Revista Cocina

Cazuelita de berenjenas

Por Lawebcinera @LaWebcinera

Cazuelita de berenjenas

Hoy para comer tenemos cazuelita de berenjenas.

 

Con las berenjenas tengo ciertos problemas, cuando busco recetas por internet me salen una gran cantidad de recetas de berenjena rellena y poco más…

Se me ocurren pocas recetas la verdad, una de ellas la de hoy.

Una cazuelita de berenjenas con un sofrito de tomate y albahaca cubierta de bechamel gratinada.

 

Ingredientes para una cazuelita 2-3 pax:
1 berenjena
1 cebolla
1 tomate grandecito
hojas de albahaca fresca
1 chorrito de vino blanco
sal y pimienta
aceite de oliva

Para la bechamel:
30 gramos de mantequilla
30 gramos de harina
300 ml de leche
sal y pimienta
nuez moscada

Lo primero que he hecho es cortar la berenjena a rodajas finas. Para que me salieran todas igualitas la he cortado con una cortafiambres, pero se puede cortar a mano aunque queden más desiguales.

Se dejan sobre un plato las rodajas y se les espolvorea sal por encima, se dejan 15-20 minutos para que suden y se vaya el amargo.

Mientras cortamos las cebollas en brunoise y el tomate a dados más grandecitos que la cebolla.

Calentamos un poco de aceite de oliva en una sarten, cuando esté caliente añadimos la cebolla y una pizca de sal.

La dejamos pochar a fuego medio hasta que esté transparente.

A continuación añadimos el tomate en dados y continuamos pochando.

Colocamos las rodajas de berenjena en una placa de horno engrasada, les añadimos un poco de aceite de oliva también por encima y horneamos a 190º durante 15 minutos aproximadamente.

Añadimos al sofrito un chorrito de vino blanco y dejamos evaporar.

Cuando el tomate se deshaga y el sofrito esté bastante reducido rectificamos de sabor, si está muy ácido añadimos una pizca de azúcar, si está dulce un poco más de sal.

Incorporamos unas hojas troceadas de albahaca fresca al sofrito y retiramos del fuego.

Por último nos queda elaborar la bechamel, derretimos la mantequilla en una sarten e incorporamos la harina. Mezclamos con movimientos rápidos con ayuda de una varilla y dejamos cocinar la harina hasta que empiece a oler como a galleta. Esto parece broma pero no, si no dejamos cocer lo bastante la harina sabe distinto el resultado.

Cuando el roux, (es la mezcla de la harina cociéndose con la mantequilla) esté listo y haya tomado un color marrón claro le añadimos la leche fría sin dejar de remover rápido con la varilla.

Yo añado la leche fría, la remuevo muy deprisa con la varilla para evitar que se queden grumos y me sale perfecta. Pero bueno he visto muchas recetas donde la leche se añade caliente, cada maestrito…

Cuando la bechamel adquiera una consistencia espesa pero no en exceso, ya la podemos retirar del fuego.

Le añadimos una pizca de sal y pimienta y un poco de nuez moscada.

Así pues, añadimos un poco de sofrito en el fondo de la cazuela, encima unas rodajas de berenjena, un poco de sofrito y encima rodajas de berenjena. Encima de todo añadimos la bechamel y la gratinamos al horno.

Ya tenemos lista nuestra cazuelita!

 

berenjenas

 

Espero que os haya gustado, hasta la próxima receta!

 

Más en LaWebcinera Facebook y LaWebcinera Twitter. Sígueme!!


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revista