Revista Cine

Crónica Cannes 2013: "The Bling Ring" Sofia Coppola hace el pijo

Publicado el 17 mayo 2013 por Fimin

17 de Mayo del 2013 | etiquetas: Festival de Cannes, Festivales 2013, Crítica

Twittear cronica-cannes-2013-the-bling-ring-sofia-coppola-hace-el-pijo

Sofia Coppola hace el pijo' y mete el palo a Paris Hilton en "The Bling Ring", una película que se nos presenta tan 'bonita', plana y supérflua como sus propios protagonistas. Lo que podía ser un bombazo al estilo "Spring Breakers" se queda en un petardazo (de petardos).

¿De qué va?

La historia real de un grupo de adolescentes que hace un par de años se dedicaban a entrar en casas de celebrities como Lindsay Lohan, Megan Fox, Orlando Bloom, Rachel Bilson (o la propia Paris Hilton), para robarles ropa, joyería, y pegarse la gran fiesta ataviados con sus mejores galas.

¿Quién está detrás?

Sofia Coppola haciendo el pijo

¿Quién sale?

Emma Watson, Leslie Mann y el cantante de "Bush", Gavin Rossdale, se ponen a la órdenes de la directora de "Somwhere" junto a un trío de nuevas actrices y un nuevo valor en alza. Ellas son Claire Julien, Katie Chang y Georgia Rock. Él es Israel Broussard

Crónica Cannes 2013:

¿Qué es?

"Spring Breakers" + Beverly Hills 90210

¿Qué ofrece?

A la salida del pase mi compañero de Transit, Carles Matamoros, me formulaba una interesante apreciación. Si echamos la vista atrás y analizamos la obra completa de Sofia Coppola, todas y cada una de las películas que ha rodado hasta la fecha tienen un nexo en común, el de presentarnos a un personaje confinado en su propia existencia y el de abrirnos una ranura por la que colarnos y fijar nuestra mirada en su intimidad. Fue el caso de Scarlett Johanson y Bill Murray en "Lost in Translation", Kirsten Dunst en "Maria Antonietta" o Stephen Dorff en "Somewhere". No lo es, sin embargo, en "The Bling Ring", ya que son las propias protagonistas las que invaden la intimidad de las Paris Hilton, Lindsay Lohan y cia. En este caso, nuestro papel es el de jugar a ser un mero espectador desde la distancia, y quizá sea éste el principal problema que ha tenido la hija de Francis Ford Coppola a la hora de concebir su nuevo film. Y es una pena, porque un material que tenía todos los números para sembrar un caos de primer nivel en el mundo celebritie de Hollywood, acaba por ser devorado por su propio espíritu naive. Un envoltorio de lujo para un contenido cuyo recuerdo lamentablemente está destinado al olvido. Justamente igual que las víctimas de sus protagonistas. Quizá sea ésta su única 'gracia'.

Nota: 5.5 / 10

Crónica Cannes 2013:


Volver a la Portada de Logo Paperblog