Revista Cultura y Ocio

Curso Ser Periodista: Iñaki Gabilondo

Publicado el 02 julio 2012 por Iffish91 @Iffish91
En la anterior entrada comentamos la primera intervención del lunes del curso "Ser periodista. Cinco puntos de observación" que se celebró esta semana en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y que podéis leer aquí. En esta entrada haré lo mismo que con la de Fernando González Urbaneja comentando lo que dijo Iñaki Gabilondo en su intervención y añadiendo lo que buenamente pueda.
Iñaki Gabilondo
¿Quién es?Entre algunos de los trabajos de su larga carrera se encuentran el haber sido director de informativos de TVE durante el 23F, haber dirigido también el programa Hoy por Hoy de la Cadena SER y después haber presentado los informativos de Cuatro desde la fundación de la cadena hasta 2010 (cuando la adquirió Telecinco). Después de pasar por CNN+ (cadena ya extinta), en la actualidad tienen un videoblog en El País y la Cadena Ser (La voz de Iñaki) y presenta un programa mensual en Canal +.
¿De qué habló?Tras la pausa para el café y firmar libros y  hacerse fotos con los que se lo pidieron, Gabilondo se puso en pie y micrófono en mano se puso a hablar de que no tiene ninguna duda de que el periodismo va a tener futuro, aunque sus claves no estén claras todavía. Sí esta seguro de que el actual modelo de negocio no va a sobrevivir. Contó que su vida profesional está dividida en dos partes: una como directivo y otra como presentador.  Como en la anterior entrada trataré de ordenar la charla por temas.
El objetivo del periodismo
La conclusión que saca de su carrera es que hay que volver a los orígenes del periodismo. Cambió la frase típica del despotismo ilustrado a "todo para el pueblo y con el pueblo". Estableció una diferencia entre el hombre post derechos humanos y el hombre pre derechos humanos.
Dijo que la democracia es un sistema mejorable, pero es el mejor (o el menos malo). Y es hay donde entra el periodismo para asegurar que la democracia funcione. El periodista también es parte de la comunidad y es un administrador del derecho a la información, por lo que tiene un compromiso social. También tiene derecho a observar desde su punto de vista (como toda persona).
El primer mandamiento del periodista es el receptor y luego está todo lo demás. O el periodismo vuelve a su centro de gravedad o se hundirá, pero no a causa de Internet.
Periodismo y política
La política sufre la misma crisis que el periodismo.
Hay noticias en las que se aprecia un intento de cubrirlas por parte de la política, como fue el caso del 11M, que se cubrió con las luchas entre partidos y se perdió de vista el hecho de que había muerto mucha gente.
Para evitar perder de vista a la persona, Iñaki Gabilondo dijo que en Hoy por Hoy ponía un nombre y una descripción de un espectador ficticio, al principio del programa, al que le decía a su equipo que se dirigieran durante ese programa, que lo hicieran y trabajaran para él o ella.
"¿Por qué los informativos van a tratar las mismas noticias?" planteó Gabilondo. "La burocracia se ha apoderado de los medios".
¿Cómo tratar a esa persona?
Hay que distinguir "lo sé", "lo creo" y "me parece". Esa persona va a debatir después con lo que oye en su programa y se va a sentir integrado en la comunidad por ello.
Los periodistas debemos contar lo que "el público tiene derecho a saber" y no lo que "el público quiere" (¿qué pasaría si en vez de hablar de la crisis y los recortes se hablara de insertar aquí tema banal?). Hay que aportar elementos de juicio, no elementos frívolos.
Nuevas tecnologías
"Si cualquier persona puede enviar información desde cualquier parte del mundo, ¿cómo distinguir lo veraz?" Internet tienes muchas ventajas y desventajas. "En las inundaciones lo primero que escasea es el agua potable" (buena figura para ilustrar la infoxicación o como se quiera denominar).
La solvencia será importante, decía Gabilondo que por solvencia se refiere a decencia + tiempo.
Crisis económica
20 de las 50 empresas más importantes de Estados Unidos son de los últimos años. "Se cierran muchas cosas, pero no ven las que se abren. El mundo no ha parado, sigue evolucionando".
Lo más difícil no es encontrar un trabajo, sino quedarse en uno. Encontrarlo es lo segundo más difícil.
La labor periodística
"Podría terminar hablando de ética pura como hacen muchos, para hacer bonito como el perejil de Arguiñano".
Iñaki Gabilondo recomendó seguir las 4 ces para informar: conocer, confirmar (requisito fundamental del periodismo, incluye el contrastar fuentes y el consultar los distintos lados o actores de una noticia), comprender (no se puede dar el siguiente paso de comunicar una noticia sin comprender lo que se va a explicar en la misma) y contar (para lo que es fundamental dominar el instrumento del periodismo: el lenguaje). Es de estas teorías que puedes poner las letras que quieras, aunque razón no le falte.
"Los que se dedican al periodismo deben refinar el castellano leyendo, oyendo y estudiando", aunque sea en pequeños grupos o en secreto, si no se puede hacer en público.
El periodista debe trabajar individualmente. Uno se hace mayor cuando se pone a buscar una respuesta que no sabe sin tener un examen al día siguiente. También hay que leer para conocer vidas diferentes, además de viajar, pero no solo a lugares lejanos, sino conocer la ciudad en la que vivimos.
Por último dijo que hablar de empresa es hablar de cacharritos y tecnología, que está bien que se conozcan, pero la clave es aprovechar todo para hacerse fuerte, puesto que al fin y al cabo la tecnología la aprende mucha gente fácilmente (una persona mayor o un niño pequeño pueden llegar a controlar un móvil rápidamente, o igual más despacio pero lo acaban aprendiendo de todas formas).
Turno de preguntas
Pregunta: La primera pregunta fue qué opinaba sobre que a los becarios no se les pagase por la experiencia que se recibe y si se debe aceptar esto.
Respuesta: "Para mí es muy fácil decir que no, pero no puedo responder porque yo ya lo tengo todo solucionado".
Añado yo: En muchos puestos es verdad que la experiencia bien aprovechada vale mucho (más que un sueldo) y puede ser la que te abra la puerta a un trabajo futuro. En otros puedes formarte más rápido (porque ya tengas experiencia previa en el puesto o sepas mucho) y acabes haciendo trabajo de suficiente calidad como cualquier otro (por ejemplo, manejo de redes sociales ahora que todos tenemos cuentas de Facebook, Twitter, etc.), pero sí lo haces bien puede ser tu puerta para quedarte en la empresa cuando se acabe tu contrato de becario. El problema es que haya empresas que contraten becarios para ahorrarse puestos de trabajo y hagan hacer a los becarios trabajo superior al que debería hacer alguien que se está formando.
Pregunta: ¿Cómo hacer frente al poder político?
Respuesta: "Nunca he estado metido en el saco de un político". Todo periódico es un proyecto interesado (con esto no se gana dinero) y la estructura industrial que debe ser rentable (y va aparte de los periodistas). La demoscopia hace que las opiniones puedan cambiar.
"La democracia está roñosa, pero creo en la democracia" sobre todo por haber vivido la dictadura. Los partidos políticos la han dañado. No les interesa la gente, buscan en ella la materia prima para su poder o sus peleas.
Al igual que la política o la Iglesia, los medios de comunicación manejan cosas más allá de la muerte y no se adaptan, pero tendrán que hacerlo.
Periodismo y política se dan la mano porque se juntaron tras la muerte de Franco, una hermandad que no se ha despegado.
Hay profesionales que asocian periodismo con epopeya. En otros países se hacía periodismo normal y aquí lo que se hacía era cantares de gestas.
Pero todo cambia. Las cuestas que suben, luego bajan y las puertas se abren y se cierran.
Pregunta: ¿La televisión va a cambiar? (en relación con la obsesión de las audiencias y el espectáculo)
Respuesta: Está muy lanzada al mundo del espectáculo. Se dice prensa, radio y televisión o prensa, radio y circo. "En la lógica del espectáculo, el público siempre tiene la razón. Las audiencias y los aplausos dictan el veredicto. Los personajes de las series mueren o crecen según las audiencias".
Las audiencias en televisión se están volviendo como las estadísticas en el baloncesto. Dice Iñaki Gabilondo que hablando con un antiguo seleccionador de la selección española que decía como han evolucionado los porcentajes de tiro diciendo si lanzan en un segundo determinado o con una postura... Hay demasiados datos.
Esto llevo a la influencia de nuevas tecnologías en otros medios. "Internet a un profesional de la radio no le aporta ninguna novedad" (en las radios las noticias ya se iban actualizando a cada hora y ya había un feedback directo con los oyentes). Los periódicos en Internet se disfrazan de jóvenes, el buen periodismo parece tener complejo de antiguo y hacen cosas que no atraen a los jóvenes.
Preguntas: ¿Las empresas de radio están abiertas a los acentos? (preguntaba una andaluza porque un profesor de la UC3M que había trabajado con Iñaki Gabilondo en la SER se había negado a evaluarla por tener acento andaluz, no dijo el nombre, pero desde aquí mi rechazo. Cosas que pasan en mi universidad). También pregunto si creía que había discriminación a la mujer en las empresas.
Respuestas: "En la radio se permiten voces penosas, pero no por acentos. Antes se exigía mucho más". Pero esperaba que ese profesor y compañero se esté recuperando de su enfermedad mental. Hay muchos buenos profesionales con acento, como Pedro Cuesta, al que conoció cuando llegó como directivo a la SER de Sevilla. Dice que siempre ha animado a no abandonar los acentos.
Sobre la situación de las mujeres dice que hay un techo de cristal, pero que la situación ha mejorado mucho desde que se necesitaba el permiso del marido para hacerse pasaporte o tener una cuenta corriente, por ejemplo.
Pregunta: ¿Qué es más oportuno: la base o la especialización?
Respuesta: Iñaki Gabilondo recomendó que si alguien está interesado por algo en concreto que se dedique a ello, pero que no se limite a tener una visión general de lo demás. No le gustan los "especialistas analfabetos". "Ahora todos hablan de macroeconomía como si nada. Se ha olvidado la escala humana, la economía del hogar".
Pregunta: Le dijeron que en la Universidad se insiste mucho en la especialización.
Respuesta: "Si vives 40 años en la profesión tienes que colocarte en lo que quieras hacer. Solo hay una vida y hay que jugarla con valor, determinación y pelotearla".
Pregunta: Le preguntaron que qué opinaba sobre los contratos temporales (de becarios y jóvenes).
Respuesta: Se echa de las redacciones a los más mayores y se mete a jóvenes porque son baratos. Es igual que los programas de cotilleos, baratos de hacer.
Pregunta: Le preguntaron sobre si ser becario o coger el dinero que te puedan dar tus padres y montar un medio online.
Respuesta: Iñaki Gabilondo habló del surgimiento de una nueva clase social, el "precariado". No entró a valorar una por encima de la otra porque para él que ya lo tiene todo resuelto es muy fácil decirnos algo así.
Y con esto concluyó el primer día del curso. En general, me parece que algunos consejos y algunas de las anécdotas de Iñaki Gabilondo son muy interesantes, pero los temas para los que estamos en la carrera del periodismo ya los sabemos de memoria de haberlos visto una y otra vez, por lo que a lo mejor no resultó tan interesante, por lo menos para mí.
En la próxima entrada: la intervención de Jon Sistiaga, pero será después de las vacaciones. ¡Hasta entonces!

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista