Revista Arte

Arte mapuche

Por Lparmino @lparmino

Arte mapuche

Mujer mapuche, c.1890
Fotografía: G. Milet Ramírez - Fuente


No es necesario entrar en valoraciones estéticas para saber apreciar la cualidad artística de muchas de las manifestaciones que solemos considerar como “artesanías”. De hecho, es difícil establecer un límite preciso que demarque los dos conceptos. La artesanía tiene un componente artístico intrínseco que hace de ella un producto final único y extraordinario; y el arte tiene un cierto componente artesanal, pese a haber sido objeto de sucesivas intelectualizaciones que pretendían separar y ocultar precisamente su cualidad de “artesanal”. Fácilmente podría considerarse una mínima divergencia basada en la autoría reconocida del arte frente al anonimato del conocimiento universal y generacional de la actividad artesanal. En determinadas culturas o agrupaciones sociales el desarrollo de la artesanía ha sido especialmente destacable. Siempre considerando que ese alto grado de desarrollo debe entenderse como la consecución de un alto componente estético en cada pieza artesanal elaborada. Sin embargo, la artesanía no puede ser entendida únicamente como un producto o un logro artístico. La artesanía proporciona toda una serie de elementos que componen parte de la denominada cultura material de un determinado pueblo. Y en esa cultura material tenemos que valorar, fuera de cualquier apreciación estética, otra serie de valores que aglutina. Así, las artesanías populares suelen poseer altos componentes de valores espirituales y sociales de gran significación para la cultura que los desarrolla, aparte de unos valores utilitarios.
El arte mapucheresume a la perfección todos estos valores implícitos en sus manifestaciones culturales. Cualquiera de sus realizaciones, ya sean materiales o inmateriales, muestran todo un simbolismo con evidentes significados sociales y cosmogónicos. Pero a su vez, muestran la habilidad y la maestría de plateros y tejedores, capaces de generar productos de una gran belleza y de una maravillosa singularidad.

Arte mapuche

Grupo de mapuches, Claudio Gay
Fuente

Los mapuches habitan una extensa región en el centro – sur de Chile, extendiendo su área de influencia a la vecina Argentina. Como pueblo, destacó por la resistencia que opusieron durante todo el periodo colonial a la ocupación española. Sólo a finales del siglo XIX la República chilena ocupó de forma efectiva los territorios de los mapuches. Durante el periodo colonial español no existió la integración política de los mapuches, sin embargo sí existió una asimilación económica y cultural muy importante. Los contactos con los colonizadores supusieron una importante transformación de las estructuras socio – económicas mapuches, que adoptaron formas económicas y de aprovechamiento de los recursos más sedentarias, mediante fórmulas agrícolas y ganaderas.Esa asimilación también afectó profundamente en las formas artísticas. Los mapuches ya disponían de una importante orfebreríaantes de la llegada de los españoles a Chile. Sin embargo, la abundancia de plata llegada con los conquistadores y las nuevas formas de trabajarla dieron como resultado una importante producción platera mapuche. Los trabajos tenían dos destinos preferentes: elaboración de piezas de joyería para ostentación femenina; y producción de piezas para jinetes y caballerías, como espuelas, frenos, etc., de gran calidad artística. Estas joyas encerraban un destacado valor no sólo relacionado con su función ornamental, sino con el lenguaje social de ostentación y riqueza que transmitían mientras que los motivos resumían los principios básicos de la cosmogonía mapuche.La platería mapuche es perfecto ejemplo de asimilación de elementos indígenas y foráneos. Los mapuches supieron extraer el conocimiento básico de las nuevas formas de trabajar metales de los colonizadores, sirviéndose de los constantes intercambios comerciales con los españoles para incrementar el acerco cultural tan vasto que ya implicaba su rica tradición. El resultado es una artesanía de gran sincretismo que supo poner en relación dos legados culturales cuyo resultado fue un arte de una compleja personalidad y de un gran valor artístico y documental.Luis Pérez ArmiñoExposición Temporal: Mapuche: semillas de ChileDel 12 de junio al 2 de septiembre de 2012Museo de AméricaAvenida Reyes Católicos, 6, Madrid

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas