Revista Deportes

El fín de una era red. Gracias, Gerrard

Publicado el 03 enero 2015 por Futbolgol

Steven Gerrard

He de confesar que Steven Gerrard es, junto a Xabi Alonso, el único jugador del que tengo comprada una camiseta. Roja, rojísima, con el 8 a la espalda. Es, sin ninguna duda, el jugador que me habría gustado ser. Sus cualidades, pese a no ser espectaculares, a primera vista, son muchas y muy variadas. No es el jugador más técnico, ni el más rápido, ni el más elegante, pero sí uno de los más completos y decisivos.

En lo estrictamente deportivo, ha destacado por ser uno de esos jugadores diesel que recorren muchos kilómetros a lo largo de un partido, gran golpeo de balón, tanto para pasar como para disparar, buena visión de juego, buen juego aéreo, intenso en la presión, muy útil, en definitiva, en la zona que va desde la frontal del área propia hasta la frontal del área rival. La última tendencia era colocarlo en un rol cercano al de pivote defensivo, con mucha exigencia táctica y física, no ha llegado a consolidarse del todo ahí. Gerrard siempre ha necesitado libertad para irse hacia arriba, para otorgar alegría a su juego y al de su equipo.

En el plano psicológico, el vacío que dejará será incluso más importante, la pareja que formaron hasta 2013 con Jamie Carragher era el alma del Liverpool. El ascendiente del central era incluso mayor que el de Steven, ambos fueron primer y segundo capitán durante muchas temporadas. La actual plantilla anda falta de liderazgo, en todas sus líneas. Tras Gerrard, el jugador más veterano es Lucas Leiva, el discutidísimo centrocampista brasileño, después vendría Skrtel, el eslovaco, líder de la defensa, de una de las peores defensas de la liga, no parece, tampoco, demasiado apto para ser el nuevo referente. El inglés más veterano que quedaría en la plantilla sería Glen Johnson, que termina contrato y no es seguro que continúe. Sin embargo, el segundo capitán es Jordan Henderson, jugador que cumple, a sus 24 años, su cuarta temporada en Anfield y que a menudo ha actuado cómo escudero de Gerrard. En sus manos estará tomar el relevo junto a Sterling y posiblemente Sturridge. Son una nueva generación, son ingleses pero no canteranos red, son nuevos tiempos.

Mientras tanto Gerrard disfrutará de sus últimos años cómo profesional seguramente en Estados Unidos, siguiendo atentamente la trayectoria de su ex-equipo, preguntándose si eligió bien el momento de irse, arrepintiéndose, seguramente, de la situación en la que deja a la actual plantilla pero orgulloso de haber dado, durante 17 años, todo por el club de su corazón.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas