Revista Cine

Canino

Publicado el 13 mayo 2010 por Angel
Canino
Dicen que hay unas aves que de tanto proteger a sus hijos los acaban asfixiando con las alas. El padre de esta familia extraña sobreprotege tanto a los hijos que los ha convertido en niños burbuja incapaces de cuestionarse nada y que emplean un lenguaje retorcido fruto de las enseñanzas de sus progenitores. Así un coño es una lámpara que cuelga del techo, un zombie es una flor amarilla, los gatos son el enemigo y uno no puede marcharse de casa hasta que se le caiga el colmillo superior (izquierdo o derecho, es indiferente) pero no es seguro salir al exterior sino es montado en el coche, que solo se puede conducir cuando haya vuelto a crecer dicho colmillo.
La perversidad de los sobreprotectores padres que instruyen a sus hijos cual perros, llega al extremo de pagar a una mujer para que se acueste con el hijo, pero en el momento que ésta supone un peligro por la "contaminación" que trae del exterior, deciden que es mejor recurrir al incesto haciendo que el hijo decida con cual de sus hermanas prefiere satisfacer sus deseos sexuales. El aislamiento no provoca ningún eden sino un infierno en el que los
hijos juegan a resistir el dolor, se provocan cortes con cuchillos y se lamen (literalmente) como demostración de deseo, cariño o como una manera de obtener algún regalo.
Todo en la película resulta enfermizo, incluso lo que viene del exterior en forma de mujer que satisface los deseos del hijo mayor, mientras que ofrece regalos a una de las hijas a cambio de sexo oral. Pero el interior de la casa es realmente terrorífico, con ese otro hermano que un día desapareció y que es puesto de ejemplo como hijo que ha muerto por salir al mundo exterior o esa madre que afirma que pronto dará a luz a dos gemelos (a no ser que los hijos se porten bien y entonces no los tendrá) y también a un perro.
Probablemente la película esté impregnada del humor negro más negro...y tan negro...aunque yo más bien considero que estamos ante una película de esas que se ven con la sonrisa congelada...lo que provoca la sonrisa está lleno de patetismo y las situaciones son forzadas hasta ser ridículas por parte de los padres ante la inocencia de unos hijos que no han dejado de ser niños y que por lo tanto tienen intrinseca esa crueldad de la que suelen hacer gala muchas veces los más pequeños de la casa.
Canino es una película enfermiza y a la vez brillante sobre los peligros del absolutismo, de la cerrazón, de las dictaduras, del machismo y de los peligros que todo esto puede traer. Película incómoda no apta para estómagos sensibles ni para aquellos que creen que el cine debe suponer una evasión vital (que a veces también es bueno que lo sea), ni para aquellos que no les guste que alguien pueda tocar su fibra más sensible en espinosos asuntos que hacen frontera (sobrepasándola a veces) con su vida real.
Calificación final: 8
Si queréis leer un buen texto sobre la película y no lo que he hecho yo, os dejo este enlace del gran Crowley

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista