las demás, por otra parte, implica desarrollar aspectos tanto cognitivos como emocionales. Desde luego, supone adquirir determinadas competencias metacognitivas, es decir, capacidades que permiten al educando conocer y regular sus propios procesos de aprendizaje. La autoestima, la capacidad de aceptar el rechazo que provoca el error, la tensión que implica mantener el esfuerzo son algunas de las dimensiones de aprender a aprender que con mayor claridad revelan su naturaleza emocional.

Hoy en día lo que una persona aprende en su vida escolar no le va a servir para su vida profesional, deberá actualizar sus conocimientos permanentemente y aprendiendo nuevas cosas. Desde esta perspectiva, los conocimientos se van haciendo obsoletos rápidamente y la renovación de los mismos debe actualizarse rápidamente. Nuestra realidad educativa es un sistema educativo que ofrece un período de formación sin vinculación con el trabajo, seguido de otro lapso extenso de desempeño profesional sin volver a la educación. Tenemos que pensar en sistemas educativos que permitan aprender a lo largo de toda la vida. Esto quiere decir que debemos enseñar a aprender más que enseñar contenidos, que no se niega que son importantes.

La institucionalidad escolar debe estar preparada para este reciclaje permanente. Es decir, sus contenidos, métodos y prácticas pedagógicas no pueden estar basados en la idea de dar información sino de enseñar a aprender.

c. Aprender a hacer: lo que implica adquirir una formación para poder desempeñar un trabajo y a la vez una serie de competencias personales, como trabajar en grupo, tomar decisiones, crear sinergias. Los educandos aprenden a desarrollar habilidades y destrezas, observando, experimentando y descubriendo todos los objetos que encuentra a su alrededor. Los educandos aprenden a hacer con sus más próximos, en la realidad cotidiana del hogar y de la escuela, cuando se le permite manipular, asociar y establecer relaciones entre diferentes elementos, estamos permitiendo que aprenda a hacer. La creatividad como capacidad creadora, que permite abrir hacia nuevas fronteras, se fomenta estimulando al educando a investigar, descubrir, explorar, experimentar, y en esta tarea pueden participar familia y escuela, por medio de estrategias innovadoras de trabajo común.

d. Aprender a convivir y trabajar en proyectos comunes: este es uno de los retos para este siglo, ya que la convivencia entre personas diferentes nos obliga a descubrir lo que tenemos en común y a comprender que todos somos interdependientes. Sin embargo, para descubrir al otro antes tenemos que descubrirnos a nosotros mismos. Para esto es necesario adquirir competencias, disciplina, método, y hábitos como el autoconocimiento, la empatía y la destreza social. Aprender a vivir en comunidad y favorecer una educación para la vida comunitaria, desde el ámbito familiar, es fundamental para el educando aprenda a ejercitar la participación, la cooperación, el diálogo y la toma decisiones consensuadas y compartir los conocimientos y la vida, de forma que luego sea capaz de transferir estos aprendizajes a otros contextos sociales.

    El futuro del aprendizaje deberá tener en cuenta un aprendizaje ubicuo. [8]

¿Qué es el aprendizaje ubicuo? Es la posibilidad de acceder a la información en cualquier lugar o cualquier momento, la interacción con pares y expertos y oportunidades de aprendizaje desde una variedad de fuentes.

Debido a la propagación de dispositivos portátiles y de redes inalámbricas, que proporciona los medios para aprender en el lugar y en el momento en que sea necesario, el aprendizaje está siendo integrado en el flujo de la actividad humana cotidiana. Este aspecto es importante para el ser humano actual. Anteriormente después de la educación formal obligatoria y profesional si la persona no continuaba su formación con el hábito de la lectura y, los más predispuestos, con la realización de cursos su formación se veía atascada. Pero, en la actualidad con el uso de dispositivos portátiles en sus manos y con esa Gran Biblioteca mundial alejandrina que es Internet nos permite aprender constantemente motivado por nuestra necesidades cotidiana y, por qué no, a leer más que lo leíamos antes.

El acceso a un saber a través de la tecnología hace que el lema del "aprendizaje en la vida real" sea una realidad concreta a un nivel sin precedentes. Además, con la llegada de "la nube" y la posibilidad de una conectividad más o menos continua, la carga y descarga de información de todo tipo, la interacción con otras personas a un clic de distancia. Esto implica que no solo es aprender sino que incrementa y nos da otro modo de relacionarnos. La relación con el otro trasciende el espacio físico, del prójimo, del próximo del que me puedo relacionar dentro de márgenes espaciales. El aprendizaje ubicuo nos plantea, entonces, una nueva manera de aprender, de relacionarnos y una nueva dimensión de lo ubicuo que trasciende el espacio físico para pasar a lo virtual.

Nuestras nociones de "lugar", y de lo que hace importante a un lugar, tendrán que ser repensadas. El lugar ya no es sólo la ubicación física, sino que se trata del lugar como un centro o base de información: vídeos, redes sociales, etc.

Incluso este tipo de oportunidades de aprendizaje formal y estructurado están cambiando con las tecnologías ubicuas y una cultura del aprendizaje distribuido socialmente, en cualquier lugar y en cualquier momento, como se observa por ejemplo, en el caso de las tareas escolares. Las escuelas deben ser conectadas de manera consciente a una serie de otros entornos de aprendizaje: el aprendizaje de la escuela sale a estos otros lugares, y el aprendizaje de estos otros lugares regresa a la escuela.

Los cambios tecnológicos afectan y son afectados de manera interactiva por una serie de otros cambios sociales y culturales - una cultura de la movilidad, de colaboración, de "info-entretenimiento", videojuegos, redes sociales y de comunicación a escala mundial. No podemos mantener los márgenes espaciales y temporales que se adapten a nuestra conveniencia, o nuestras suposiciones sobre dónde y cuándo ocurre el aprendizaje.

El conectivismos define que el aprendizaje es un proceso que ocurre en el interior de ambientes difusos de elementos cambiantes que no están completamente bajo el control de las personas. "En su corazón, el conectivismo es la tesis de que el conocimiento está distribuido a lo largo de una red de conexiones, y por lo tanto el aprendizaje consiste en la habilidad de construir y atravesar esas redes". Stephen Downes.

Desde mi perspectiva, el conectivismo debe tener dos tipos de conexiones en red:

  • La red humana: las relaciones personales, el trabajo cooperativo, en equipo. Lo que aprendo en mi entorno vivencial y relacional.
  • La red tecnológica: Internet, la biblioteca mundial digitalizada, que ha y que saber buscar, seleccionar, analizar y adecuar la información que me proporciona.

Será muy interesante observar el papel que a partir de ahora van a ir tomando las interacciones entre docentes y educandos dentro de los procesos formales de aprendizaje, y los recursos que van a empezar a utilizarse para optimizar estos procesos. El docente, que antes era prácticamente la única fuente de conocimiento para los educandos, ahora poco a poco ha de pasar a parecerse más a un guía, una figura de referencia que abra las puertas a los educandos a su propia autonomía y emancipación, la capacidad de crear conocimiento gracias a la doble vía asimilación - exposición que caracteriza el aprendizaje basado en el colectivo, tanto el del grupo de clase como el colectivo global que es Internet. Este ciclo de desarrollo del conocimiento permite a los aprendices mantenerse actualizados en el campo en el cual han formado conexiones.

Por tal razón el conectivismo tienen las siguientes apreciaciones:

  • Las herramientas aumentan la habilidad de interactuar con los demás, son extensiones de la humanidad, aumentando la habilidad para externalizar el pensamiento en formas que se pueden compartir con otros, como el trabajo socio-cultural de Vygotsky.
  • La naturaleza contextual /situacionado del aprendizaje.
  • La teoría del aprendizaje social, se puede partir del énfasis en la autoeficacia, Bruner, Vygotsky, y otros.
  • La visión epistemológica: toda la teoría del aprendizaje tiene sus raíces en la epistemología.

Las redes son importantes en todos los aspectos de la sociedad, no sólo en educación, pero las redes han existido siempre. Como dice Barabási, las redes están en todos lados, sólo necesitamos tener el ojo acostumbrado a ellas; lo particular es:

  • Conectivismo es la aplicación de los principios de redes para definir tanto el conocimiento como el proceso de aprendizaje. El conocimiento es definido como un patrón particular de relaciones y el aprendizaje es definido como la creación de nuevas conexiones y patrones como también la habilidad de maniobrar alrededor de redes/patrones existentes.
  • El Conectivismo aborda los principios del aprendizaje a numerosos niveles: biológico -neuronal, conceptual, social -externo.
Aprendizaje Integral y Multidimensional: Aprendizaje formal + aprendizaje continuo + aprendizaje ubicuo + experiencia.

Entonces, en el conectivismo es la misma estructura de aprendizaje la que crea conexiones neuronales, se pueden encontrar en la forma de vincular ideas y en la forma en que se conectan con las personas y a las fuentes de información. El Conectivismo se enfoca en la inclusión de tecnología como parte de nuestra distribución de cognición y conocimiento, el conocimiento reside en las conexiones que formamos, ya sea con otras personas o con fuentes de información como bases de datos.

El conectivismo reconoce la importancia de las herramientas como un objeto de mediación en el sistema del desarrollo de actividades, pero luego se extiende sugiriendo que la tecnología desempeña un papel central en la distribución de la identidad, la cognición y, por ende, el conocimiento. Mientras que otras teorías prestan atención parcial al contexto, el conectivismo reconoce el carácter fluido del conocimiento y de las conexiones basadas en contexto. Como tal, se hace cada vez más vital las interacciones con los demás y el contexto en que surgen esas interacciones; el contexto aporta tanto a un espacio de conocimientos conexión/intercambio como lo hacen las partes implicadas en el intercambio. El entendimiento, coherencia, racionalización y significado son elementos importantes en el constructivismo, en menor medida en el cognitivismo, para nada en el conductismo. Sin embargo, en el conectivismo, sostenemos que el rápido flujo y la abundancia de la información hacen que estos elementos tengan importancia crítica. El conectivismo encuentra sus raíces en el clima de abundancia, de rápido cambio, diversas fuentes de información y perspectivas, y la necesidad crítica de encontrar una forma de filtrar y encontrar sentido al caos. Como tal, la centralidad interconectada del conectivismo permite una ampliación de la abundancia y la diversidad.

Aprendizaje Integral y Multidimensional: Aprendizaje formal + aprendizaje continuo + aprendizaje ubicuo + experiencia.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas