Revista Baloncesto

Belén Arrojo es un estado de ánimo

Publicado el 20 octubre 2017 por Toni_delgado @ToniDelgadoG
La alero internacional impulsa a un Bàsquet Femení Sant Adrià coral ante el Cadí La Seu (62-69)

Belén Arrojo es un estado de ánimo

Belén Arrojo, en el Open Day Liga Día. Foto: Toni Delgado.

Cuando las jugadoras del Bàsquet Femení Sant Adrià se reúnen en círculo, antes y después de un partido, queda claro el impacto en el grupo de Belén Arrojo (Granada, 1995): suele llevar la voz cantante, sacar sonrisas y provocar gritos. La alero internacional es una líder natural que transmite más con sus gestos que con sus palabras. Contagia confianza a un recién ascendido y, a veces, parece inabordable, como sufrió el Cadí La Seu, su ex equipo, al que derrumbó con 24 puntos (8/12 en tiros de dos, 2/3 en triples y 2/2 en tiros de dos), y 11 rebotes. Helena López, a falta de 38,5 segundos, sentenció la tercera victoria, todas fuera de casa, de un Bàsquet Femení Sant Adrià coral y sin complejos (62-69).  
El primer apellido de Belén Arrojo encaja con su personalidad en el parqué: se muestra valiente y decidida, constante y decisiva. “Si fallo, volveré a tirar y lo meteré” es el lema de una jugadora que tiene un tiro desde la esquina, a unos cinco metros, y preferentemente a una mano, que es un seguro de vida. Igual que sus penetraciones. También ha dado un salto de calidad con los triples, que trabaja con sus compañeras. No le ve sentido hacer sesiones de tiro sola. “Belén Arrojo entiende muy bien el baloncesto. Es una jugadora muy inteligente que lee perfectamente las ventajas y juega muy bien sin pelota”, la piropeó Cindy Lima en Esport3, la primera televisión en emitir en directo un partido del Bàsquet Femení Sant Adrià. “Lo viviremos sin alcohol y mucha ilusión”, explicaba el gestor de comunidades del club. “Animaremos desde casa”, se sumaba Abraham Sierra. “Lo viviré en vivo desde el calentamiento. ¡Años de mucho trabajo y mucha ilusión de todo el club!”,intervino Victor Ciavattini. “Lo veré desde la aplicación de Esport 3”,prometía Sergi Calatayud. Y Txema resumía el testimonio de todos: “Con ganas de ver el primer televisado de un club que con mucho trabajo ha llevado al baloncesto femenino a lo más alto. Enorme mérito”.  
Puede que el debut mediático pudiese nervioso al conjunto de Fabián Téllez, que compareció con ganas de hacer muchas cosas, pero sin la paciencia suficiente para llevarlas a cabo. Las visitantes tardaron 4m 35s en estrenar su marcador con una canasta de Helena López, a quien le sobra temple (8-2). La siguió Belén Arrojo con una contraataque y dos tiros libres en 21 segundos. Coulibaly y Riley concretaron la remontada del Bàsquet Femení Sant Adrià (13-14 a los 7m 28s), aunque el Cadí La Seu reaccionó gracias, sobre todo, a Andrea Boquete y Caitlyn Ramírez (25-19 a los 12m 30s).
Belén Arrojo parece tener un sexto sentido para elegir cuándo y cómo intervenir. Lo hizo tras otro momento de dudas de su equipo y, de nuevo, con otro golpe de autoridad: tres canastas en 49 segundos, mientras, su coleta, revoltosa, iba de un sitio para otro. Como la líder de un grupo coral como el Femení Sant Adrià en el que su capitana, Cristina Hurtado (ocho años en el club) tiene mucho peso y replicó la respuesta de un Cadí La Seu que hace años que decidió ser un equipo que huye de las excusas, y que no pudo con Andrea Vilaró. En la final de la Lliga Catalana perdió a Georgina Bahí, y en el Open Day Liga Día, a Ariadna Pujol, operada hace unos días de la rotura del ligamento externo de la rodilla izquierda que la mantendrá entre cuatro y cinco meses de baja.
“Ari, tú también juegas”, le recordaron sus compañeras con las camisetas con las que saltaron a la pista. Pujol agradeció el gesto del grupo a través de las redes sociales, desde la distancia. Desde donde sufrió a Belén Arrojo. De haber estado el speakerdel Estudiantes en el Palau Municipal d’Esports de la Seu d’Urgell, se habría cansado de repetir su “¡Belén Arrojo… Al rojo vivo!”. Así definió a la jugadora internacional durante el Open Day Liga Día, la primera jornada de la competición que se celebró en el Polideportivo Antonio Magariños de Madrid. Entonces Arrojo anotó 25 puntos, uno más que esta vez.
Cuando Macarena Rosset y Yurena Díaz volvieron a igualar el encuentro (46-47 a los 23m 43s), Belén Arrojo apareció con una suspensión y otro tiro desde la esquina para dar al Femení Sant Adrià su mayor ventaja (50-58 a los 28m 28s). “Es una pedazo de jugadora”, interviene Josemari Sierra, colaborador de La Hora de [email protected], de Pasión por el baloncesto Radio.  
Muy buena mano tiene Mehryn Kraker, que no anotó hasta su octavo intento. Los cinco puntos consecutivos de la tiradora norteamericana sirvieron de impulso para el Cadí La Seu (62-64 a falta de 1m 44s). Coulibaly se agigantó y Helena López remató a un conjunto local que fue incapaz de sumar más canastas y echó de menos a Belén Arrojo, uno de sus puntales las dos últimas temporadas. El Cadí La Seu trató de renovarla hasta el final. “Por mí habría repetido, pero me hicieron esta propuesta. Me lo pensé y creo que he hecho lo mejor”, reconocía la jugadora a Cronómetro de Récords, tras su excelente actuación en el Open Day: “Fiché por el Bàsquet Femení Sant Adrià porque quería tener más responsabilidad y eso era más factible en un recién ascendido”. Nadie jugó más y mejor que Belén Arrojo en La Seu d’Urgell (35m 9s) y suma en Liga regular 10 minutos más que el año pasado y seis que el anterior. Promedia 15,6 puntos (8,1 en el curso 2015-2016 y 9, el 2016-2017), coge más rebotes y ha mejorado todos sus porcentajes de acierto. “Oleeeeeeee, mi gordakaaaaaa”, escribía, orgullosa, Belén Jiménez en el Facebook del nuevo equipo de su hija. Belén Arrojo es un estado de ánimo.
Enlace relacionado
Belén Arrojo: "Fiché por el Bàsquet Femení Sant Adrià porque quería tener más responsabilidad"

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas