Revista Salud y Bienestar

Fiebre del lunes noche

Por Yoisasi @nutricionencasa

FIEBRE DEL LUNES NOCHEOjalá el título fuera ‘Fiebre del Sábado Noche’ porque significaría que estaría bailando, la noche del sábado, en una disco con un John Travolta. Pero no, no era sábado, no estaba en una disco y no, no tenía a Travolta como compañero de baile. Era lunes de madrugada en mi casa y mi hija con 39,5ºC de fiebre. Ha sido cumplir los diez meses y ésta es su segunda fiebre, la primera fue hace unos días. Todos me dicen que serán los dientes y yo pienso que ojalá sea el sarampión ya que si se tiene antes del año le reforzaría el sistema inmunitario de por vida (Más info en ‘Vacunas ni Una’).
Pues ahí estamos, ardiendo como una estufa a toda leña y colorada como Heidi. Primera actuación: Baño de agua caliente para seguir matando gérmenes que es la misma función que tiene la fiebre (Más info en ‘Los Beneficios de la Fiebre’), después del baño, bien abrigada para que comenzara a sudar. Toma de kuzu y toma de 1ml de cobre-zinc (si hubiera tenido cobre-oro-plata, también hubiera valido) y seguimos con mucha teta, se enganchaba a la teta (hidratación) mientras sudaba y casi no podía respirar por los mocos. Importante tener un ‘saca mocos’ de punta redonda en casa ya que cuando son muy pequeños es imposible sacarlos de otra manera.
A la media hora, bajada de temperatura pero al poco vuelve a subir y repetimos operación. Fueron tres veces, con tres cambios de ropa ya que la empapaba del sudor. Al final, casi al amanecer, quedó dormida con 37,5ºC  y yo despierta, como un guardián de un club nocturno, por si le volvía a subir la fiebre.
Cuando he contado mi experiencia a las personas cercanas, muchas me han mirado con contradicción ya que recuerdan (y yo recuerdo) aquellos baños de agua fría que te dejaban helado, delirando y con un mal de cuerpo horroroso. Pero parece ser, según me cuenta una amiga que vive en Valencia, que en los hospitales de la Seguridad Social ya han cambiado la modalidad antigua del baño de agua fría, todos en pelotas tiritando, al baño de agua muy caliente para después todos bien tapados hasta las orejas.
¿Por qué baños de agua caliente y no de agua fría? Porque la fiebre (elevación de la temperatura corporal) es un mecanismo de defensa que crea nuestro organismo para cargarse a cualquier visitante (bacteria, virus…) que haya entrado en nuestra casa (cuerpo) sin previo aviso. Si le damos más calor con un baño caliente terminamos de rematar ‘la faena’ y de nuevo nuestro cuerpo vuelve a su temperatura normal.
Al ser madre pensé que me daría más miedo la fiebre ya que muchas se asustan cuando su hijo pasa de 39ºC. Está claro que si mi hija, todavía bebé, pasara a 40ºC me iría directamente al médico (hay peligro para el cerebro) ya que podría tratarse de palabras mayores como una meningitis, pulmonía… Por tanto, intento ser más flexible que antes y ver las partes buenas de las dos medicinas (alopática y holística) que para eso están. Voy haciendo en el momento, viendo, observando cómo evoluciona y si veo que la cosa se me va de las manos pues sé que rápidamente cogeré el coche y nos iremos al hospital para que actúen con celeridad. Y por eso no me considero peor madre, menos ‘alternativa’, ni traiciono mis principios ni mi punto de vista del cuidado de la Salud.

‘Muchas personas que participan en programas de tratamientos alternativos se muestran hostiles hacia cualquier tratamiento médico convencional de apoyo. A la larga, es una actitud contraproducente. Los sentimientos negativos o temores sobre la medicina alopática no son un motivo justificado para descartarla. Sus esfuerzos por curarse pueden terminar en meros intentos de huir de la medicina convencional en lugar de tratar de mejorar su salud. Si decide seguir un tratamiento holista, es aconsejable que investigue a fondo las numerosas opciones que tiene a su disposición en ambos terrenos médicos. Tenga presente que, en muchos casos, el programa más eficaz consiste en combinar lo mejor de ambos mundos.
El estar abiertos a ambas posibilidades médicas nos ofrece la ventaja de poder elegir entre una más amplia gama de tratamientos que potenciarán nuestra energía sanadora.
En última instancia, el camino más sabio es estar abierto a cualquier método eficaz de curación, al margen de su carácter alopático u holista. Cualquier tratamiento capaz de potenciar su curación, devolverle la esperanza y hacer que su cuerpo recupere la salud merece tenerse en cuenta.’ Caroline Myss

14 Du Mai. Punto de acupuntura situado en la depresión inferior de la apófisis espinosa C7. Despeja el calor y libera la superfície. Ideal en fiebres elevadas, resfriados, gripes y epilepsias.

14 Du Mai. Punto de acupuntura situado en la depresión inferior de la apófisis espinosa C7. Despeja el calor y libera la superfície. Ideal en fiebres elevadas, resfriados, gripes y epilepsias.

Lo comento también por una clienta que su temperatura subió a 41ºC por una amigdalitis, con grandes placas de pus, e infección de oído y se resistía ir al médico. Al final, a regañadientes, se fue a urgencias y claro, le recetaron antibiótico para cinco días, antihistamínico y analgésico. Ella reacia a todo esto, a la medicina alopática, no quería tomarlo pero menos mal que lo tomó porque la cosa seguramente hubiera ido a peor ya en estas condiciones extremas. Creo que aquí debería haber hecho una ‘cura de humildad’, haber cedido emocionalmente y haber agradecido que su proceso de curación comenzaba. Si, ya sé que ahora estamos todos en contra de la medicina alopática pero si desconocemos otros métodos ‘alternativos’ eficaces, por nuestra ignorancia, no podemos abandonar nuestro cuerpo de esa manera cuando la enfermedad llega. Tenemos que actuar y ser responsables de lo que ello conlleva. Mi mensaje es claro: Escucha a tu cuerpo desde el primer síntoma, desde la mínima sensación de malestar para no tener que llegar al momento donde tus conocimientos ‘alternativos’ ya no son eficaces. Ya que está claro que un síntoma es una llamada de atención de nuestro cuerpo que nos dice: ‘¿Hola? ¿Hay alguien ahí?‘. Pero parece que estamos sordos e incluso ciegos y no hacemos ni caso hasta que las cosas se complican de verdad y luego queremos que con métodos alternativos se vaya todo en un santiamén.
Después de lo ocurrido a mi clienta espero que ahora empiece a investigar, primero, qué le produjo esa amigdalitis (no es su primera vez) tanto a nivel físico como emocional y segundo, que investigue si quiere medicina holista (medicina holística: ‘considera al ser humano como un holograma, como un todo en el que cada una de las partes contienen la información del conjunto’) para poder prevenir un nuevo episodio. Y lo mismo para cualquier enfermedad. Y ya no hablemos, por ejemplo, si uno sufre un accidente de coche, desangrándose con lesiones importantes y diciéndole al de la ambulancia: ‘¡No, por favor! ¡No me lleven al hospital!¡Déjenme en casa que yo mismo me hago las curas y un torniquete en la pierna para que deje de sangrar!‘. Pongo un ejemplo exagerado para ver si así nos damos cuenta… porque a este paso y siguiendo con el ejemplo, si vemos que no cortamos la hemorragia pues nos amputamos la pierna y listo, ¿no?. Venga, seamos responsables, seamos realistas y no le carguemos el muerto a la medicina convencional ya que su papel importante lo tiene, por mucho que ahora se excedan en recetarnos antibióticos, antihistamínicos y medicamentos por doquier. Lleguemos a un punto medio. Creo que así estaríamos en paz con nosotros mismos y con la enfermedad. De todas maneras quiero que sigamos reflexionando en la aparición de nuestros primeros síntomas que si no son oídos y atendidos conseguiremos que vayamos directos a la enfermedad.
‘Un síntoma es la manifestación física de un problema más profundo que no está a la vista. Los síntomas son el lenguaje del cuerpo. Desgraciadamente nos obstinamos en callar los síntomas -dolor, fatiga y malestar- así como borrar las manifestaciones externas como la fiebre, las inflamaciones y tumores por no hablar de restablecer las cifras: colesterol, azúcar, calcio. Para finalizar, también hay que normalizar los comportamientos: la insumisión, la depresión, la ansiedad.
El síntoma es importante. Nos advierte de que algo no va bien ahí dentro. Cuando tratamos los síntomas no ayudamos en absoluto a nuestro cuerpo y menos aún si lo atiborramos con medicamentos. Con cada intervención, química u otra, desequilibramos aún más un organismo que se mantiene a duras penas. Destruimos nuestra salud. Caemos enfermos.
La enfermedad tiene su origen en el alma: la causa
Que se instala en los cuerpos invisibles: el problema
Y se manifiesta en el cuerpo visible: la manifestación.
Un problema sin resolver sale caro ya que reaparece constantemente. A veces el problema se camufla, pero en cada oportunidad seguirá gritándonos pidiendo atención y socorro. Cada vez gritará más fuerte mientras nos empeñemos en hacerlo callar con medicamentos también cada vez más fuertes. Así hasta que el cuerpo no puede más y explota. Entonces llegan las prisas, el hospital, la cirugía y las interminables pruebas.’ Dra. Ghislaine Lanctôt.
Y termino con esta otra cita de la Dra Ghislaine Lanctôt, autora de la ‘Mafia Médica’. para ver si así dejamos de luchar contra la enfermedad:
‘La enfermedad es un trastorno del alma. Si queremos obtener un beneficio de la enfermedad, debemos considerarla como una aliada a la que hemos recurrido para reajustar el tiro, aproximándonos al objetivo. Esto quiere decir que:
1- Somos los responsables de nuestra enfermedad e, inconscientemente, nos hemos conducido de manera tal que se ha presentado. Esto quiere decir que somos los dueños de la situación y no víctimas de acontecimientos o agentes exteriores.
2- Nos hemos extraviado en alguna parte y queremos recuperar nuestro camino, el sentido de nuestra vida, motivo por el que estamos en la Tierra. Es el aspecto espiritual de la salud lo que, desgraciadamente, rara vez se aborda. Y, sin embargo, es fundamental.’

A ver si mi próxima fiebre es por la noche y bailando con un John Travolta…
Salud y Buenos Alimentos
Yo Isasi
www.nutricionencasa.com

Hace un tiempo era una 'adicta' al pan alemán pero era casi imposible encontrar un pan alemán ecológico hecho con levadura madre y  sal marina. Hace unos años encontré uno de la marca Davert hecho a base de granos de centeno y sal marina, pero donde vivo … [Leer más...]

Seguimos de celebraciones y después de once días del cumple de mi hija, llegó el mío. Mi hermana insistió en celebrarlo y me convenció para que me pusiera de nuevo con 'las manos en la masa'. Entonces me acordé que cuando era pequeña en los cumpleaños de mis … [Leer más...]

Hace unos días hice masa de pizza de espelta integral para mi sobrina. Al día siguiente se me ocurrió, que con lo que sobraba de la masa, podía hacer unas empanadillas para las meriendas de mi hermana. Como veis, he vuelto a casa por Navidad. En fin, muy … [Leer más...]

Otra receta más donde he modificado los ingredientes industriales por los naturales y nutritivos. Es super sencilla de hacer y además mucho más nutritiva que las galletas industriales y algunas ecológicas. Como siempre digo, leed las etiquetas porque te puedes … [Leer más...]

He decidido hacer este post para agradecer a la gente que está trabajando conmigo, a la gente que se está preocupando por su Salud, a la gente que está confiando en que juntos podemos mejorar, a la gente que con su dedicación y esfuerzo está sanando. He hecho … [Leer más...]


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog